Home / Actualidad flamenca  / Adiós al Príncipe Gitano, Enrique Castellón Vargas

Adiós al Príncipe Gitano, Enrique Castellón Vargas

El actor, cantante y bailaor valenciano Enrique Castellón Vargas, conocido popularmente como El Príncipe Gitano, ha fallecido a los 88 años de edad a causa del COVID-19.

En 1932 en el seno de una familia gitana dedicada a la venta ambulante y a los tratos de ganado nació Enrique Castellón Vargas (Ruzafa, Valencia), conocido como El Príncipe Gitano. Con ellos se recorrió medio país y en las pausas canturreaba flamenco. Terminó alejándose de los talentos familiares para triunfar en el mundo del espectáculo e inició su carrera artística en Madrid a los 14 años.

Compartió espectáculo en el Teatro Calderón de la capital de España con la mismísima Lola Flores y poco después creó su primer espectáculo propio, Pinceladas. El artista ha fallecido a los 88 años a causa del COVID-19, según ha informado a Europa Press su hija Lola Castellón.

El Príncipe Gitano se ha ido cuatro años después de que lo hiciera su hermana, la famosa bailaora Dolores Vargas, conocida como La Terremoto, a quien acompañó en sus primeras canciones, como Penas de la gorriona o Málaga bella. Es también primo hermano de Sabicas, y entre sus seis hermanos destaca además el guitarrista Juan José Castellón Vargas, además de La Terremoto.

 

«Compartió espectáculo en el Teatro Calderón con Lola Flores y su compañía sirvió de plataforma de despegue a figuras como Rocío Jurado, Carmen Sevilla o Manolo Escobar»

 

Enrique fue una gran figura de la canción española en los años 50 –pese a su sueño frustado de ser torero– y destacó practicando el cante flamenco, así como otros estilos como la zambra y la rumba. Su arte ha permanecido en la memoria por haber interpretado la famosa canción de Elvis Presley In the ghetto o por el tema Obí, obá, que años más tarde popularizaron con gran éxito los Gipsy Kings.

Llevó a cabo decenas de espectáculos por varios países. Su compañía sirvió además de plataforma de despegue para muchas otras figuras, como Rocío Jurado, Carmen Sevilla o Manolo Escobar. Se cuenta que en uno de esos espectáculos Escobar escuchó al Príncipe Gitano cantar porompompero y que finalmente terminó incorporando a su propio repertorio.

Su talento, su carisma y su espectacular personalidad serán inolvidables. Rubio y de ojos verdes, de pequeño acompañaba a su madre ataviado de una corra y una capa de marinero. «Señora, tiene usted un principito», le dijo a su madre alguien cuando lo vio. Así nació la leyenda de Enrique Castellón Vargas, cuya vida se ha apagado a los 88 años de edad, pese que su legado permanece muy vivo.

 

 

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X