Home / Actualidad flamenca  / El busto a Diego Rubichi, muy cerca de hacerse realidad

El busto a Diego Rubichi, muy cerca de hacerse realidad

Su cante humilde, honesto, gitano, honrado y cabal fue más que suficiente para que Diego de los Santos 'Rubichi' fuese admirado y requerido por la afición más exigente. Un acto de justicia con un cantaor que siempre defendió el legado de una fuente creadora de lo jondo.

El busto que recordará por siempre a la figura del cantaor jerezano Diego de los Santos ‘Rubichi’ está cada día más cerca de hacerse realidad. Como no podría ser de otra manera, la idea es colocarlo en el barrio que lo vio nacer en el año 1949, La Plazuela de San Miguel. Concretamente la familia pensó que el lugar apropiado era la Calle Empedrada, en pleno pulmón, justo en la puerta de la Peña La Bulería, entidad con la que Diego mantuvo una gran amistad desde que en 1977 se inaugurara esta peña que cumplió en 2017 su cuarenta aniversario de fundación. Cierto es que Diego nunca fue un cantaor mediático, ni un personaje social que alzara la voz en determinados momentos reivindicativos. Por eso es claro merecedor de este reconocimiento, puesto que su cante humilde, honesto, gitano, honrado y cabal fue más que suficiente para que Rubichi fuese admirado y requerido por la afición más exigente de la comarca, España y países como Francia o Japón. 

Si por algo fue conocido este gitano que murió en 2007 tras el padecimiento de una enfermedad fue por su timidez traducida en respeto por el prójimo y, sobre todo, por el compañero. «Diego nunca habló mal de nadie», gusta decir a alguno de sus amigos. Por ese motivo, su familia –sus hijos Domingo, José y Diego– organizó el sábado 6 de junio de 2015 un festival homenaje en el Teatro Villamarta de Jerez en el que participaron infinidad de artistas con el fin de recordar al bueno de Diego y con el objetivo principal de recaudar fondos para costear el busto que ahora va a colocarse. No faltó a la cita su primo Manuel Agujetas, que cerró la gala de una forma brusca por «problemas con el sonido». También estuvo otro veterano, Rancapino, los paisanos Fernando de la Morena, Luis ‘El Zambo’, Luis Moneo, Salmonete, Jesús Méndez… Asistió la por entonces cantera del baile con Gema Moneo, Carmen Herrera o Fernando Jiménez. Las guitarras de Manuel Parrilla o Antonio Higuero acudieron a la llamada de la causa. Más de tres horas de espectáculo que se saldó con el cumplimiento de las intenciones y, desde entonces, se trabajó para que la pequeña estatua de Diego pudiera permanecer en Jerez para los restos. 

Se ha demorado la cuestión más de lo previsto, bastante. Pero ya se sabe, las cosas de palacio van despacio. En estos momentos la situación es la siguiente: los técnicos del Ayuntamiento de Jerez han de determinar qué material se debe utilizar para instalar la peana que sostenga al busto de Diego realizado por la escultora Nuria Guerra, quien también dejó su firma en otros trabajos similares en Jerez como los de Don Antonio Chacón o Tío José de Paula. Es justo recordar que el recubrimiento de esa peana corre a cargo de la familia en el aspecto económico, evitando cualquier coste a las arcas municipales. De esta forma, en cuanto den la orden el asunto no se demorará más de un mes, según ha podido saber este medio. 

Con este reconocimiento se llevará a cabo un acto de justicia con un cantaor que siempre defendió el legado de una de las fuentes creadoras más importantes de lo jondo, su casa, que capitaneó su padre Tío Mingo Rubichi, y sus tíos Agujetas El Viejo y Tío Chalao. Saetero de condición, supo imprimir a la seguiriya la tragedia que este duelo necesita, interpretando con soltura las bulerías para escuchar de su tierra y levantando verdadero imperio a la malagueña desde los dolientes bajos. En su discografía rezan títulos como Rubichis, auspiciado por la Peña Los Cernícalos, o Luna de Calabozo (Audivis, 1996), y el añorado José Luis Gálvez editó en 2011 el libro+CD Aljibe Jondo, sobre la figura del cantaor. 

Foto: Archivo Peña La Bulería 

 

Comparte este artículo

Periodista. Jerez. Sé bailar por bulerías. Nada como la intimidad de la radio y el romanticismo del papel. Ahora, también en tv.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X