Home / Actualidad flamenca  / Extremadura acerca el flamenco a la categoría de Bien de Interés Cultural

Extremadura acerca el flamenco a la categoría de Bien de Interés Cultural

La Junta de Extremadura, a través de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, ha iniciado el expediente para declarar el Flamenco en Extremadura Bien de Interés Cultural (BIC).

Que Extremadura es sinónimo de flamenco es algo que queda fuera de toda duda. La tierra que vio nacer al cantaor José Salazar Molina –Porrina de Badajoz–, los fandangos de Manolo de Frenegal o la taranta de Pepe El Molinero. Casi nada. Ahora, coincidiendo con el décimo aniversario del arte jondo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, el Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha iniciado el expediente para declarar el Flamenco en Extremadura como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial.

«Extremadura forma parte de la geografía del flamenco porque este es una de sus señas de identidad, siendo además origen del propio flamenco, que en Extremadura engloba no solo las aportaciones peculiares autóctonas y creaciones individuales de los artistas extremeños que lo distinguen del resto de la geografía flamenca, sino también todo aquello que tiene en común y con lo que participa del acervo común del flamenco español», explican desde la Junta de Extremadura.

 

«El flamenco tiene asegurada su pervivencia en Extremadura porque forma parte de sus señas de identidad, estando el cante patente en fiestas, programaciones culturales y reuniones familiares aportando al flamenco, además, creadores y dos estilos autóctonos»

 

Entre los motivos que han llevado a esta decisión destacan que «la región ha sabido cuidar y conservar los estilos autóctonos, los jaleos y los tangos, destaca el DOE, señalando que el embrión flamenco extremeño surge, fundamentalmente, en los asentamientos gitanos, siendo ferias de gran concurrencia y protagonismo gitano como las de Fregenal de la Sierra, Mérida o Zafra focos principales», continúa el comunicado del ejecutivo extremeño.

Para finalizar, se afirma que «el flamenco tiene asegurada su pervivencia en Extremadura porque forma parte de sus señas de identidad, estando el cante patente en fiestas, programaciones culturales y reuniones familiares aportando al flamenco, además, creadores y dos estilos autóctonos, lo que sobradamente justifica la consideración del “Flamenco en Extremadura” como BIC».

Sin lugar a dudas se trata de una decisión tan importante como acertada y que sitúa a Extremadura como una de las zonas más importantes de la geografía flamenca en España y el mundo a través de la gran afición que se refleja en sus festivales, peñas y certámenes.

 

Bienes de Interés Cultural en Andalucía

Si nos acercamos a una comunidad vecina, Andalucía, donde el flamenco también goza de gran popularidad y que se considera la cuna de este noble arte, podemos apreciar como el arte jondo también tiene un lugar destacado en los Bienes de Interés Cultural. En ellos destaca de forma especial el fandango de Huelva, primer palo flamenco declarado como BIC en 2020.   

En total son seis los Bienes de Interés Cultural galardonados en Andalucía hasta la fecha:

  1. Los registros sonoros de La Niña de los Peines, 1999
  2. La Fiesta de Verdiales, 2010 
  3. La Escuela Sevillana de Baile, 2011
  4. La Escuela Bolera de Baile, 2012
  5. Zambomba de Jerez y Arcos de la Frontera, 2015
  6. Fandango, 2020

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X