Home / Actualidad flamenca  / Flamenco en el Festival Internacional de Danza de Itálica

Flamenco en el Festival Internacional de Danza de Itálica

El espectáculo flamenco ‘La muerte de un minotauro’, dirigido e interpretado por Rubén Olmo –director del Ballet Nacional de España–, es uno de los platos fuertes del Festival de Danza de Itálica.

La edición de 2019 del Festival Internacional de Danza de Itálica arranca con seis compañías nacionales, cuatro extranjeras, tres de infantil y calle, veintiocho espectáculos, cuatro estrenos absolutos y tres producciones propias. Muchas novedades en un evento organizado por la Diputación de Sevilla, institución que financia el festival con más de quinientos mil euros de presupuesto.

Entre el 24 de junio y el 20 de julio, en un aumento de fechas que constituye la primera novedad del Festival, sus dos sedes, el Teatro Romano del Conjunto Arqueológico de Itálica –¡Pozo Dragón en Juego de Tronos!– y el Claustro de Los Muertos del Monasterio de San Isidoro del Campo, ambas en la localidad sevillana de Santiponce, acogerán las producciones escénicas de una decena de compañías.

 

La danza flamenca de Rubén Olmo

El plato principal se sirve con un toque flamenco. El que aporta Rubén Olmo –Premio Nacional de Danza y flamante director del Ballet Nacional de España– con su espectáculo La muerte de un minotauro. Es el montaje que da el pistoletazo de salida a la programación del Teatro Romano dentro del citado festival. Se representa los días 25 y 26 de junio de 2019.

Rubén Olmo rinde homenaje –desde un lado muy personal– a Salvador Távora tras inspirarse en su obra Picasso andaluz o la muerte de un minotauro. Olmo –que interpreta al minotauro– muestra «una escenografía cubista, elegante y sugerente que dejará todo el protagonismo al imponente decorado natural que constituye el Teatro Romano y a la figura principal de la obra», según explica la organización.

«El Minotauro que yo interpreto no es el monstruo devorador de doncellas. Es un personaje diferente que la sociedad no acepta y por eso lo encierra para que nadie lo vea, pero no se come a ninguna de las víctimas que se pierden en el laberinto», explica Rubén Olmo en el evento de presentación del espectáculo.

 

Nueve escenas con presencia flamenca

El coreógrafo estará acompañado en las nueve escenas que componen dicho espectáculo por un bailaor y una bailarina clásica, destacando las figuras de Teseo y Ariadna, interpretadas por Eduardo Leal y Diana Noriega, respectivamente. Como no podía ser de otra forma, el flamenco tiene una fuerte presencia en la música de la actuación.

La dirección musical corre a cargo de Manuel Bustos y cuenta con la guitarra de Pau Vallet –sustituyendo al anunciado Dani de Morón–, el piano de Alejandro Cruz Benavides, la percusión de Agustín Diassera y David Rodríguez Chupete. Tampoco faltan la Orquesta Bética de Cámara, el coro de Cámara Lux Aeterna y algunos componentes de la Banda de Cornetas y Tambores el Santísimos Cristo de las Tres Caídas, que tocarán una marcha, en la última pieza.

 

Foto: Prensa Festival Itálica

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X