Home / Actualidad flamenca  / Flamenco en las Medallas de Oro de las Bellas Artes

Flamenco en las Medallas de Oro de las Bellas Artes

Cinco artistas y peñas recogen las Medallas de Oro de las Bellas Artes en sus ediciones de 2018 y 2019. Manuela Carrasco, María Vargas, El Pele, Pepe Habichuela, Serranito y las peñas La Platería y El Taranto son las homenajeadas.

Ni una, ni dos, ni tres, sino cinco. Esas fueron las Medallas de Oro de las Bellas Artes que se llevó el arte jondo en la ceremonia de entrega de las mismas. Manuela Carrasco, María Vargas, El Pele, Pepe Habichuela, Serranito y las peñas La Platería y El Taranto fueron las homenajeadas.

Nuestro compañero Manuel Bohórquez habla sobre esto en su columna La Tostá de El Correo de Andalucía. En Expoflamenco ya hablamos hace más de un año sobre estas medallas. Y es que la pandemia causada por la Covid-19, así como los diferentes procesos electorales que ha sufrido España en este tiempo, han retrasado dos años la entrega de las medallas de Oro de las Bellas Artes de 2018 y 2019. Galardones concedidos por el Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Cultura y Deportes, José Guirao en aquellos tiempos.

Lo cierto es que más vale tarde que nunca. O eso dicen. Siempre es de alabar que el flamenco se introduzca de esta forma en unos reconocimientos tan prestigiosos. Las medallas sirven para reconocer la fabulosa carrera artística de estos grandes del toque, cante y baile. Que por otro lado, están todos en activo. Además, se colaron dos de las peñas más importantes del país, la granadina La Platería y la almeriense El Taranto.

Nunca se habían concentrado tantos flamencos en la ceremonia de estas medallas, aunque tenga truco por ser la de dos ediciones consecutivas. Otras figuras como el panameño Rubén Blades, la fabulosa Martirio o Penélope Cruz, una de nuestras actrices más internacionales, entre otros, también fueron premiados.

 

«Lo cierto es que más vale tarde que nunca. O eso dicen. Siempre es de alabar que el flamenco se introduzca de esta forma en unos reconocimientos tan prestigiosos»

 

En 2018, Guirao distinguió a Manuela Carrasco y Pepe Habichuela. Ya para 2019 las medallas fueron a parar a manos de Víctor Monge Serranito, Manuel Moreno Maya, El PeleMaría Vargas y las peñas flamencas La Platería y El Taranto. Se suman así a otros flamencos reconocidos en anteriores ediciones como Antonio Mairena, Antonio Gades, Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Enrique Morente o Manolo Sanlúcar, entre otros.

En la edición de 2020, la última hasta la fecha, fueron premiados el bailaor trianero Antonio Canales y la bailaora gaditana Sara Baras. «De verdad, no me lo creía, pero cuando te conceden un reconocimiento así, y más en el momento tan delicado en el que estamos los artistas y el mundo de la cultura, es como un recordatorio de que hay que seguir luchando con ganas. Al menos, yo me lo he tomado así», recordaba Baras al enterarse de la noticia.

Estas Medallas de Oro de las Bellas Artes son la más alta distinción cultural que concede el Gobierno de España a aquellas personas o instituciones con una trayectoria destacada en los campos literario, dramático, musical, coreográfico, de interpretación, cinematográfico o gastronómico.

 

 

Biografía de los premiados

El propio Ministerio de Cultura y Deportes publicó estas biografías sobre los premiados:

José Antonio Carmona, Pepe Habichuela

Granada, 1944. Pertenece a la dinastía de los Habichuela. Es uno de los últimos representantes del flamenco que se fraguó en los años sesenta y setenta y que se considera una época dorada. Ha compartido escenario con Sabicas, Enrique Morente, Paco de Lucía o Camarón.

Todavía en activo, acompaña a Miguel Poveda, Rocío Márquez, Estrella Morente o Arcángel, entre otros. En 1975, su homenaje al cantaor Antonio Chacón grabado junto a Enrique Morente ganó el Premio Nacional de Discografía.

La saga de los Habichuela, iniciada por su abuelo Habichuela El Viejo, alcanzó su cima guitarrista con su hermano Juan, fallecido en 2016, y con el mismo Pepe. Los hijos de Juan y de Pepe son miembros de uno de los grandes grupos del panorama musical español en las últimas décadas: Ketama.

Manuela Carrasco

Sevilla, 1958. Nacida en una familia de artistas, es hija del bailaor José Carrasco El Sordo, y por parte de madre pertenece a la saga de los Camborios. Manuela es una bailaora autodidacta, habituada al compás por bulerías desde su infancia. A pesar de que sus padres no querían que se dedicase al baile, debutó a los once años en el tablao La Cochera de Sevilla, ya desaparecido. Dos años más tarde participó en la gira europea del bailaor Curro Vélez. Luego empezó a bailar como solista en el tablao madrileño Los Canasteros, donde destacó por su porte y su baile, por la incorporación de nuevas formas a la tradición gitana, alcanzando una gran expresividad que entusiasmó al público. En 1973 participa en el festival de Puebla de Cazalla, donde obtuvo un gran éxito.

Obtuvo el Premio Nacional de Baile «Pastora Imperio» en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 1974 y recibió el Premio Internacional de Baile en San Remo (Italia) en 1975. Manuela Carrasco tiene su propia compañía.

Víctor Monge Serrano, Serranito

Madrid, 1942. Guitarrista y compositor flamenco. Figura más importante de la guitarra en los años setenta, junto a Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar. Comenzó a tocar la guitarra a los ocho años, y poco después se incorporó al trío Los Serranos. Recibió lecciones de Narciso Yepes, al que conoció a los veintiún años. Ha girado por la India, Israel, Siria, Irán, Irak, El Líbano, Libia, Italia, Reino Unido, Turquía, Bulgaria, Hungría, Rumanía, Polonia, Dinamarca, Finlandia, Alemania y Centroamérica. Ha publicado una veintena de discos. Su concierto para guitarra y orquesta Andaluz sinfónico se estrenó en el Teatro Real de Madrid. Ha recibido el Premio Nacional de Guitarra Ramón Montoya y el Premio de la Cátedra de Flamencología.

María Vargas Fernández

Sanlúcar de Barrameda, 1947. Cantaora flamenca. Descendiente de una familia de cantaores, llamó la atención de los aficionados al participar a los doce años en un homenaje de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces y ganar el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. Debutó en el tablao madrileño Los Canasteros, de Manolo Caracol. Ha girado acompañada por Manolo Sanlúcar o Paco de Lucía, Paco Cepero o Manuel Morao, entre otros. Ha recibido el Premio Nacional de Flamenco de Jerez de la Frontera 1998 y el premio Leyenda del Flamenco.

Manuel Moreno Maya, El Pele

Córdoba, 1954. Cantaor. Para sacar adelante a su familia, comenzó a cantar por las calles, tablaos y ferias de su ciudad. A los quince años ganó el primer premio del concurso de cante Cayetano Muriel y al año siguiente el Melón de Oro en Montalbán de Córdoba. También ha ganado dos primeros premios del Concurso Nacional de Arte Flamenco y el premio Pastora Pavón. Ha formado pareja artística con el guitarrista Vicente Amigo y ha actuado con Manuel Silveria, Miguel Angel Cortés o Juan Habichuela. También ha compartido escenario con músicos ajenos al flamenco como David Bowie o Prince. Ha publicado diez discos de estudio.

Peña Flamenca El Taranto de Almería

Se fundó en 1963 a raíz de un concurso de cante flamenco que organizaba Radio Almería. Tienen la sede en Los aljibes árabes de Jairán, del siglo XI, un lugar único para escuchar música en vivo. En 1972 El Taranto organizó una Semana de Divulgación del Cante Jondo, que se sigue celebrando desde entonces. Participó en la organización del IX Congreso Nacional de Actividades Flamencas, en el curso del cual se creó la Institución Social para la Tercera Edad de los Artistas Flamencos (ITEAF). Durante más de 20 años han organizado en el Colegio Mayor San Juan Evangelista de Madrid su Festival Flamenco por Tarantos. En el de 1992, Camarón de la Isla ofreció el último recital de su vida.

Peña Flamenca La Platería de Granada

Fundada en 1949, es la peña flamenca más antigua de España y, por tanto, del mundo. Su germen se encuentra en las tertulias que se mantenían en la taberna del cantaor Antonio Barrios ‘el Polinario’, de la que eran asiduos, entre otros, Manuel de Falla, Federico García Lorca o Ignacio Zuloaga, y donde se organizó, en 1922, el Primer Concurso de Cante Jondo. En 1949 se constituye oficialmente la Peña, que tomó su nombre del taller en el que inicialmente se reunían los contertulios, entre los que desde el principio había mujeres. Desde su fundación ha participado en la creación de numerosos certámenes y ha apoyado a particulares o a asociaciones dedicadas al flamenco.

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X