Home / Actualidad flamenca  / Flamenco en ‘Tierra de Talento’

Flamenco en ‘Tierra de Talento’

El concurso de televisión de Canal Sur conocido como Tierra de Talento es una mina de jóvenes promesas del arte flamenco.

En otoño de 2019 arrancaba un potente concurso en la televisión pública andaluza. Canal Sur TV estrenaba Tierra de talento, un formato en el que los participantes debían mostrar sus dotes artísticas. Y claro, una vez más el flamenco ha hecho acto de presencia. El concurso, que puede seguirse por el canal internacional de Canal Sur TV, Andalucía TV, está llevando a cabo su segunda edición, estrenada en la primavera de 2020, y ha dejado auténticas maravillas flamencas para el recuerdo.

El presentador sevillano Manu Sánchez es el encargado de dirigir el programa con la ayuda de la cantante María Villalón en camerinos. Además, el barítono malagueño Carlos Álvarez, la cantante cordobesa India Martínez, el cantaor jerezano José Mercé y el violinista malagueño Jesús Reina forman el jurado del concurso. Los concursantes luchan por alzarse con el gran premio final, dos becas de estudios en su materia valoradas en diez mil euros, uno en la categoría infantil y otro en la de adultos, que otorga la Fundación Cajasol.

En su primera edición sorprendió el talento de Luis Ortega, que acumuló el aplauso del público y los piropos del jurado pase tras pase hasta plantarse en la gran final. Con tan solo trece años, dio muestras de una madurez artística colosal. «Parece que se ha tragado un flamenco antiguo», llegó a decir José Mercé en una de las galas. El artista, natural de La Algaba (Sevilla), ganó la quinta gala con unas alegrías, pasó a semifinales con unos tangos y llegó a la final gracias a una excelsas bulerías. Sin embargo, en la final abandonó el flamenco para interpretar el tema Hoy, de Gloria Estefan, y le costó la eliminación.

 

 

Por otro lado, la jerezana de treinta y seis años Ana Crismán –entrevistada recientemente en ExpoFlamenco– tiene el honor de ser la única arpista flamenca del mundo. Lleva más de trece años dedicándose a la enseñanza y dio el paso al concurso, donde llegó a la final gracias a la ayuda de su inseparable instrumento. En una de las actuaciones, José Mercé no pudo resistirse y le acompañó al cante con una soleá por bulería. «Yo soy duro de cantar, pero me ha llegado al alma. Me hubiera llevado toda la noche cantándole», explicó el artista.

«Estando de vacaciones en el extranjero, andando por la calle vi un hombre tocando el arpa. Eso fue hace tres años. Desde entonces, mi vida ha cambiado completamente, me compré un arpa y para ello me gasté todo lo que tenía ahorrado sin ni siquiera saber cómo iba a sonar aquello», reconoce Crismán en declaraciones recogidas por el Diario de Jerez. Su idea desde el principio fue «tocar flamenco con el arpa, me parecía un instrumento flamenco y pensé que podía sonar bonito. Yo nunca había tocado flamenco aunque era aficionada siendo de Jerez».

 

 

Ya en la segunda edición destacan los casos de varias promesas. Como José Carlos Esteban-Hanza con su piano flamenco. El artista, de quince años y estudiante de tercero de ESO en el IES Nicolás Salmerón de Almería, es un apasionado del flamenco y del piano, y ya ha dado muestras de lo que puede hacer. José Carlos, además, es familia de los Tomates de Almería. Desde su bisabuelo, Miguel el Tomate, pasando por su tío abuelo el Niño Miguel –una leyenda– o su tío José Fernández Torres Tomatito, «el más grande hasta hoy», confiesa el artista.

 

 

Con tan solo siete añitos, Victoria Amador ha dejado boquiabierto al jurado con un excelso taconeo. Quiere ser profesora por la mañana y bailaora por la tarde, y la antequerana demuestra que tiene mucho flamenco que mostrar. «Tiene una viejita dentro» dijo India Martínez en el concurso.

 

 

Tres jóvenes andaluces de Granada y Sevilla han impresionado gracias a sus dotes como percusionistas flamencos. El propio José Mercé se emocionó al escuchar en la percusión de estos tres chicos –Vanguard Percussion– los sonidos de la guitarra de Moraíto Chico.

 

 

Finalmente, con once años, Antonio de Isabel ha llegado al concurso desde la localidad granadina de Peligros para cantar flamenco de antes, de siempre. Desde los cuatros años canta, con espejos donde mirarse como Camarón, Rancapino o el propio José Mercé. Su estreno en el programa fue gracias a una bulerías que quitaron el sentío.

 

 

Imagen superior: Luis Ortega (vídeo Canal Sur TV)

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X