Home / Actualidad flamenca  / La Asociación de Artistas Flamencos critica las bases del Consejo Nacional del Flamenco

La Asociación de Artistas Flamencos critica las bases del Consejo Nacional del Flamenco

La Asociación de Artistas Flamencos comparte el interés de las instituciones por conseguir el reconocimiento del flamenco y sus profesionales, pero difiere en múltiples puntos de las bases planteadas en los estatutos del Consejo Nacional del Flamenco.

La Asociación de Artistas Flamencos, constituida en 2008 con la intención de unir esfuerzos para dignificar el sector profesional flamenco, ha enviado a los medios un comunicado con sus impresiones sobre el recién creado Consejo Nacional de Flamenco (CNF). Un comunicado al que se suscriben diferentes asociaciones, sindicatos y colectivos del sector.

 

En este escrito, la AAF asegura compartir el interés de las instituciones por conseguir el reconocimiento del flamenco y sus profesionales al mismo nivel que otros sectores de la industria cultural. Sin embargo, difiere en múltiples puntos de las bases planteadas en los estatutos del Consejo Nacional del Flamenco. Reproducimos a continuación el comunicado en su totalidad:

 

«Es necesario partir del reconocimiento de la labor de todas las entidades que conforman el tejido del flamenco, desde las instituciones a los medios de comunicación, sin olvidar a quienes corresponde la defensa de sus legítimos intereses tanto en el ámbito empresarial como en el de representación de las trabajadoras y trabajadores del flamenco, al igual que ocurre en otros sectores productivos de la cultura. Es por esto que:

 

Consideramos contraproducente e incluso peligroso el objetivo de CNF de reunir a la totalidad de dichas entidades, y que además se plantee representarlas, como único interlocutor válido ante las instituciones, haciéndola extensiva a multitud de ámbitos que incluyen la gestión, la representación, organización, promoción, docencia y difusión del flamenco hasta incluso la participación en “los sistemas de gestión pública de los mercados culturales, de arte y de otros ámbitos económicos y productivos…”. No se plantea como un foro sectorial en el que todas las voces representativas del sector puedan estar representadas, como lo fueron la Mesa sectorial de las 52 medidas para la Covid, o los Observatorios Sectoriales que están legalmente previstos en la legislación sobre diálogo social.

 

 

«La AAF desea mantener la diversidad cultural, ideológica, formal y conceptual como una de las bases del flamenco, evitando el dogmatismo y los códigos unitarios y absolutos»

 

 

Esto supone, al fin y al cabo, establecer un criterio único a la hora de calificar a artistas y creadores, actuaciones, producciones, etc. Preferimos propuestas diversas, plurales e inclusivas, huyendo de otros planteamientos que puedan generar situaciones de exclusión, invisibilización… mermando las posibilidades de desarrollo artístico y laboral de creadores y artistas.

 

Consideramos contraproducente e incluso peligroso el objetivo de CNF de instaurar un código que reglamente las relaciones entre los agentes del flamenco, basado en la “defensa de los intereses de la Asociación [CNF]”, algo que podrá imponer a sus asociados, pero no al resto del sector, quizás confundiendo la parte por el todo, sin hacer mención al marco legal que reglamenta las relaciones laborales, mercantiles, jurídicas, etc.

 

Este último punto nos preocupa especialmente, por lo que proponemos:

 

  • Fortalecer un tejido asociativo plural y diverso, de entidades representativas, tanto de trabajadoras y trabajadores, como de empresas del sector, del que CNF también forme parte, en igualdad de condiciones.
  • Normalizar en el flamenco valores democráticos fundamentales, como un diálogo social estructurado y constructivo basado en la comunicación fluida y el respeto a esta pluralidad de entidades representativas, desde la buena voluntad y el espíritu de cooperación.
  • Mantener la diversidad cultural, ideológica, formal y conceptual como una de las bases del flamenco, evitando el dogmatismo y los códigos unitarios y absolutos. Recordar que precisamente en esta diversidad se ha fundamentado siempre su riqueza, su prosperidad material y cultural, basada en el respeto e intercambio entre todos los agentes que lo conforman».

 

Imagen superior: FJ Crespo

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X