Home / Actualidad flamenca  / La vanguardia flamenca llega a Torrox con las residencias artísticas In-Progress

La vanguardia flamenca llega a Torrox con las residencias artísticas In-Progress

Rocío Márquez, Sergio de Lope, Ángel Rojas, María Terremoto, Ana Morales, Antonio Lizana & Eduardo Guerrero, Lucía la Piñona y Olga Pericet, entre otros, participarán en los laboratorios de creación In-Progress.


Durante 2022 la localidad malagueña de Torrox será punto de encuentro creativo de artistas de reconocido prestigio internacional y nuevos valores del flamenco de distintas expresiones escénicas y distintas generaciones gracias al pionero programa de residencias de creación In-Progress, presentado el 10 de febrero por el alcalde de Torrox, Óscar Medina España; el concejal de Fiestas y Tradiciones Populares, Salvador Escudero; y el director artístico del proyecto y de Flamenco Festival, Miguel Marín. Junto a ellos, algunos de los artistas que darán forma a estos laboratorios: Olga Pericet, Ángel Rojas, Ana Morales, Lucía Álvarez La Piñona, Sergio de Lope, Antonio Lizana y la Compañía Musa.

 

Impulsada por Flamenco Festival –la mayor plataforma internacional para el flamenco con festivales estables en Nueva York, Londres y Miami– a través de la Fundación Concienciarte y junto al Ayuntamiento de Torrox con la colaboración del Ministerio de Cultura y Deporte, la iniciativa busca ampliar los horizontes creativos en el flamenco y propiciar un espacio para la indagación, la experimentación y la reflexión sobre temas de relevancia social, así como ofrecer las condiciones técnicas idóneas y la asesoría necesaria para que dichos proyectos puedan desarrollarse, entendiendo el arte como una herramienta de transformación individual y colectiva y de permanente diálogo entre diversas disciplinas y distintas tradiciones culturales.

 

«In-Progress supone un salto cualitativo para que la ciudad de Torrox no sea solo un referente en turismo y agroindustria, sino también en arte. Un arte que es cien por cien español y cada vez más demandado en el mundo. Hay que tender al valor añadido y a la creatividad y esta residencia de artistas va justo en esa línea”, ha incidido el alcalde de la localidad, Óscar Medina España, muy satisfecho de esta nueva alianza con el flamenco como “patrimonio cultural inmaterial” y con “un proyecto pionero en España de la mano de Miguel Marín y de Flamenco Festival”.

 

La primera fase de las residencias arrancó el 30 de enero y se desarrollará hasta el 5 de junio, teniendo en el espacio teatral un pilar importante, ya que cada espectáculo podrá testar y poner a punto la escenografía, la iluminación o el sonido con la dotación técnica necesaria y el asesoramiento del personal de Flamenco Festival y del Villa de Torrox. El privilegiado enclave natural en el que se desarrollan estos laboratorios –que incluyen un acompañamiento artístico y de producción y una asignación económica para cubrir la manutención de las compañías– permite abrir un paréntesis para crear sin presiones ni interferencias y poner el foco en los procesos. “El concepto no es solo ofrecer un espacio de ensayo, sino también un espacio de retiro. Por eso Torrox y por eso el concepto de irse a una casa rural en la que poder compartir, en la que el artista pueda crear en un contexto amable y retirado de la dinámica de la ciudad”, ha explicado su director artístico, Miguel Marín.

 

 

«Propiciar espacios para la experimentación, fomentar la eclosión de polos creativos fuera de las grandes ciudades y trasladar al público la vivencia de los artistas mediante actividades inmersivas son tres de las señas de identidad del pionero programa In-Progress»

 

 

Presentación de In-Progress, Torrox. Foto: Miriam Duarte

 

 

Los doce proyectos de In-Progress: danzas y músicas  

La primera fase de estos procesos creativos trae consigo un intenso calendario de preestrenos y creaciones en proceso abiertas al público. Se inicia con El Avance de La Leona (19 de febrero), de la bailaora Olga Pericet, pocos días después en el Festival de Jerez. Un proyecto desarrollado en tres años y en cuatro fases distintas que bien podrían considerarse los capítulos de una obra global: “Como partes de una partitura o como movimientos de una sonata, un tipo de obra fundamental dentro de la creación musical para guitarra y muy ligado a  la danza por sus populares movimientos dancísticos, conocidos como minuetos”. Una propuesta que habla de la reivindicación insumisa y contestataria de lo femenino, de la recreación estética o de la humanidad sonora.

 

La siguiente cita de In-Progress nos lleva hasta la multidisciplinar Compañía Musa y su Rosa Mutábile (26 de febrero), que inicia su andadura con una reflexión alrededor de la transformación y la impermanencia y la idea de la no existencia del nacimiento o de la muerte. Para ello parten de un guion propio inspirado en el poema sobre la Rosa Mutabile del universal Federico García Lorca. Con coreografía de José Maldonado y dirección y dramaturgia de Carmen Fernández, no es una obra de teatro musical ni una ópera, pero pretende aprehender elementos de estas disciplinas artísticas. Rosa Mutábile se estrenará dos días después en el Festival de Jerez.

 

Y del lenguaje lorquiano de las flores a las Ellas del galardonado flautista y saxofonista Sergio de Lope en un simbólico mes de marzo (5 de marzo). En un diálogo entre tres tradiciones (árabe, judía y cristiana) y acompañado de tres privilegiadas voces –las de la jienense Ángeles Toledano, la israelí Mor Karbasi y la marroquí Abir el Abed– el cordobés apela a la convivencia intercultural y la riqueza de la diversidad y conjura a la piel del alma, a la música y el amor como mensaje de unión.

 

Del encuentro nace también, y con vocación de obra magna, el Tercer Cielo de Rocío Márquez & Bronquio (22 de mayo). Tercer Cielo recoge la excelencia y el talento flamenco de la onubense Rocío Márquez y los sonidos urbanos y electrónicos del jerezano Bronquio. Con letras de poetas contemporáneas como Carmen Camacho y Macky Chuca, ambos artistas configuran un puzzle para cantarle a los desafíos de la humanidad y acercar el flamenco a nuevos públicos. Como aliadas y soporte creativo en la escenografía, las nuevas tecnologías.

 

 

 

 

La innovación, nuevos lenguajes, nuevas texturas… Ese es el campo en el que nos moverán en paralelo Antonio Lizana y Eduardo Guerrero en Sinfonía del Cuerpo (28 de mayo). Solos, con el sonido del saxo y su danza, ahondan en la tradición más arraigada del flamenco aportando nuevas texturas musicales. El objetivo es establecer diálogos y nuevos lenguajes sin líneas argumentales ni progresiones lineales. Profundizar en la relación con el espacio para así crear diferentes puntos de vista que involucren a una audiencia activa en la pieza con el entorno, la música y el baile.

 

Peculiar de la Cía. Ana Morales (5 de junio) es un espectáculo en creación para tres bailaores y cuatro músicos que evoca lo diferente, lo especial, lo único o raro. Nos adentrará en un mundo artístico en el que dialogan distintas personalidades para configurar un Cuadro Flamenco desde una visión abstracta de este arte. Un viaje con un sinfín de posibilidades abiertas para recorrer el mundo de la danza, la música y el flamenco apoyado en una videodanza con la voz pelada, cruda y viva de Mala Rodríguez; la creación musical de Miguel Marín Árbol y la danza de Ana Morales o Antonio Molina El Choro como ritual visual, ser natural y libertad. 

 

Y así llegamos hasta la segunda mitad del año, durante la que se sucederán seis propuestas y residencias artísticas más. En esta segunda fase, el espacio de convivencia entre artistas consagrados y nuevos creadores y artistas emergentes propiciado por In-Progress estará muy presente con las primeras producciones de Sara Jiménez, Gabriel Matías y Daniel Ramos.

 

Los Adioses de Sara Jiménez, presente en el Festival de Jerez de 2022, nos conectarán con lo divino y con su relación con lo humano. Entre el hombre y la realidad que lo rodea, entre el orden y el caos, el monstruo y el héroe, lo divino y lo sagrado. Una fantasía escénica y dancística contada a través de la metamorfosis de los intérpretes para ofrecer una pieza en diálogo interdisciplinar. Bailarines que cantan y cantantes que bailan y recitan, instrumentos que suenan o que hacen de atrezzo, reflexiones de luz que dejan entrever momentos que hacen brillar las escenas o de misteriosa poesía.

 

De la poética flamenca y un nuevo relato surge Insaciable, un proceso de catarsis artística y personal en el que Lucía la Piñona, en plena efervescencia creativa, emprende un camino de reafirmación. Explora aquí su cuerpo para activar el motor y abrir la válvula de las emociones. Las influencias de la bailaora transitan por la periferia, interesándose por lo marginal, por lo independiente, por la contracultura, hurgando en la modernidad que encuentra en lo antiguo.

 

Ese mismo camino de introspección personal es el que transita el bailaor brasileño Gabriel Matías en Claroscuro, que utiliza en su propuesta el lenguaje del baile flamenco para reflexionar sobre el concepto homónimo presente en el ámbito de la pintura barroca. El término alude al contraste entre las sombras y la luz. Trasladado, en clave flamenca, al baile y a la música, esta pieza resalta las luces y las sombras del ser humano: el contraste de la vida misma.

 

En oposición al cuerpo, pero avanzando a su favor, se construye ConTRAcuerpo, el primer proyecto en solitario de Daniel Ramos. ¿Cómo enfrentarnos a las etiquetas que nos han ido imponiendo a lo largo de nuestra vida? ¿Cómo podemos crear nuestra propia marca personal, si llevamos años escuchando lo que se supone que somos y deberíamos ser? Daniel Ramos lo tiene claro, buscando esa contradicción y caminando a contracorriente de lo que parecía ser su sino, el flamenco.

 

Por su parte, Ángel Rojas decide explorar el flamenco y el cante  en su estado más primitivo con el fin de llegar a descubrir tras un depurado proceso de investigación un nuevo lugar para el cante flamenco como herramienta de comunicación artística. El Rey es el segundo capítulo de la trilogía Geografía Flamenca del Pensamiento. 12 cantaores y una guitarra ponen rumbo a lo desconocido en un camino por recorrer con la voz como elemento principal dentro del flamenco.

 

Y para cerrar –y como parte de esa comunión de ida y vuelta entre estilos, culturas y distintas generaciones de artistas presente en todo In-Progress– el Flamenco Meets Jazz de María Terremoto & Tim Ries, concebido para seguir derribando barreras y fronteras musicales. Hija y nieta de Terremotos, receptora de la esencia flamenca del barrio jerezano de Santiago, María Terremoto hace de los fandangos un regalo de los dioses, entregando su vida al cante y expresando lo que siente desde este arte. Tim Ries, uno de los más reputados músicos de la actualidad, es saxofonista, compositor, arreglista y productor. Ha tocado junto a algunos de los grupos y músicos más consagrados como The Rolling Stones, Stevie Wonder, Paul Simon, Michael Jackson o Rod Stewart.

 

 

Presentación de In-Progress, Torrox. Foto: Miriam Duarte

 

 


El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X