Home / Actualidad flamenca  / Nace una comisión para impulsar la figura de Parrilla de Jerez

Nace una comisión para impulsar la figura de Parrilla de Jerez

«Se nos ha ido uno de los pilares que sostenían la guitarra de Jerez», dijo Moraíto a Diario de Jerez el día en el que falleció Manuel, tras una larga enfermedad.

La nueva Comisión Pro Parrilla de Jerez, compuesta por Ana Fernández –hija de Manuel–, Rafael Lorente, Ana María López y Juan Garrido, ha enviado un comunicado a los medios para dar a conocer esta iniciativa.   

 

El movimiento nace del interés por la figura de Manuel Fernández Molina Parrilla de Jerez, guitarrista de incuestionable valía artística que falleció en junio de 2009 a los 63 años. Desde entonces, se han puesto sobre la mesa varias iniciativas para honrar su memoria, destacando la del monumento obra de Fernando Aguado, todas desde un origen generoso y plausible pero que finalmente no se han hecho realidad. Ahora, y esperando la adhesión de las instituciones flamencas, artistas y aficionados, esta comisión inicia un camino con el objetivo de que el nombre de este maestro de la guitarra quede perpetuado para siempre en un calle, plaza o avenida de la ciudad que lo vio nacer en 1945, en la calle Campana.

Lo primero que los cuatro miembros de la Comisión desean hacer es mantener una reunión con la Delegación Municipal de Dinamización Cultural para exponer sus inquietudes y conocer el proceso que han de cumplir para conseguir lo que buscan. Lógicamente, nada será posible sin el apoyo popular, artístico e institucional.

 

«La idea es echar a andar ilusiones y ganas para, a partir del diálogo, retomar proyectos e intenciones para que por fin Manuel Fernández Molina sea recordado por siempre en Jerez»

 

 

Consideran que Parrilla de Jerez sobrepasa sin duda la excelencia artística en su toque, con una trayectoria de casi 50 años desde que comenzara a tocar la guitarra con doce años. Pertenece a una familia de amplia tradición artística, como su padre Tío Parrilla, su abuelo Juanichi el Manijero o una larga lista de cantaores locales con el apellido Fernández, como Terremoto, Borrico o Sernita. Por parte materna, los Molina, emparentados con Manuel Torre o Manuel Molina. Hermano de Juan, también guitarrista, y Ana, una bailaora sin igual. Ha acompañado a los más importantes cantaores de su tiempo, como La Paquera de Jerez, dúo histórico, Antonio Mairena, Manuel Agujetas, Enrique Morente, Curro Malena, Diego Rubichi y tantos otros. Ha dejado escuela con su sobrino Manuel y otros guitarristas que siguen su estela.

 

Otra de las grandes aportaciones de Manuel al mundo del flamenco, a la Cultura de Jerez o a la música en general, son sus villancicos. Además de ser alma máter de la serie Así Canta Nuestra Tierra en Navidad en la mayoría de sus números (desde 1982 a 2000), creó y compuso un corpus lírico novedoso, dotando a cada composición de una musicalidad aflamencada, recuperando repertorio en desuso e impulsando la celebración de las zambombas en calles y plazas. Ahora, hay que valorar más que nunca su papel para entender el boom actual.

 

No se le resistió la Semana Santa, pues él siempre reconoció su devoción por el Cristo de la Expiración, como le ocurría a su hermana Paquera, dejando marchas procesionales como Valle de San Telmo, Virgen de la Piedad, Esperanza Jerezana y Prendimiento de Jerez.

 

Entre sus reconocimientos, destaca el Premio Nacional de Guitarra (1973) concedido por la Cátedra de Flamencología. En 2012 se le dedicó la VIII Jornada Universitaria Flamenco y Universidad, publicando el volumen X de la serie discográfica con Misa del Gallo, 1979 y el concierto Retablo Flamenco, 1976. En 2005 recibió un multitudinario homenaje en la Plaza de Toros de Jerez con artistas de gran nivel, cuyos fondos irían destinados a cubrir las necesidades dadas por su enfermedad. El 12 de diciembre de 2014, el Teatro Villamarta acogió otro homenaje a Manuel, en forma de zambomba, que organizó la Hermandad del Cristo de la Expiración, fondos previstos para la construcción de un gran monumento cuyo boceto fue incluso presentado pero que por cuestiones económicas, por su alto coste (sus dimensiones así lo valían), quedó aparcado.

 

Ahora, insiste la Comisión Pro Parrilla de Jerez, la idea es echar a andar ilusiones y ganas para, a partir del diálogo, retomar proyectos e intenciones para que por fin Manuel Fernández Molina sea recordado por siempre en Jerez.

 

 

Paquera, Agustín El Melu y Parrilla de Jerez en el Tablao de Cádiz. Foto cedida por Antonio Barberán.

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X