Home / Actualidad flamenca  / Un diálogo sabio y pasional sobre el Festival de Jerez

Un diálogo sabio y pasional sobre el Festival de Jerez

El pasado, presente y futuro del Festival de Jerez en boca de su directora, Isamay Benavente, y un grupo de periodistas, flamencólogos y artistas con motivo de la mesa redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' en Expoflamenco Jerez Shop. Les dejamos un amplia crónica de cuanto se habló, incluido vídeo.

Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020.

Cuando nació Expoflamenco Jerez Shop la idea era que fuese un referente del mundo flamenco desde Jerez de la Frontera. Que más allá de ser una tienda donde poder comprar algún producto flamenco o recuerdo, se pudieran organizar actividades de promoción flamenca. Así se ha celebrado con éxito la mesa redonda Festival de Jerez: un cuarto de siglo con la participación de Isamay Benavente, directora del Festival, y un nutrido grupo de periodistas, flamencólogos y artistas.

Nuestro querido Manuel Bohórquez ha sido el moderador de la mesa y ha arrancado el acto haciendo un recuerdo de su trayectoria en el festival y de sus expectativas. «Recuerdo que estuve en la primera edición del mismo, ya que peino algunas canas, y era de los que decían que no iba a terminar triunfando por las características de Jerez. Porque aquí gusta mucho el flamenco en una reunión, sentarse alrededor de una mesa o un mostrador», explicaba Bohórquez. «Sin embargo, se ha consolidado como uno de los festivales más importantes del mundo. Un evento flamenco imprescindible en todo el planeta, que atrae a muchas personas desde diferentes países. Y que tiene una programación importantísima», zanjaba el flamencólogo.

 

Pasado y presente, en boca de Isamay Benavente

A continuación tomó la palabra Isamay Benavente, directora del festival. «Este año tenemos un ciclo nuevo en los claustros de Santo Domingo. No solo inauguramos ciclo, también el espacio. Porque nos vamos a un espacio que no se había abierto para el público, como son los dormitorios altos de los claustros. El Festival tiene dos patas muy definidas. Tiene un diseño maravilloso de Paco López, que es un gestor increíble. La idea era generar industria cultural aquí y por eso se pensó en el baile», recuerda Benavente.

«Recibimos muchas críticas en los primeros años, sobre todo de artistas señeros de Jerez y mucha gente que no entendía que en la ciudad se hiciese un festival de baile y no de cante, siendo una tierra tan cantaora. Se hizo de baile porque Paco pensó que lo que más atrae al público extranjero es el baile. Una vez que entras por ahí al flamenco, ya puedes morir con el cante o la guitarra», continuaba Isamay.

La directora del festival también ha hecho hincapié en los cursos formativos desde esos primeros años del evento. «En la primera edición –una muy cortita– hicimos un curso nada más. Fue impartido por Angelita Gómez –presente entre el público– y se impartió becado para la compañía andaluza de danza, donde estaba María Pagés como directora en ese momento. Vinieron becados porque no nos dio tiempo a lanzar la convocatoria de cursos», asegura.

 

«En los primeros años recibimos muchas críticas, sobre todo de artistas señeros de Jerez. Mucha gente no entendía que en la ciudad se hiciese un festival de baile y no de cante, siendo una tierra tan cantaora» (Isamay Benavente)

 

A su vez, ha destacado la aportación del festival en el descubrimiento de nuevos talentos. «Se hizo ese curso y una serie de espectáculos con artistas locales y artistas de fuera, que muchos no se conocían. Esta es otra de las aportaciones del festival. Esta es una tierra con muchísimos artistas y se conocían sobre todo los artistas locales, que son muchos y muy buenos, pero nada de fuera. El festival ha servido también para enriquecernos todos con tantos artistas de tantos sitios».

Finalmente, ha repasado los cursos de la XXIV edición del Festival de Jerez. «Este año tenemos cincuenta y tres cursos y talleres. Como novedad hemos introducido los fines de semana. Tenemos un ochenta y siete por ciento de plazas cubiertas, mil ciento doce plazas cubiertas. Por experiencia sabemos que muchos al llegar compran algún cursito más. Muchos espectáculos agotados y mucho interés por parte del aficionado».

 

 

Un festival para una ciudad y una ciudad para un festival

Bohórquez ha lanzado al aire la cuestión de si existía unión entre la ciudad y el festival. Pregunta respondida por Fran Pereira, periodista del Diario de Jerez. «A nivel de público haría falta que Jerez como ciudad tuviese más asistencia a los espectáculos, pero durante los últimos años se ha hablado mucho de la sinergia que había que aprovechar durante el festival. Eso afortunadamente se ha aprovechado bien, sobre todo a nivel de los negocios de hostelería. La ciudad durante las dos semanas que dura el Festival se adapta a él y cambia», explicaba el periodista.

«Los principales beneficiados de estos veinticuatro años de Festival de Jerez han sido los artistas locales. Algunos porque han podido desarrollar su carrera y han utilizado el Festival como una especie de trampolín. Y otros porque se han beneficiado de ver tendencias y modas sobre las que fluye el mundo del flamenco. El Festival y Jerez van de la mano», continuaba Pereira.

Fran Pereira ha terminado citando la dualidad existente en la ciudad. «Los artistas y aficionados de Jerez se dividen en dos vertientes y es bueno que existan ambas mientras se respeten. Los que están abiertos a nuevas cosas dentro del flamenco y los más puristas».

 

«Los principales beneficiados de estos veinticuatro años de Festival de Jerez han sido los artistas locales. Muchos han utilizado el Festival como trampolín» (Fran Pereira)

 

 

Agradecimiento de los críticos al festival

Tras la intervención de Pereira ha tomado la palabra nuestra colaboradora Estela Zatania, que lleva cubriendo el festival desde 2004 y lo considera un escaparate para la ciudad. «Doy las gracias al Festival por haber descubierto a determinados talentos. El mismo Javier Patino, que tenemos delante, es una maravilla y no lo conocía. Descubrí a Rocío Molina y a Domingo Ortega, grandísimo bailaor. En cante, Miguel Lavi. Destaco la importancia de la proximidad de los escenarios y el ambiente. En la Bienal de Sevilla ni los taxistas saben qué hay en el Lope de Vega y eso en Jerez no ocurre», zanjaba Estela. 

 

Jerez y su festival, casa de grandes artistas

El ambiente se ha vuelto más flamenco aún con la intervención de la genuina cantaora sanluqueña María Vargas. «Actúo en el Festival de Jerez y hacía muchos años que no lo hacía. Es como si fuese la primera vez. Con mucha ilusión. Para mí cantar en Jerez es cantar en casa. Jerez fue el sitio que me lanzó y el que más me ha dado en mi carrera. Espero que vaya mucha gente a verme y yo lo voy a dar todo aunque me reviente la voz. Tengo ganas de decir que sigo aquí. Nunca me fui. Me casé y tuve un niño pequeño y tuve un pequeño paréntesis. Es un festival que está donde tiene que estar. Un festival maravilloso. Es necesario que la gente sepa que hay artistas. Le da muchas oportunidades a nuevos talentos», citaba la cantaora con orgullo.

La bailaora María del Mar Moreno también ha tomado la palabra para hablar de sus recuerdos del festival y lo que está por llegar. «Para la gente de mi generación, Jerez siempre ha sido una tierra cantaora. Me acuerdo perfectamente del primer Festival allá por el año 1997 con mi compañero Antonio el Pipa, que hicimos el baile de artista invitada. Éramos una pareja volcánica total y presentamos el primer espectáculo, Vivencias, que nos cambió la vida. No solo a Antonio y a mí, en general a toda mi generación con artistas como El Grilo», recordaba la bailaora.

«Teníamos la suerte de tener nuestra carrera desde muy jóvenes, pero el Festival de Jerez nos dio la oportunidad de conformar nuestra propia identidad. Desde montar tu propia compañía a aprender o a darte cuenta de lo bueno de haber nacido en Jerez. La bipolaridad de la que hablaba Fran está en nuestro ADN y el Festival te hacía darte cuenta de tus orígenes y de recordar cómo habías aprendido y asimilado el flamenco de forma instintiva y natural con artistas como Angelita Gómez», explicaba Moreno.

 

«El Festival de Jerez nos dio la oportunidad de conformar nuestra propia identidad. Desde montar tu propia compañía a darte cuenta de lo bueno de haber nacido en Jerez» (María del Mar Moreno)

 

Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

Crecimiento del artista gracias al Festival

María del Mar Moreno ha hablado de su crecimiento gracias al Festival de Jerez. «Los que hemos querido crecer hemos tenido en el Festival de Jerez un baluarte importantísimo para que se nos reconozca también en nuestra tierra, con lo difícil que es. Nos sentimos muy apoyados y queridos. También nos ha dado una plataforma muy grande en el extranjero. Estrenar en el Festival es abrirte al mundo con tus espectáculos. Me ha hecho crecer no solo como artista, también como persona».

Bohórquez dirigía entonces la opinión hacia un tema siembre crítico, como el de los conciertos de guitarra en los festivales. Un instrumento muy olvidado en las grandes citas, pero que en el Festival de Jerez tiene su cabida. En este contexto, el guitarrista Javier Patino ha tomado la palabra para contar sus vivencias en el festival.

«Para mí el Festival de Jerez coincide prácticamente con el inicio de mi carrera. Gracias al Festival he podido presentar mis discos y mi música en directo. Es cierto que no hay muchos festivales que apuesten por los conciertos de guitarra y hago un llamamiento para que se sepa que cuesta mucho trabajo sacar un disco para después no tener la oportunidad de mostrarlo en un escenario», explica Javier Patino.

«Pienso que la guitarra marca un poco el momento del flamenco. Sirve para medir las modas. El Festival de Jerez nos da esa oportunidad de enseñar el trabajo y nos trata con el mismo respeto que merecemos. El Festival es de danza, pero también de cante y de guitarra. Es una combinación de todo y al final la guitarra siempre tiene su espacio y su sitio pese a que la danza sea lo más importante del evento», finaliza Patino.

 

«La gente que viene de fuera valora mucho tomarse una copa, la gastronomía, los aficionados del barrio y esa magia que se crea en las calles y en el paisaje de Jerez» (Juan Garrido)

 

Un festival abierto al mundo de las peñas flamencas

Otra firma ilustre de Expoflamenco, nuestro compañero Juan Garrido, ha escarbado en la memoria del festival. «Mi primer recuerdo del Festival fue el espectáculo de Angelita Gómez al que fui como público, porque ella contó con mi tío Diego, con mi abuela Luisa, con Capullo, Luis el Zambo, etc. De Sevilla a Jerez se llamaba, allá por el 1999. Yo acababa de nacer, iba prácticamente en pañales».

«Yo venía del mundo de las peñas, de las familias y de las vivencias fuera de los escenarios. Me sorprendí cuando fui introduciéndome al festival y yo decía ¿eso qué es? Eso ni es cante ni es na. Pero fui viviéndolo de otra manera y descubrí artistas de Jerez que no sabía ni que existían. El caso de Javier Patino, por ejemplo», aseguraba Garrido.

«Quiero destacar que el festival se hace contando con las peñas y con las nuevas generaciones de artistas que presentan espectáculo propio. La gente que viene de fuera valora mucho tomarse una copa, la gastronomía, los aficionados del barrio y esa magia que se crea en las calles y en el paisaje de Jerez. Eso es clave para entender la grandeza del festival», decía el periodista jerezano.

Para finalizar, Garrido ha agradecido al festival su apuesta por los nuevos proyectos y formatos. «Doy las gracias al festival por esa valentía para acoger proyectos de distinta esencia y la apuesta por el cante que también hacen. Es el caso del ciclo en el que va a participar este año María Vargas en el palacio de Villavicencio, dentro del Alcázar. Un flamenco cercano, sin megafonía. Y gracias al festival vamos a poder disfrutar de artistas que si no no vendrían a Jerez».

 

El festival no peligra, el modelo debe ser repensado

Manuel Bohórquez ha querido comparar el Festival de Jerez con la Bienal de Sevilla para preguntar si en algún momento se ha de temer por el festival, porque él no entendería el flamenco en Jerez sin este evento. Isamay Benavente zanjó cualquier tipo de dudas. «El Festival no corre peligro, pero no va a más pese a que me gustaría. Depende mucho del Teatro y todos sabemos que ha tenido muchos problemas. Estamos realizando un plan de viabilidad y ajustes. Si tuviera que poner un debe al Festival es la falta de socios y gente que lo quiera. No me refiero a artistas, no se entiende que no estén las empresas privadas o todas las administraciones», decía la directora.

«Si ha resistido ha sido gracias al público, que seguía viniendo y gastando dinero. El Festival en más del sesenta por ciento está financiado por toda la gente que viene, que es una cantidad enorme. Como peligros podemos enfrentarnos a las nuevas tendencias. El público y los hábitos cambian y quizá haya que repensar el modelo para el vigésimo quinto aniversario», pensaba Isamay en voz alta. 

A su vez, la directora del festival citaba los peligros del mismo. «Llevamos dos años centrados en que venga mucho público no solo extranjero, también nacional. Eso tiene un peligro. Corremos el riesgo de perder la dimensión. Queremos crecer pero sin perder esa cercanía que caracteriza al Festival y no queremos que pierda esa esencia. Es un Festival amable para la gente. Encontrarte con los artistas por la calle, las peñas, etcétera».

 

«Si tuviera que poner un debe al Festival es la falta de socios y gente que lo quiera. No me refiero a artistas. No se entiende que no estén las empresas privadas o todas las administraciones» (Isamay Benavente)

 

La falta de circuitos flamencos en España

La mesa redonda llegaba a su fin con una reflexión sobre la falta de circuitos flamencos más allá de los festivales. «Es una pena que no exista un circuito para disfrutar de propuestas que, desafortunadamente, muchas de ellas nacen y mueren en el mismo día. No vuelven a representarse más. Propuestas que escénicamente y artísticamente son de muchísima calidad», se lamentaba Pereira.

«Es cierta la falta de circuitos flamencos más allá de los festivales. Yo me he reunido con la Junta de Andalucía en una comisión para hablar de Flamenco viene del Sur, que por primera vez esta propuesta se ha abierto a los municipios lejos de las capitales. En muchas localidades –como Ubrique o Valverde del Camino– tienen unos teatros muy buenos, pero no tienen dinero para programar. Si la Junta apoya un poco estos circuitos vamos a ayudar mucho a la difusión del flamenco», continuaba Isamay Benavente.

La bailaora María del Mar Moreno ha explicado que es complicado promocionarse dentro de España. «Hoy en día, como está la cosa, tirar de un estreno en un megaformato tridimensional –que a todos los artistas nos encanta– te das cuenta de que eso se vende mejor fuera, donde apuestan por ello, que a nivel nacional. En España se pide formato de cinco personas, las que caben en un coche. Veo una carencia de poder promocionarnos los artistas en nuestro propio país».

Antes de finalizar desde el público asistente han querido hacer un alzamiento a favor de las compañías y las academias de baile de Jerez. Y Moreno no ha perdido la oportunidad de defender el baile jerezano.

«Siempre se ha hablado de una escuela sevillana del baile y no de lo mismo en Jerez, de la que dicen que es una ciudad de cante. Te puedo asegurar que seguiremos investigando y a raíz del nacimiento del Festival de Jerez se ha podido demostrar que hay una escuela jerezana del baile. Poco a poco lo podremos difundir al público», citaba María del Mar Moreno.

 

Isamay Benavente, María del Mar Moreno, Angelita Gómez y Estela Zatania. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

Isamay Benavente, María del Mar Moreno, Angelita Gómez y Estela Zatania. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

 

Manuel Bohórquez, Javier Patino y Juan Garrido. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

Manuel Bohórquez, Javier Patino y Juan Garrido. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

 

Isamay Benavente, María del Mar Moreno, Angelita Gómez y Estela Zatania. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

Antonio El Platero, José Manuel Fernández y Luis de Rebeco. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

 

La violinista Sophia Quarenghi y Juan Garrido. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

La violinista Sophia Quarenghi y Juan Garrido. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

 

Manuel Bohorquez, con los jerezanos Antonio El Platero, Luis de Rebeco y José Manuel Fernández. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

Manuel Bohorquez, con los jerezanos Antonio El Platero, Luis de Rebeco y José Manuel Fernández. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

 

María Vargas y Estela Zatania. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

María Vargas y Estela Zatania. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

 

Javier Patino, Juan Garrido y María del Mar Moreno. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

Javier Patino, Juan Garrido y María del Mar Moreno. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

 

Isamay Benavente, María del Mar Moreno, Angelita Gómez y Estela Zatania. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

Grupo de asistentes a la Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: Guido Bartolotta

 

Manuel Bohórquez, Fernando González Caballos. Mesa Redonda 'Festival de Jerez: un cuarto de siglo' ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

Manuel Bohórquez, Fernando González Caballos y María del Mar Moreno. Mesa Redonda ‘Festival de Jerez: un cuarto de siglo’ ExpoFlamenco Jerez Shop, 19 feb 2020. Foto: perezventana

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X