Home / Crónicas  / Sonidos negros en honor a Curro Malena

Sonidos negros en honor a Curro Malena

Amigos y compañeros del cantaor lebrijano se reunieron en los Salones Diego del Ojo de Lebrija, su tierra natal, para homenajearlo

Por Luis M. Pérez. 16/2/2018. Fotos: cienxcienflamenco

Tocaban el Ángelus las campanas de la Giraldilla de Lebrija, esa hora sexta de domingo de invierno y ya los Salones Diego del Ojo sentían el trajín de almas de punta en blanco y, al cabo, sonidos negros. Es un homenaje al gran cantaor Francisco Carrasco CarrascoCurro Malena, sus hijos han querido rendirle tributo. Han pasado siete años desde aquella noche de febrero en que Juan Peña el Lebrijano y Miguel Poveda pusieran bocabajo el Teatro Lope de Vega de Sevilla, junto a Dorantes y Manuela Carrasco, en honor de Curro, con motivo de su nombramiento como Hijo Predilecto de Lebrija y la concesión de la Medalla de Oro de su ciudad.

Las tres de la tarde, la hora nona, la hora de la Misericordia. No ha venido el Funi, ni Antonio Reyes. No importa. El ambigú de las bodegas González Palacios está llenito de artistas. Esto va a ser una cosita grande.

Una auténtica jartá de cante, como se dice por aquí. De cante del bueno, del de la verdad en el pecho y el dolor en la garganta, sin ojana ninguna, aquí no se puede engañar a los compañeros. Han venido de todas partes, de Sevilla, de Los Palacios, de Utrera, de Jerez, de Guillena, de la Puebla de Cazalla. Para estar donde tienen que estar los amigos, en las duras. Se echa de menos a los artistas lebrijanos, solo está Inés Bacán, con ella me vale. Es que son los carnavales de Cádiz, ah, vale.

Imposible hacer una reseña de seis horas de cante. Tengo sentado detrás de mí a José de la Tomasa, que me ha dejado el corazón encogido con su taranta de Manuel Torre, y unos tarantos personales que te pueden cavar una mina en el pecho de un solo lamento. Ha cantado como nunca, quizá espoleado porque minutos antes que él lo hizo su nieto Manuel, dieciocho añitos, con la guitarra del jovencísimo David de Arahal. “Tu nieto te ha puesto caro el pescao”, bromea Manuel Curao con el patriarca de los Tomasa. Y no es para menos. Tras una soberbia actuación de Manuel Reyes por soleá y por seguiriyas, el biznieto de Pies de Plomo puso el salón en pie con una tanda de soleares de Alcalá que quedará en la memoria de los asistentes.

Como también quedarán en la memoria las soleares y seguiriyas de la única lebrijana del elenco, exceptuando la familia Malena, la gran Inés Bacán, que se peleó con el cante hasta la extenuación, hasta el mismito límite de sus facultades. Don José, sentado tras de mí, va narrándolo todo, ole las que saben, ole la madre del cante, viva el cante sentío

Momentos estelares, la milonga del Chozas, que se encuentra en espléndida forma. Y el mano a mano entre él y Marcelo Sousa, fandangos de Vallejo, del Pichichi. El sevillano Javier Heredia estuvo sembrado cantando y bailando por bulerías, derramando ángel en su ir y venir por el tablao. Y Diego el Cabrillero, que se trajo de Utrera a La Fernanda y al Perrate, mientras la guitarra de Antonio Moya, que se dio una paliza de tocar toda la tarde, emulaba a Diego del Gastor en unas bulerías de ensueño, de esas que solo crecen al borde de la marisma.

 

Ficha artística:

Homenaje a Curro Malena
Lugar y fecha: Salones Diego del Ojo, Lebrija. 11/2/2018

Al cante: Manuel Reyes, Manuel Gerena, Manuel de la Tomasa, El Chozas, José de la Tomasa, Manuel Orta, Juanelo, Inés Bacán, Javier Heredia, Rafael Fernández, Marcelo Sousa, Fernando de la Morena, Diego el Cabrillero, Manuel de Angustias.

Al toque: Antonio Moya, Antonio Gámez, David de Arahal, Antonio Carrión, Joselito de Pura, Curro Vargas, Malena Chico.

 

 

 

Comparte este artículo

Filólogo madrileño. Media vida en Sevilla. Centinela de las palabras. Lo jondo le acelera peligrosamente el corazón.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X