Home / Bordonazo OLD  / El abuelo se pierde en verano

El abuelo se pierde en verano

-Abuelo, llegaron los festivales y sé que te gusta perderte por esos pueblos andaluces de Dios. -Lo hago menos que en los sesenta y los setenta, porque los carteles ya no son como los de aquellos años. Hoy te puedes encontrar en un festival a El Lombo, y, sinceramente, prefiero evitar esos tragos. Y si meten a Rosalía, pues qué quieres

-Abuelo, llegaron los festivales y sé que te gusta perderte por esos pueblos andaluces de Dios.

-Lo hago menos que en los sesenta y los setenta, porque los carteles ya no son como los de aquellos años. Hoy te puedes encontrar en un festival a El Lombo, y, sinceramente, prefiero evitar esos tragos. Y si meten a Rosalía, pues qué quieres que te diga. Soy muy viejo ya para que me tomen el pelo.

-¿Pero vas o no vas a los festivales?

-Claro que sí. Voy a estar en ese nuevo que han creado en Conil, con un cartel que me gusta: El GranaínoMaría TerremotoJesús MéndezRancapino hijo, Caracolillo de Cádiz, El Mijita de Jerez… ¿Habrá un cartel más bonito? Y, además, lo vas a presentar tú, que es un motivo más para ir a Conil el día 14 de julio.

-Día de los Enamorados.

-Noooo, el día de los Enamorados es el 14 de febrero, que estás tonto.

-Yo es que la única vez que me enamoré de verdad, siendo un chiquillo, fue un 14 de julio, por eso, el día de los Enamorados, para mí, es esa fecha y no en febrero, que además hace demasiado frío para hacer el amor.

-Los festivales, Manolillo, siguen siendo interesantes en estas fechas. El Potaje de este año, por ejemplo, está bien. En cambio, La Unión y Mairena…, bueno, prefiero no opinar de nuevo que no veas cómo se las gastan algunos. El de Dos Hermanas, creo que fue una pena. Mientras por aquí abajo se está perdiendo el norte, por ahí arriba están ganando el sur. Hay festivales muy flamencos fuera de España o por el norte de nuestro país. Ahora llega el de Mont de Marsan, en Francia, que es uno de los más flamencos del mundo. Y muy bien organizado. No deja de ser curioso que apoyen más el flamenco bueno fuera, que dentro de Andalucía.

-¿No será que los tiempos son otros, abuelo?

-Claro que sí, que son otros. También lo son fuera de Andalucía y, sin embargo, siguen apoyando un flamenco clásico y serio. Mientras aquí metemos al Niño de Elche en la Bienal.

-Recuerdo cuando los puristas estaban en contra de que fueran a los festivales artistas como Morente o el dúo Lole y Manuel.

-¿Estás comparando a estos genios con el de Elche?

-No, abuelo, solo recordándote que en todas las épocas de los festivales ha habido sus protestas e historias de descontentos.

-Recuerdo que una vez, el agente artístico Pulpón le quitó un montón de festivales a una gran bailaora clásica por meter una caja en el cuadro. Eso sería en los setenta u ochenta, que estábamos ya curados de espanto. Y fíjate, hoy nadie protesta ya por algo así.

-Entonces, abuelo, ¿por qué sigues yendo a los festivales, aunque vayas cada año a menos?

-Porque es donde de verdad se disfruta del cante, por ejemplo. Una noche de julio al fresquito, con la cervecita en la mano y escuchando a Rancapino chico. No me digas que no es un buen plan.

-Hasta que el cuerpo aguante, abuelo. ¿O no?

-Pues sí. Los buenos aficionados siempre han muerto con las botas puestas.

-Y sin un duro, ¿no?

-Y sin un duro, sí.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X