Home / Bordonazo OLD  / Intérpretes y creadores

Intérpretes y creadores

Yo creo que en la actualidad hay muy buenos intérpretes del cante y pocos creadores. ¿Qué es un buen intérprete? En mi opinión, alguien que interpreta bien determinados palos y escuelas. ¿Y un creador? El que compone, o sea, el compositor.

Alguna vez me he referido a este asunto, pero no está de más que sigamos reflexionando sobre ello. Me refiero a lo que llamamos un buen intérprete del cante y un creador, que son distintos. Yo creo que en la actualidad hay muy buenos intérpretes del cante y pocos creadores. ¿Qué es un buen intérprete? En mi opinión, alguien que interpreta bien determinados palos y escuelas. ¿Y un creador? El que compone, o sea, el compositor. Pero, ¿cuántos compositores hay en el cante actual? En la guitarra hay bastantes y en el baile, la verdad es que contamos con excelentes coreógrafas y coreógrafos. Pero en el cante no hay tanta creatividad.

A veces restamos importancia al cantaor o a la cantaora que cantan bien una malagueña clásica, si se parecen demasiado a ChacónMarchena o Caracol. Cuando se imita o copia a un artista, se puede entender también como un homenaje a ese artista. Pongo un ejemplo claro. Cuando Enrique Morente hizo el disco homenaje a Chacón con Pepe Habichuela, de lo mejor de su obra, ¿lo hizo para aprovecharse del genio jerezano o para rendirle honores porque lo admiraba mucho? Para empezar, Morente no trató nunca de copiar a Chacón porque, entre otras cosas, tenían condiciones distintas. Más bien quiso reivindicar su obra, sacando de ella lo que quiso destacar y poniendo de actualidad a un maestro clásico que había caído en el olvido, bien porque su discografía no estaba en formatos modernos y era muy desconocido o porque determinados críticos, flamencólogos o historiadores se habían encargado de que desapareciera de la historia.

Crear no se crea de la nada. Goya era un creador, pero se basó en Velázquez y en otros pintores anteriores. Paco de Lucía fue un genio con una capacidad de crear que revolucionó la guitarra flamenca, pero es innegable la influencia que ejercieron en él el Niño RicardoSabicas o su propio hermano Ramón, el puente que le llevó a Ricardo. Hablando un día con Paco sobre sus maestros, me dijo que también había aprendido bastantes cosas de guitarristas anónimos a los que había conocido en alguna fiesta o en la calle. Por tanto, el genio de Algeciras no se aprovechó de esos maestros, sino que los honró al basarse en ellos para crear Fuente y caudal o Siroco.

Los que imitan a Camarón también lo honran, aunque en algunos casos, y no digo nombres, lo deshonran porque se han quedado en la burda imitación y no han llegado a hacer una buena reinterpretación de su estilo. Y por supuesto, desconocen lo esencial de su obra. ¿Alguien ha estudiado bien la obra de Camarón y han hecho algo desmenuzándola y ofreciendo otra visión, como Goya hizo con Velázquez, Morente con Chacón o Paco de Lucía con Ricardo y Sabicas? No, nadie. Por tanto, en vez de realzar su estilo y reivindicar su obra, lo que han hecho es devaluar el estilo y la obra.

En definitiva, es hora de tener claro que tan importante es el que interpreta bien lo ya hecho, como en la música clásica, como el que es capaz de componer cosas nuevas. Los dos hacen más o menos lo mismo, aunque con ciertas diferencias. Ni hay tantos copistas como pensamos, ni tantos creadores. Cada cante que suena es un homenaje a alguien anterior.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X