Home / Bordonazo OLD  / ¿Qué es un cantaor de época?

¿Qué es un cantaor de época?

Marchena ha crecido con el paso de los años, después de marcharse, y aún es una referencia en muchos palos del cante. Por tanto, un cantaor de época.

Últimamente escucho hablar mucho sobre los cantaores o las cantaoras de época, pero nadie explica qué quiere decir eso. Se supone, digo yo, que son artistas del cante que han marcado una época. Chacón y Manuel Torres, por poner solo dos ejemplos, eran cantaores de época porque marcaron la que les tocó vivir y fueron decisivos, siendo seguidos luego por otros artistas. Chacón murió en 1929, y aún hay cantaores que siguen su escuela. Eso es un cantaor de época. Caracol, la Niña de los PeinesManuel VallejoMarchenaMairena o Camarón también lo fueron. La PaqueraFosforitoEnrique MorenteMenese o Carmen Linares serían también ejemplos válidos.

¿Es Miguel Poveda un cantaor de época? Es una figura de esta época, de eso no hay duda, pero no la va a marcar con su estilo porque no ha cambiado nada ni nadie sigue su manera de cantar, que no escuela, porque una escuela es otra cosa. Aurelio de Cádiz creó escuela, y Mairena también. Pues raro es el día que no escucho decir que Poveda es un cantaor de época, y les aseguro que no tendría ningún inconveniente en aceptar eso si fuera cierto.

En cada época de la historia del cante ha habido artistas del corte del catalán y han cumplido una función importante, llevando mucho público a los teatros y vendiendo miles de discos. Podríamos poner varios ejemplos también, como Guerrita, el Niño de la Huerta, Canalejas de Puerto Real o la Niña de la Puebla. Artistas de una vez que, sin embargo, hoy no son referencia a penas para nadie, salvo para quienes se declaraban admiradores de ellos o ellas. Yo mismo soy fan de todos estos artistas.

Hay que tener cuidado con estas cosas porque hay cientos de miles de jóvenes en todo el mundo que se están acercando al flamenco y buscan información en las redes sociales, donde puede escribir o ser flamencólogo cualquiera. El otro día leí en Facebook que Alfredo Tejada era el genio de los genios del cante. Hombre, es un gran cantaor, pero tanto como el genio de los genios… Esto no le beneficia en nada al malagueño, y, por otra parte, confunde bastante a esos nuevos aficionados que se están acercando a este arte.

Una noche hablando con el Niño de Fregenal, el Gordito de Triana y el guitarrista Antonio Sanlúcar en la ya desaparecida Venta Vega de Sevilla, los tres estaban de acuerdo en que si hubo un cantaor de época alguna vez fue Pepe Marchena, y opino lo mismo. Para empezar, Pepe fue una estrella, posiblemente la primera gran estrella del cante andaluz. Llenaba plazas de toros, vendía discos, hacía películas, lo recibían con bandas de música cuando actuaba en los pueblos, le regalaban fincas y le daban cien mil de pesetas por cuatro fandangos cuando millones de españoles se quitaban el hambre a bofetadas.

Además de todo eso, Marchena cambió el rumbo del cante andaluz y contribuyó como pocos a su dignificación en una época en la que un cantaor era aún visto por parte de la sociedad como un maleante. Y lo más importante de todo: el genio marchenero dejó una obra discográfica impresionante y una escuela que aún pervive. Marchena ha crecido con el paso de los años, después de marcharse, y aún es una referencia en muchos palos del cante. Por tanto, un cantaor de época, en este caso de los de verdad.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X