Home / Bordonazo NEW  / ¿Cantaoras o folclóricas?

¿Cantaoras o folclóricas?

Seguimos teniendo problemas con la delgada línea que separa el cante, la canción y la copla, en un arte, el flamenco, que tiene más de siglo y medio de vida pública. Es increíble la cantidad de mujeres que cantan en la actualidad. Pero, ¿flamenco de verdad?

Se viene hablando mucho de la gran cantidad de cantaoras que están saliendo desde hace años y es algo que merece un análisis. En primer lugar para aclarar que, en efecto, están saliendo muchas mujeres jóvenes que interpretan palos flamencos y hasta es posible que los hagan bien y con gracia. Pero no todas son cantaoras. Son folclóricas que, como la copla o canción española está como está, se lanzan a cantar flamenco por ser un arte bien pagado, mucho mejor que el arte de la copla.

 

¿Saben cuánto cobró Estrella Morente no hace mucho tiempo en Linares ante solo 200 personas? La escandalosa cifra de 28.000 euros. Pagaba el Ayuntamiento, claro. Si a una muchacha le dieran esa cantidad por cantar copla, en vez de flamenco o cante jondo, la mayoría de esas que están saliendo con la vitola de “cantaoras” cambiarían de género.

 

No soporto a las folclóricas que intentan cantar flamenco. Pueden cantar una malagueña como podrían interpretar un bolero o una ranchera mexicana, pero nada más. Y lo curioso es que se están llevando al huerto a los programadores de festivales, semanas culturales o recitales en peñas, en detrimento de quienes sí son cantaoras de verdad y tienen problemas para ir a Mercadona. Hasta son distinguidas a veces con importantes premios, se supone que flamencos. Pongo algunos ejemplos de folclóricas con vitola de flamencas.

 

 

«Cantaora no es quien quiere serlo, sino quien puede porque haya nacido con el don, con una voz adecuada preñada de melismas jondos y compás. No un compás aprendido, sino natural, mamado»

 

 

Rocío Jurado fue una de las más grandes de la copla, que incluso pretendió hacer una antología de palos flamencos, estrellándose. Jamás cantó flamenco por derecho, aunque lo interpretara en muchas ocasiones. También lo hizo mi admirada Gracia Montes, para mí la voz más especial de la canción española, con un sello único. Conocía el cante jondo y se atrevió con él, pero no hizo nada de interés en el género grande.

 

Podríamos poner decenas de ejemplos más, pero no es necesario. Cantaora no es quien quiere serlo, sino quien puede porque haya nacido con el don, con una voz adecuada preñada de melismas jondos y compás. No un compás aprendido, sino natural, mamado. En la escuela de Cristina Heeren no te pueden enseñar a cantar bien a compás si no estás dotada. O sea, que tu madre te  pegara algo en la piel al parirte.

 

¿Canta a compás Rocío Márquez, prototipo de folclórica que interpreta palos flamencos? Ni en sueños. Tendrá otras virtudes, pero no es cantaora. Quizá en sus comienzos apuntara bien, que sí, pero pronto se fue pegando a lo que se le da bien: el cante acancionado, que le va que ni pintado a su mentalidad de cantante. Sin embargo, esta artista onubense tiene un reconocimiento como “cantaora”, algo que cuesta entender sin estar zumbado.

 

Seguimos teniendo problemas con la delgada línea que separa el cante, la canción y la copla, en un arte, el flamenco, que tiene más de siglo y medio de vida pública. Es increíble la cantidad de mujeres que cantan en la actualidad. Pero, ¿flamenco de verdad?

 

 

Comparte este artículo

Arahal, Sevilla, 1958. Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

1 COMMENT
  • BHR 29 octubre, 2021

    A nadie lo paren flamenco, eso no va en el ADN, otra cosa es que se aprenda desde pequeño.
    Tampoco he visto a ningún flamenco haciendo nada decente en copla o canción.
    Pero la mayoría empiezan flamencos y se vuelven aflamencados horteras

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X