Home / Bordonazo NEW  / Cepero, Paco de Lucía y el soniquetillo

Cepero, Paco de Lucía y el soniquetillo

La que le han dado a Paco Cepero por decir que Paco de Lucía le pilló el “soniquetillo”. Como si el genio de Algeciras hubiera nacido con él.

La que le han dado a Paco Cepero por decir que Paco de Lucía le pilló el “soniquetillo”. Como si el genio de Algeciras hubiera nacido con él, o sea, con el soniquete. Todos los guitarristas se cogen cosas los unos a los otros y Paco también lo hizo, como no podía ser de otra manera. Cepero, también. Casilda Varela, la primera mujer de Paco de Lucía, dijo no hace mucho en mi muro de Facebook que su marido le habló a veces sobre “el soniquete de Cepero”, lo que indica que siempre le gustó. Claro que sí, y no es para extrañarse.

Paco Cepero y él se llevaban unos cinco años y cuando el jerezano tocaba en los tablaos de Madrid, acompañando a Camarón o la Perla de Cádiz, es verdad que Paco iba a escucharlos y que le encantaba el “rajeo” y el “soniquete” de Cepero. Dice el maestro de Jerez que Paco tenía ya una gran técnica, pero que andaba todavía regular de “soniquetillo”, y que se fijó en él. ¿Qué tiene de raro? Lo que ha chocado es que lo haya dicho el propio Cepero en una entrevista en ExpoFlamenco, pero es que Paco es así, sincero, un hombre sin dobleces que dice siempre lo que siente.

 

«Nadie nace con el soniquete o con el compás. Y hay quien muere con más años que Matusalén y se va a la tierra sin haberlo pillado»

 

Me confesó en esa entrevista que él tardó un tiempo también en pillar el soniquete de Jerez, el aire, porque no es fácil. O sea, que nadie nace con el soniquete o con el compás. Y hay quien muere con más años que Matusalén y se va a la tierra sin haberlo pillado. No todos son Moraíto Chico, que lo tenía ya siendo un adolescente, porque lo mamó en su propia casa. Nadie ha tenido ni tiene el soniquete y el aire de Moraíto. A Paco le encantaba, pero nunca intentó emularlo porque él tenía una escuela totalmente distinta.

La historia de la guitarra ha dado a dos artistas con un sello inconfundible: Diego del Gastor y Paco Cepero. Esto no quiere decir que hayan sido o sean los mejores. Pero si hablamos de sello, los de estos dos genios son inconfundibles. A Cepero lo escuchas desde la luna y sabes que es él. Que lo dice él mismo, pues vale. Marchena decía también que había vestido el cante de gala y que antes de que él llegara era algo de “baja estofa”. Y Mairena, otro grande, que lo enviaron a la tierra para salvar al cante gitano.

Estas polémicas son sanas si no se nos va la olla a todos. Se nos va a veces, y es una pena porque entonces perdemos todos. Paco Cepero es un genio de la guitarra y Paco de Lucía fue otro genio, el Genio con mayúscula. ¿Quién no reconoce esto? Me repatea quienes se encierran solo en Paco el de Algeciras, o si nos vamos al cante, en Camarón. Demuestra solo pobreza de gustos, porque hay que ver cómo tocaba el Niño Miguel. O cómo toca Antonio Rey.

 

Comparte este artículo

Arahal, Sevilla, 1958. Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

3 COMMENTS
  • Álvaro 2 agosto, 2021

    Bien dicho Manuel!
    Se empeñan en echar tierra a unos u otros con simples comentarios, que además, tienen su verdad y su peso.
    Cepero es único. Un universo de bordónes y melodías.

  • Oscar 2 agosto, 2021

    Cepero es irrepetible tiene su pellizco y trasmite para mi mucho sentimiento por algo acompañó a camaron

  • Manuel Silva 16 septiembre, 2021

    Sí, señor Manuel, totalmente de acuerdo con lo que escribes. Me parece algo exagerado que le demos tanta importancia a las palabras del maestro Cepero, algo de razón tendrá y él mejor que nadie sabe lo que dice. Son vivencias y son suyas, pero claro, el hablar y criticar es gratis. Bajo mi punto de vista creo que teníamos y tenemos dos genios que hay que disfrutarlos y olvidar comentarios que no nos lleva a ninguna parte. Un abrazo, Manuel, eres un catedrático del flamenco. Bendiciones.

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X