Home / Bordonazo NEW  / Las fatigas de los flamencos

Las fatigas de los flamencos

El domingo 17 de enero estaré de nuevo en el patio de la Peña Flamenca Torres Macarena (Sevilla), en esta ocasión para hablar de las fatigas de los flamencos. Será a partir de las 14,30 h con entrada libre.

El próximo domingo estaré de nuevo en el patio de Torres Macarena para hablar de las fatigas de los flamencos, con motivo de la pandemia, aunque contaré también las que pasaron en otras épocas de la historia de nuestro arte, con anécdotas que o no se han contado nunca o se conocen poco. Estos encuentros en la ensolerada peña macarena, de Sevilla, están bien porque no es la clásica conferencia de un sesudo flamencólogo que va a leer veinte folios, sino una tertulia en la que puede participar quien quiera, aunque sea como mero asistente, sin que esté obligado a decir nada. Hablaré unos quince o veinte minutos sobre las fatigas de los flamencos y luego dará comienzo la tertulia o el coloquio, como quieran. Hace dos domingos resultó muy interesante y salieron datos curiosos sobre los asesores flamencos de la Junta de Andalucía y otras instituciones públicas. Interesantes porque hablamos sin preocuparnos de nada más, al ser una tertulia para veinte o treinta personas, como mucho. En un patio que tiene su historia.

 

«Nada menos que hablar de las necesidades de los flamencos, un tema doloroso, pero al que se le puede sacar punta desde el punto de vista del sentido del humor»

 

La sede de Torres Macarena es una casa típica sevillana que está en la calle Torrijiano, en pleno barrio de la Macarena. La buscó uno de los fundadores de la entidad y mejores aficionados de Sevilla, Jaime del Pozo, padre de la actual consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo. Y el patio fue determinante para adquirir la casa, por el que pasaba un riachuelo, de ahí lo fresquito que se está en verano, aunque en invierno hay que poner estufas y una carpa. Les puedo asegurar que a pesar del frío, se está muy bien bajo la carpa y que las tertulias alcanzan a veces altas temperaturas. La del domingo será calentita porque el tema se presta. Nada menos que hablar de las necesidades de los flamencos, un tema doloroso, pero al que se le puede sacar punta desde el punto de vista del sentido del humor. Los flamencos siempre hemos sobrellevado estas cosas de los apuros con cierta dosis de guasa de la buena, y será así el domingo, sin ninguna duda.

 

 

 

Comparte este artículo

Arahal, Sevilla, 1958. Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X