Home / Bordonazo NEW  / El abuelo y el marchenismo (1)

El abuelo y el marchenismo (1)

Pepe Marchena es uno de los genios que me vuelven loco. He dicho genio, sí, porque llegó al cante, lo revolucionó y ya nada fue igual.

– Abuelo, ¿existe el marchenismo?

– Claro, pero no es una mafia, ni una secta. Es una cofradía de admiradores de Pepe Marchena, nada más. Nunca ese movimiento tuvo como objetivo cambiar la historia del cante, ni meter a los aficionados por lo que quisiera Marchena. No es una dictadura, solo un club de fans del Maestro de Maestros.

– ¿Por qué lo de Maestro de Maestros?

– Eso se lo puso Bobby Deglané, el famoso locutor de radio, y a Marchena le gustó. Ricardo Molina le dio la Llave a Mairena, y Bobby Deglané ese título a Marchena. Los dos explotaron tela el asunto.

– ¿Qué diferencias hay con el mairenismo?

– Te lo he dicho ya en la anterior respuesta a tu pregunta, Manolillo.

– ¿Tú eres marchenista?

– Sí, lo soy. De joven no lo era, porque me comieron la cabeza y me manipularon. Pero Pepe Marchena es uno de los genios que me vuelven loco. He dicho genio, sí, porque llegó al cante, lo revolucionó y ya nada fue igual.

– ¿Cómo te pueden gustar Juan Talega y el Niño de Marchena? Perdona, abuelo, pero te lo tenía que preguntar porque a veces me confundes.

– Muy fácil: porque los dos fueron grandes cantaores, cada uno en su estilo. Marchena, desde luego, mucho más importante para la historia del cante. También me gustaban Farruco y Antonio Gades, y eran como la noche y el día. Y Diego del Gastor y Manolo Sanlúcar. O un potaje de garbanzos y caviar iraní.

 

 

«El marchenismo es una cofradía de admiradores de Pepe Marchena, nada más. Nunca ese movimiento tuvo como objetivo cambiar la historia del cante, ni meter a los aficionados por lo que quisiera Marchena. Es solo un club de fans del Maestro de Maestros»

 

 

– No te posicionas en ninguna escuela, abuelo.

– ¿Por qué hay que hacerlo, Manolillo? Siempre he tenido una sensibilidad especial para disfrutar de todo el cante y de todos los tipos de voces. Me encanta el Borrico de Jerez, pero también el Niño de la Huerta. Los dos eran estupendos cantaores, aunque con diferentes colores de voz y una manera diferente cantar.

– ¿El cante jondo es el cante gitano, abuelo?

– No, eso es un error. El cante jondo es el clásico cante andaluz. Lorca y Falla, cuando organizaron el Concurso de Granada, no lo hicieron para salvar el cante gitano, sino el cante andaluz en general. Le dieron el premio más importante a un gaché que cantaba por otro gaché, el Tenazas de Morón. Y Marchena era un cantaor no gitano que, además, nunca intentó cantar a lo gitano. Eso sí, adoró a Pastora y a Manuel Torres, lo que indica que le gustaba la escuela gitana. Aunque fuera chaconiano, o sea, seguidor de Chacón.

– Dime tres grandes cualidades de Marchena.

– Prodigiosa afinación, arco melódico y buen gusto musical.

– Tres carencias.

– El compás, la discreción y la humildad.

– ¿Está olvidado?

– Ni mucho menos. Es imposible que caiga en el olvido un genio del cante, como lo fueron Chacón, Torres y la Niña de los Peines. El mairenismo intentó que desaparecieran su recuerdo y su obra, pero fracasaron en el intento.

 

 

Comparte este artículo

Arahal, Sevilla, 1958. Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X