Home / Bordonazo NEW  / Escuchando discos y apretando los dientes

Escuchando discos y apretando los dientes

Reflexiones sobre los últimos discos de María Terremoto, La Fabi, Alfredo Tejada, Alicia Gil, Niño de Pura, Riki Rivera, Pedro Sierra, Javier Patino

Ayer dediqué unas cuantas horas del día a escuchar el lote de cedés que me hizo llegar la pasada semana el Instituto Andaluz del Flamenco, unos veinte trabajos. Algunos ya los tenía, y otros no, la mayoría. Dejé de hacer crítica de discos porque desde hace unos años hay problemas para que se acepten las opiniones, quizá por la cantidad de genios que están saliendo, que hasta se estorban entre ellos. Y que no se te ocurra decir que no son genios porque corres el riesgo de que te pongan verde en las redes sociales los representantes de estos talentos, sus esposas, hermanos o primos. Ante este desolador panorama, quizá sea un acierto escribir solo de los buenos discos y dejar los malos para que adornen el mueble del despacho destinado a ellos.

Le he puesto cierta atención al primer cedé de María Terremoto, La huella de mi sentío, por ser una cantaora joven que tiene una voz muy flamenca y serias posibilidades de llegar a ser una figura del cante. No me ha gustado nada el disco, y espero que haga cosas mejores en el futuro, cuando tenga más años y experiencia. En cambio, sí me ha gustado el de La Fabi, una cantaora estupenda a la que le echamos poca cuenta, seguramente porque estamos muy ocupados con Rosalía y Rocío Márquez, que están hasta en la sopa y no sé muy bien por qué. ¿Por qué no se escribe más de La Fabi, siendo una cantaora tan interesante? Porque vende más lo comercial, que es algo que ha ocurrido siempre, desde los mismos orígenes del cante flamenco.

Un buen trabajo es el último del cantaor Alfredo Tejada, Sentidos del alma. Pero interesa más escribir de otros cantaores que dan más juego, aunque tengan menos calidad que Alfredo. Alicia Gil, la cantaora de Sevilla, está encantada con su última obra, Corral de los Judíos, donde luce su preciosa voz. En cuanto a los discos de guitarra, el Niño de Pura ha regresado para ofrecernos una obra algo desigual, pero con cosas muy interesantes, Pura Gloria. Es un disco del pasado año y lo ha sacado al mercado tres lustros después del último. Impresiona su técnica y sigue teniendo una fuerza increíble, aunque continúa empeñado en el efectismo, algo que forma parte de su estilo. Es brillante, de eso no cabe duda, y tiene una bulería, el cuarto tema, que me encanta por su sensibilidad y originalidad.

Escucho con embeleso a Riki Rivera en Estación Khandwa, una obra de enorme talento. Este gaditano tiene un talento increíble y brilla en varias facetas. También me ha interesado bastante lo nuevo de Pedro Sierra, Llanto de la guitarra. Aunque es catalán, lleva muchos años en Sevilla y es uno de los guitarristas más importantes del momento. No acaba de ser reconocido como una primera guitarra, pero ya va siendo hora, porque lleva años demostrando una calidad incuestionable.

Por último me acaba de llegar lo último de Javier Patino, Deja que te lleve, un guitarrista quizá poco reconocido también en la faceta de concierto. Es una sucesión de estampas musicales que te acaba atrapando, con colaboraciones como la del cantaor jerezano Fernando el de la Morena. Interesante propuesto la de Patino.

Dedicaré el fin de semana a ponerme al día con estos cedés y elegiré dos o tres obras para escribir sobre ellas la próxima semana.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

1COMENTARIO
  • José López Lora 3 abril, 2019

    Usted es libre de hacer lo que quiera, pero entiendo que los aficionados de a pie agradeceríamos mucho que nuestros críticos de Flamenco comentaran las novedades discográficas del género. Saludos desde Córdoba

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X