Home / Bordonazo NEW  / ¿Esperando a un nuevo Mairena?

¿Esperando a un nuevo Mairena?

El cante ha sufrido grandes pérdidas: Camarón, Lebrijano, Manuel Agujetas, La Paquera, Lebrijano, Menese, Morente… Dejaron grandes obras, que siguen los jóvenes. Pero haría falta un nuevo Mairena, con 50 años y mucho amor al cante de verdad, para que nos volviéramos a ilusionar.

No soy mairenista –solo un enamorado de Antonio Mairena, el cantaor–, pero hay que reconocer que cuando el flamenco estaba como la Chata, llegó y metió a los aficionados por una línea de cante serio. Era una gran referencia. ¿Quién es hoy el Mairena de esta etapa del flamenco? No existe. Las principales figuras de moda: Miguel Poveda, Estrella Morente, Arcángel o Rocío Márquez van a ganar dinero. Poveda creo que quiere grabar ahora con María Jiménez. Ahora, que manda narices.

Ni José Mercé, Mayte Martín o El Pele, en forma aún, tienen fuerza para mandar y meter el cante por una línea seria. Hay después un buen ramillete de imitadores e imitadoras, que se irán quedando atrás porque interesan poco. Nos quedan algunos grandes maestros, como Pansequito y José el de la Tomasa, que cada vez trabajan menos, y maestras como María Vargas y Carmen Linares, que son veneradas ya por una minoría y que van de recogida.

 

«Hay artistas que cantan muy bien, pero no tienen ese poder de atraer a los aficionados que tenían Antonio Mairena o Fosforito»

 

En la última década han entrado con fuerza Jesús Méndez, Antonio Reyes, Rancapino Chico, Argentina, Pedro el Granaíno y algunos más, que habrá que ver qué son capaces de hacer en la siguiente década. Y poco más. Bueno, existen esos de toda la vida, los de regusto, que cantan solo en cuatro fiestas o festivales de poca monta. Nos encantan, pero cuando sacan un disco no los mueve nadie. Son los raros del cante, los Mojama, Tomás o El Gloria de esta época, aunque salvando las distancias. En cuanto que piden mil euros por dar un recital los mandan a paseo. Prefieren darles diez mil a los que salen en los telediarios, aunque canten soleares o cantiñas de Pontevedra.

Supongo que tarde o temprano llegará una nueva figura, alguien con fuerza y carisma, que reconduzca esto. El cante ha sufrido grandes pérdidas en los últimos años: Camarón, Lebrijano, Manuel Agujetas, La Paquera, Lebrijano, Menese, Morente… Estas grandes referencias dejaron grandes obras, que siguen los jóvenes. Pero quizá haría falta un nuevo Mairena, con cincuenta años y mucho amor al cante de verdad, para que nos volviéramos a ilusionar.

Es verdad que hay artistas que cantan muy bien, como algunos de los citados, pero no tienen ese poder de atraer a los aficionados, que tenía Antonio Mairena. Quien dice Mairena dice Valderrama o Fosforito. Recuerdo cuando, en los setenta, cantaba Fosforito en un festival iban a escucharlo aficionados de media Andalucía, desde Almería a Ayamonte. Sin ser un cantaor comercial, sino todo lo contrario. Iban a escuchar cante grande. ¿A qué van los aficionados hoy a un festival? A escuchar imitadores.

Sé que estos artículos cabrean a la gente, pero la intención es crear debate y que reflexionen sobre todo esto.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

1COMENTARIO
  • JUAN JOSÉ ACOSTA IGLESIA 26 octubre, 2019

    Al que se cabree, agua y ajo. Yo estoy casi, casi de acuerdo.

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X