Home / Bordonazo NEW  / Paco del Gastor, de otra cuerda

Paco del Gastor, de otra cuerda

El malagueño Ramón Soler Díaz, un investigador meticuloso y honesto, un gran señor del flamenco, ha publicado la biografía 'Paco del Gastor, de otra cuerda'. Ha sabido entender cómo es la esencia del mundo de Paco y de Morón.

No hay muchas biografías de guitarristas y, sobre todo, bien escritas. Almuzara acaba de poner en el mercado literario una de Paco del Gastor, que firma uno de nuestros mejores críticos o escritores de flamenco, el malagueño Ramón Soler Díaz, al que aprecio no solo como lo que es, un señor del flamenco, sino como persona. Aunque es ocho años menor que yo, es una de mis referencias, al igual que su tío Luis Soler Guevara. Sin ellos costaría trabajo entender la flamencología moderna.

Ramón es, además de un gran escritor, un investigador meticuloso y honesto, con libros ya importantes. Paco del Gastor, de otra cuerda es el último y uno de los mejores. Aún no lo he terminado de leer –demasiado trabajo– y siento ya la necesidad de opinar sobre la obra, sobre el autor y sobre Paco del Gastor, al que admiro y valoro sin fisuras desde hace años y con el que he vivido algunos momentos únicos en compañía de Fernanda y Bernarda de Utrera, en la Peña Flamenca el Gallo, de su pueblo, o en alguna fiesta familiar.

 

«La vida de Paco del Gastor (Morón de la Frontera, 1944) era que ni pintada para contarla. Es un hombre rico de aventuras y anécdotas y ha acompañado con su guitarra de oro viejo a Mairena, Fernanda, Bernarda, Perrate, Juan Talega, Chano Lobato o Miguel el Funi»

 

Francisco Amaya Gómez, que así se llama en realidad, es sobrino de Diego del Gastor y, por tanto, de su escuela. No un imitador, que quede claro de una vez por todas, sino de su escuela, como lo son su hermano Juan del Gastor y su primo hermano Dieguito de Morón. Son tres de sus muchos seguidores, porque si hay una escuela de guitarra clara e inconfundible en el flamenco, es la de Diego Amaya Flores, Diego del Gastor.

Ramón Soler trata al artista desde un enfoque cercano a él y su escuela, dada su admiración por Diego y el arte de Morón en general. Este pueblo no es solo una cantera de guitarristas, sino de baile y de cante. Silverio pasó allí parte de su infancia y adolescencia, el Fillo hijo y la Andonda vivieron también en la localidad y Diego Bermúdez Cala El Tenazas era hijo del pueblo. Nos referimos a las figuras históricas, pero hay tantos artistas, y tan buenos, que harían la lista interminable.

La vida de Paco del Gastor (Morón de la Frontera, 1944) era que ni pintada para contarla y Ramón la ha contado bien, con toda clase de detalles y poniéndole alma, algo más allá de la técnica de escribir bien. Ha sabido entender cómo es la esencia del mundo de Paco y de Morón, algo que era imprescindible para lograr una buena biografía. Es un hombre rico de aventuras y anécdotas y ha acompañado con su guitarra de oro viejo a algunos de los mejores cantaores de los últimos cincuenta años, desde Mairena a Fernanda, Bernarda, Perrate, Juan Talega, Chano Lobato o Miguel el Funi.

Por cierto, no me gusta nada cómo diseña los libros de flamenco Almuzara, sobre todo lo poco que cuida las ilustraciones, que en una biografía son fundamentales. Buena colección de fotos, pero mal utilizadas.

 

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X