Home / Bordonazo NEW  / El debate no debe ir por ahí

El debate no debe ir por ahí

Que vaya a manejar los hilos del Instituto Andaluz de Flamenco en la Junta de Andalucía un hombre como Ricardo Pachón que ha dicho que para cantar flamenco hay que ser gitano, es para mí una muy mala noticia. Y un peligro.

El debate Instituto Andaluz del FlamencoRicardo Pachón se está centrando en si sabe o no de flamenco, y no debe ser ese el debate. La anterior directora, María Ángeles Carrasco, apenas chanelaba y no hizo mal trabajo. Pachón lleva toda su vida en el flamenco y ha vivido lo que ha vivido, luego sabe lo suyo, aunque dijera una vez que había convivido en Alcalá de Guadaíra con Joaquín el de la Paula, sin ser cierto, porque nació cuatro años después de que muriera el rey de las soleares alcalareñas. Un desliz, sin duda, sin la mayor importancia.

Valoro muchas de las cosas que ha hecho Ricardo Pachón, pero desprecio otras. No necesito ver qué es capaz de hacer en el IADF, si al final es su director, porque conozco el paño y creo, sinceramente, que es la peor noticia que podíamos tener estos días ya otoñales. Hubo un concurso público, se exigían unos méritos y él ha obtenido, al parecer, más puntos que nadie. Hasta ahí todo correcto, y poco se puede decir. Otras veces nos hemos quejado cuando el nombramiento ha sido a dedo, con elecciones vergonzosas.

 

«Pachón es un gitanista recalcitrante y suele descalificar todo lo que no venga de artistas gitanos»

 

El problema de que este hombre vaya a mandar en el flamenco o a ser un señor poderoso, con dinero público y capacidad de decidir muchas cosas relacionadas con nuestro arte, es de ideología flamenca. Pachón es un gitanista recalcitrante y suele descalificar todo lo que no venga de artistas gitanos. Es de la cuerda de otros hombres vinculados a este arte, que en su día hicieron mucho daño con el asunto de lo gitano, lo flamenco o lo gaché.

Por tanto, que vaya a manejar los hilos de este arte en la Junta de Andalucía un hombre que ha dicho que para cantar flamenco hay que ser gitano, es para mí una muy mala noticia. Y un peligro.

Cuento una historia verídica. En 1991, el sello Ediciones Senador me encargó un disco con cantes inéditos de Juan Talega para conmemorar el centenario de su nacimiento. Acepté el reto y me puse a buscar grabaciones domésticas con buen sonido para hacer un buen trabajo y rendir honores al ilustre cantaor gitano de Dos Hermanas.

La citada casa discográfica no pensó en los beneficios de la obra, sino en tener en su ya rico catálogo un disco de esa solera. Le dimos 300.000 pesetas al hijo de Juan Talega, El Cano, por la autorización. No había ya más presupuesto. Me fui a casa de Ricardo Pachón a pedirle un cante para completar el repertorio y me pidió otras 300.000 pesetas. Por un solo cante que él le grabó al maestro de la soleá en alguna fiesta, seguramente sin darle ningún dinero.

Estaba en su derecho de pedir dinero porque era un material suyo. Pero nos puede dar una idea de por dónde va.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

4 COMENTARIOS
  • juan 23 septiembre, 2019

    Manuel, muy buen artículo. Totalmente de acuerdo contigo. Si este hombre dice que para cantar flamenco hay que ser gitano, para mí no es un buen aficionado al cante. Y llevando toda su vida comiendo del flamenco y de los artistas. Y no veo bien dar un cargo a nadie que pase la edad de jubilación. Ni en flamenco ni en politica, etc.

    Saludos

  • Álvaro 24 septiembre, 2019

    Su comentario acerca de la valoración económica del cante de Juan Talega a cargo de este señor, recién nombrado mandamás de la cosa flamenca por parte de la Junta, es absolutamente coherente con su trayectoria vital en la que ha atesorado un impresionante archivo de registros sonoros, que desde hace lustros, pretende a toda costa monetizar. Alguien, con esta designación, le ha puesto en suerte la culminación de sus deseos. Pues que le aproveche y aunque sea a costa de todos los andaluces, accedamos de una vez a ese tesoro musical tan celosamente guardado por el señor Pachón, que hasta la fecha, solo ha compartido con quien le ha pagado el correspondiente peaje (que no han sido pocos).

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X