Home / Bordonazo NEW  / Viva Huelva porque tiene

Viva Huelva porque tiene

Huelva no ha contado nunca para nada en la historia del flamenco por parte de los flamencólogos, a pesar de que en esta provincia andaluza ha habido artistas de gran importancia desde el siglo XIX. Resulta curioso que Huelva tenga en la actualidad más cantaores jóvenes que Sevilla.

Huelva no ha contado nunca para nada en la historia del flamenco por parte de los flamencólogos, a pesar de que en esta provincia andaluza ha habido artistas de gran importancia desde el siglo XIX. Pongamos como único ejemplo a la famosa Dolores Parrales Moreno, La Parrala, de Moguer, la tierra del gran poeta Juan Ramón Jiménez. También a su hermana María, la otra Parrala, aunque no alcanzara la importancia de Dolores. Vinieron después, en distintas etapas, Pepe Rebollo, Antonio Rengel, el guitarrista Manolo de Huelva, que era de Riotinto, Paco Isidro, el bailaor Alejandro Vega, pareja de la gran Pilar López, y Paco Toronjo, por no hacer la lista interminable y cerrar con un genio del fandango.

Huelva también tuvo sus cafés cantantes en el XIX, entre otros, el que abrió Silverio Franconetti, por el que pasaron muchas figuras del flamenco. Y cuando parecía que se había agotado el venero de voces y guitarras, resulta que comenzaron a salir y surgieron el Niño Miguel y Juan Carlos Romero, dos grandes guitarristas, y en el cante, Arcángel, Argentina, Rocío Márquez, Guillermo Cano, Jeromo Segura, Jesús Corbacho y Sebastián Cruz, entre otros.

Nadie ha escrito todavía sobre lo curioso que resulta que Huelva tenga en la actualidad más cantaores y cantaoras jóvenes que Sevilla, siendo la capital andaluza la que más artistas flamencos ha aportado, además de ser una de las cunas principales del género. Pero actualmente, si exceptuamos a algunos maestros, Sevilla no cuenta con jóvenes intérpretes del cante que estén considerados como primeras voces, como son Arcángel, Rocío Márquez y Argentina, gustos al margen. En algunos pueblos de Sevilla hay buenos cantaores, que son Rubito hijo en la Puebla de Cazalla, Manuel Castulo, Juan de Mairena y José de la Mena en Mairena del Alcor, José Valencia en Lebrija, Miguel Ortega en Los Palacios y Segundo Falcón en el Viso del Alcor, por citar solo a unos cuantos. Sin embargo, Sevilla no cuenta con ningún intérprete joven que esté en figura y que represente su escuela, que siempre ha sido de las dos o tres más importantes, con Jerez y Cádiz. Los hay buenos, pero cantan para bailar o no han sido capaces aún de estar arriba.

Por tanto, tiene mérito lo de Huelva, tierra de fandangos, y me parece de justicia que se reconozca la importancia de que un grupo de jóvenes voces le hayan devuelto a esta bella tierra andaluza el protagonismo que tuvo en otros tiempos en el cante. Ahora solo falta que las instituciones públicas onubenses apoyen más el arte flamenco en la ciudad y en los pueblos, que lo hacen poco, aunque sea como respuesta a la labor de estos jóvenes artistas que llevan por el mundo entero el nombre de Huelva. Arcángel, por ejemplo, es una de las primeras figuras del cante, aunque no sea del gusto de todos. Está a punto de aparecer su último cedé, realizado en directo en algunos tablaos de España, y parece que puede ser el disco que necesitaba el joven maestro. Ya quisiera Sevilla, y lo dice un sevillano, tener a una joven figura del cante como Arcángel. Por cierto, un cantaor que gusta mucho en la ciudad de la Giralda, como quedó patente una vez más hace una semana, cuando la puso de pie en los Reales Alcázares midiendo su precioso timbre con un coro de voces búlgaras.

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X