Home / Serie Oro  / Joaquín Loreto La Cherna o el rajo elegante (1)

Joaquín Loreto La Cherna o el rajo elegante (1)

Cantaor y bailaor, pescadero y, por lo que cuentan, un gitano de enorme simpatía. Uno de los pioneros y grandes profesionales flamencos de Jerez de la Frontera. No había nacido aún Don Antonio Chacón y ya cantaba Joaquín Loreto Vargas (1843-1908), conocido por La Cherna, como un profesional de su tiempo. Un especialista de la seguiriya gitana.

Tuvo que ser todo un personaje. Cantaor y bailaor, pescadero y, por lo que cuentan, un gitano de enorme simpatía. Uno de los pioneros y grandes profesionales flamencos de Jerez de la Frontera, como lo demuestra el hecho de que en 1865, o sea, con 22 años, apareciera ya cantando en el Teatro Principal de su ciudad natal. No había nacido aún Don Antonio Chacón y ya cantaba Joaquín Loreto Vargas, conocido por La Cherna (o Lacherna), como un verdadero profesional de su tiempo. Eso sí, viviendo del cante y también de un puesto de pescado en la plaza central de abastos de la ciudad, que era algo muy de los Loreto de la Plazuela y la Albarizuela, en San Pedro.

Joaquín La Cherna era hijo de José Loreto Jiménez (o Medrano, según algunos documentos), panadero de oficio, y de Luisa de Vargas Morón. No había muchos panaderos gitanos en Jerez, sino herreros, pescaderos, tablajeros o trabajadores del campo. La Cherna era gitano, como suele decirse, por los cuatro costados. Nieto por línea paterna del jerezano Francisco Loreto y de la Lebrijana Catalina Jiménez. Y por línea materna, de los jerezanos Juan de Vargas y Tomasa Morón Carpio. Apellidos netamente gitanos también y muy de la zona de Cádiz, Jerez y los Puertos. La famosa bisabuela lebrijana de Manuel Torres, Catalina, murió el 18 de octubre de 1843 en la calle Sevilla, cuando La Cherna no había cumplido los tres meses y no había nacido siquiera la madre de Manuel Torres.

 

«Don Antonio Chacón llegó a decir que La Cherna y El Mellizo eran los mejores cantaores de aquel tiempo. Cuentan que Manuel Torres lo tenía como una de sus principales referencias»

 

Partida de nacimiento de Joaquín Loreto Vargas La Cherna, 1843. Archivo Bohórquez.

Partida de nacimiento de Joaquín Loreto Vargas La Cherna, 1843. Archivo Bohórquez.

 

De la calle Honsario

Vino al mundo La Cherna el 9 de julio de 1843, y no el 8, en la calle Honsario, de las arterias más flamencas del Barrio de San Pedro o la Albarizuela, como le gusta al compañero José María Castaño que se llame a ese barrio gitano donde tantos buenos artistas han nacido y no solo flamencos. Cuando nació Joaquín sus padres eran ya mayorcitos y tenía cinco hermanos, el mayor con 20 años, Francisco. Los otros eran José, Juan, José María y Manuel. Luego vendría Tomasa, en 1845, que casaron pronto, solo 15 años, en 1861, con un guapo gitano de Algeciras, Juan de Soto Montero, que tenía 18. Eran los padres de uno de los genios más grandes del cante gitano, Manuel Torres, que vino al mundo en la calle Álamos en 1880. Con el paso del tiempo, Juan Soto llegaría a ser oficial del Matadero.

Otra hermana de La Cherna –apodado así por el nombre de un pescado–, Luisa, se casó con Juan Niño Vargas y de este matrimonio nació José Niño Loreto (1881), el célebre cantaor Carapiera, primo hermano de Manuel y Pepe Torres y, al parecer, un artista extraordinario, aunque raro. Otro raro en la casa de los Loretos, donde casi todos tenían una ramita de bendita locura que le daba cierto encanto a la forma de cantar. Carapiera murió el 18 de abril de 1931 en el número 14 de la calle Acebuche, con 49 años, por causa de una miocarditis crónica, dejando una manera de cantar la soleá que enamoró a más de un cantaor, desde su propio primo hasta Agujetas padre, que guardó ese estilo celosamente y que hoy es ya muy conocido.

 

El cantaor Joaquín La Cherna junto a sus padres y hermanos en el padrón general de vecinos de Jerez, de 1851, cuando tenía 7 u 8 años. Archivo Bohórquez.

El cantaor Joaquín La Cherna junto a sus padres y hermanos en el padrón general de vecinos de Jerez, de 1851, cuando tenía 7 u 8 años. Archivo Bohórquez.

 

La Cherna a las tablas

Joaquín Loreto Vargas, La Cherna, pescadero, era al parecer de un carácter muy abierto y nunca le supuso ningún problema cantar y bailar en un escenario. Era un gitano simpático, según quienes tuvieron la suerte de tratarlo. Como murió en 1908, lo alcanzaron artistas que, como Chacón o su propio sobrino, Manuel Torres, lo ensalzaron. Chacón llegó a decir que La Cherna y El Mellizo eran los mejores cantaores de aquel tiempo. Manuel, cuentan que lo tenía como una de sus principales referencias.

Hay que tener en cuenta que cuando murió Joaquín Loreto, su sobrino tenía ya casi treinta años, luego tuvo que haberlo escuchado en infinidad de fiestas familiares y reuniones en tabancos de la ciudad. Nadie como él, su otro sobrino, Carapiera, o Chacón para difundir sus cantes. Manuel era el transmisor más fiel y fue él quien hizo que su estilo llegara a Tomás Pavón, por ejemplo, que bordó su famosa seguiriya Apregonao me tienes, que grabó en 1928.

Tanto éxito tuvo Tomasito con ese cante, que meses después la grabaría el propio Torres, de quien curiosamente la aprendió. Pero quien primero la grabó fue Pastora Pavón (1918), con Currito el de la Jeroma a la guitarra. Parece que la aprendió también de Manuel, su ídolo, aunque nunca sabremos si la cantaora llegó a escuchar al propio La Cherna, que sin duda tuvo que cantar en Sevilla en más de una ocasión, aunque no haya constancia de ello con soporte documental. O cuando fue de adolescente a cantar a La Primera de Jerez.

 

Carapiera, con 4, años, viviendo con sus padres y hermanos en la calle Acebuche. Archivo Bohórquez.

Carapiera, con 4, años, viviendo con sus padres y hermanos en la calle Acebuche. Archivo Bohórquez.

 

«Tomás Pavón bordó su famosa seguiriya ‘Apregonao me tienes’, que grabó en 1928. Meses después la grabaría el propio Manuel Torres. Pero quien primero la grabó fue Pastora Pavón (1918), con Currito el de la Jeroma a la guitarra»

 

Seguiriyero en el teatro

Las escasas noticias que de La Cherna hay en la prensa demuestran que era un especialista de la seguiriya gitana. Quizá su actuación más importante fue la del 31 de octubre de 1867 en el Teatro Principal de Jerez a beneficio de Diego García.

 

Anuncio en la prensa del cartel del festival del 31 de octubre de 1867. Archivo Bohórquez.

Anuncio en la prensa del cartel del festival del 31 de octubre de 1867. Archivo Bohórquez.

 

1º Sinfonía.

La lindísima comedia, en un acto.

RETASCÓN BARBERO Y COMADRÓN

3º Por el Sr. Juan Fernández, conocido por el hijo de Curro Dulce, se cantará el Polo, Caña, y Seguidillas. El aplaudido Mingoli, bailará la Soleá, el Jaleo y la Viudita. Remedando a un tonto, y cantará Francisco Fernández conocido por Dulce.

Todo este canto y baile, será acompañado a la guitarra por el acreditado Francisco Cantero conocido por Paco el Barbero.

4º El precioso baile, español, nominado la Feria de Sevilla.

5º. El Sr. Loreto (a) La Cherna, cantará Seguidillas. Y seguido bailará varios pasos andaluces, acompañado de cantaores del mismo género y a la guitarra por el mismo profesor Cantero.

Después José Bernal (a) La Lullera, bailará el Amorano y Alianas.

A continuación Francisco Fernández bailará el Tango Americano.

Concluyendo la función, con unas preciosas Seguidillas cantadas por el beneficiado.

Entrada principal, 3 reales. Íden al segundo y tercer piso, 2 reales.

 

El Porvenir de Jerez, 31 de octubre de 1867.

 

Hemos puesto este cartel completo, que fue dado a conocer por Gerhard Steingres en una conferencia dada con motivo del ciclo Dos siglos de flamenco, los días 21 y 25 de 1988. El flamenco comenzaba a meterse en el teatro jerezano, para paliar la crisis de la escena nacional, y Joaquín Loreto La Cherna estaba ahí con Curro Dulce, su hijo Juan Fernández Espeleta y, entre otros, el guitarrista Paco el Barbero, anunciado como Francisco Cantero, aunque siempre creí que este Cantero era el guitarrero y guitarrista gaditano, discípulo de Patiño.

 

Continuará…

 

Casamiento de Tomasa, hermana de La Cherna y madre de Manuel y Pepe Torres, con el algecireño Juan Soto Montgero. 1861. Archivo Bohórquez.

Casamiento de Tomasa, hermana de La Cherna y madre de Manuel y Pepe Torres, con el algecireño Juan Soto Montgero. 1861. Archivo Bohórquez.

 

Catalina Jiménez, abuela paterna de Joaquín Lacherna, 1843.

Catalina Jiménez, abuela paterna de Joaquín Lacherna, 1843.

 

Defunción de José Niño Loreto, Carapiera. Primo hermano de Manuel y Pepe Torres. Archivo Bohórquez.

Defunción de José Niño Loreto, Carapiera. Primo hermano de Manuel y Pepe Torres. Archivo Bohórquez.

 

Parroquia de San Miguel, donde se bautizó La Cherna en 1843. Archivo Bohórquez.

Parroquia de San Miguel, donde se bautizó La Cherna en 1843. Archivo Bohórquez.

 

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

2 COMENTARIOS
  • Luis Suárez Ávila 11 agosto, 2020

    Manolo, enhorabuena. ¿Sabrías decirme si Juan Niño Vargas era de El Puerto, de los Niño? A Alonso el del Cepillo y a El Negro los oí hablar mucho de Carapiera. También, por supuesto, a Agujetas el Viejo. Un abrazo.

    • Manuel Bohórquez Casado 11 agosto, 2020

      Hola, Luis. ¿Recuerdas que te dije que había visto algo de Pedro el Brujo en Jerez? Pues siéntate, porque Carapiera era su bisnieto. Juan Niño Vargas, su padre, era jerezano, de 1859, pero nieto del Brujo.

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X