Home / Serie Oro  / Joaquín Loreto La Cherna o el rajo elegante (y 2)

Joaquín Loreto La Cherna o el rajo elegante (y 2)

Joaquín La Cherna falleció con 64 años, muchos para alguien que se bebió la vida. Una vida apasionante, como la de los cantaores de aquel tiempo. No dejó discos, y parece que tampoco hijos ni propiedades. Solo una seguiriya como único legado, que nos ha llegado a través de cantaores como Manuel Torres, Pastora y Tomás Pavón, Manuel Vallejo o

Algún día habría que hacer un buen libro sobre los Loreto –o Leyton–, porque son una de las familias gitanas más importantes del flamenco, sobre todo los de Jerez de la Frontera y el Puerto de Santa María. Si le hacemos un seguimiento a los Loreto Vargas jerezanos, a los hermanos de Joaquín La Cherna, casi todos nos llevan a artistas muy conocidos. Ya aportamos en el capítulo anterior el dato de que José Niño Loreto, Carapiera, era hijo de Luisa Loreto Vargas, una de las hermanas de La Cherna, y de Juan Niño Vargas. Otros hermanos de nuestro protagonista nos llevan a la familia de Josefa la Chorrúa o a la de El Feongo –José Loreto Reyes–, padre de Pepa de Utrera.

 

Nacimiento de Juan Niño Vargas, padre de Carapiera y nieto de El Brujo. Archivo Bohórquez.

Nacimiento de Juan Niño Vargas, padre de Carapiera y nieto de El Brujo. Archivo Bohórquez.

Carapiera y El Brujo del Puerto

Este Juan Niño era nieto por línea paterna de Pedro Niño Boneo El Brujo, el mítico cantaor gitano del Puerto de Santa María. Nada se sabía de este parentesco, que tiene su importancia para la biografía de Carapiera y para la historia del Flamenco. Era, por tanto, bisnieto de El Brujo, al que no llegó a conocer porque murió cuando el cantaor jerezano aún no había nacido. Pedro el Brujo recibió su primer beso de luz en el Puerto de Santa María en 1819, según dato de Luis Suárez Ávila, se casó con una López y tuvo hijos en el Puerto y en Sevilla, en esta ciudad la mayoría de ellos, unos en Triana y otros en distintos puntos de la ciudad. Se mudaba mucho, suponemos que porque hizo un crimen en el Puerto y por eso tuvo que emigrar a Triana, que era un buen sitio para los que tenían problemas con la Justicia.

Uno de sus hijos era el célebre romancista gitano Juan José Niño López, que aunque lo hayan hecho trianero de cuna en realidad nació en el barrio de San Roque, en la calle Conde Negro, una zona sevillana de muchos gitanos en el siglo XIX. Juan José Niño era, por tanto, tío abuelo de Carapiera, al que pudo conocer perfectamente porque el romancista era muy popular en Triana y el cantaor jerezano tuvo que visitar el barrio más de una vez, porque vino en varias ocasiones a cantar en fiestas con su primo Manuel Torres.

 

«La Cherna tuvo que ser un hombre complicado, de vida algo bohemia. En 1885 aparece empadronado en la calle Pabía, en San Miguel, viviendo con Josefa Vega Suárez, de 28 años de edad. Él tenía ya 42. No estaban casados, sino rebujados»

 

Los dos sobrinos de Joaquín La Cherna, Manuel Y Pepe Torres, acompañados por el guitarrista jerezano Javier Molina, 1931. Archivo Bohórquez.

Los dos sobrinos de Joaquín La Cherna, Manuel y Pepe Torres, acompañados por el guitarrista jerezano Javier Molina, 1931. Archivo Bohórquez.

 

De nuevo en el Teatro Principal

Está claro que a Joaquín Loreto La Cherna le gustaba el teatro, lo que indica a las claras que era cantaor y también artista. El 29 de enero de 1874, con 29 años, actuó de nuevo en el Teatro Principal de Jerez, con el siguiente programa:

 

Función para hoy Jueves 29 de enero de 1874, a beneficio de la primera característica Dª Josefa Cruz, y la primera bailarina Dª Manuela Valle.

1.º Sinfonía. ­-2º La comedia en tres actos. LA SOMBRA DE TORQUEMADA.

3º La pieza en un acto, ¿SERÁ ESTE? Ó DE AGUADOR A GENERAL. -4º El baile, ¡OLE CON OLE! -5º La comedia en un acto, LA FLOR DE LA CANELA, en la que tomarán parte, en el obsequio a las beneficiadas, los reputados tocadores de guitarra D. Francisco Cantero y D. Miguel Ríos, los que tocarán por SOLEDAD, CANTIÑAS Y ALEGRÍAS, acompañado por el cantaor Joaquín, conocido por LA CHERNA, todo lo cual será bailado por la Sra. Valle y una niña de ocho años, discípula suya. .6º y último. –CAN CAN.

Entrada principal, 3 reales. –Id. Al tercero y cuarto piso, 2 rs.

El Guadalete, 1874

 

Es evidente que esa noche iba como cantaor de cuadro, para el baile, pero casi siempre destacaba como seguiriyero.

 

Gacetilla del festival en el Teatro Principal de Jerez, de 1874. Archivo Marcelo Gálvez.

Gacetilla del festival en el Teatro Principal de Jerez, de 1874. Archivo Marcelo Gálvez.

 

En Jerez con El Mellizo y Chacón

Fue muy sonada una fiesta en Jerez, en 1886, organizada por el torero Hermosilla y en la que cantaron La Cherna, El Mellizo y Chacón. Tenía ya 43 años y era un cantaor muy hecho. No es extraño que el joven Chacón –17 años– quedara cautivado con su cante, de ahí que dijera que El Mellizo y La Cherna eran “los mejores artistas de entonces”. Sin embargo, parece que Joaquín Loreto no tuvo esa constancia de los artistas y no acabó de romper en un profesional importante. Ni siquiera grabó discos, que pudo hacerlo.

Resulta curioso que el cantaor sevillano José el de la Tomasa, bisnieto de Tomasa Loreto, la madre de Manuel y Pepe Torres –este último, abuelo del Tomasa–, no sepa nada de La Cherna, siendo el primer artista de esa familia. Nos referimos a que nunca había escuchado nada sobre él en su casa, ni a su madre ni a las hijas de Manuel Torres. Esto indica que La Cherna tuvo que ser un hombre complicado, de vida algo bohemia. En 1885 aparece empadronado en la calle Pabía, en San Miguel, viviendo con Josefa Vega Suárez, de 28 años de edad y natural de la localidad gaditana de Bornos. Él tenía ya 42, o sea, que casi le doblaba la edad. No estaban casados, sino rebujados, y no aparecen hijos de la pareja, aunque es algo que queda pendiente de averiguar.

 

«El joven Chacón quedó cautivado con su cante, de ahí que dijera que El Mellizo y La Cherna eran “los mejores artistas de entonces”. Pero Joaquín Loreto no tuvo esa constancia de los artistas y no acabó de romper en un profesional importante»

 

Padrón jerezano de la calle Pabía en el que aparece La Cherna con la joven de Bornos Josefa Vega Suárez. 1885. Archivo Bohórquez.

Padrón jerezano de la calle Pabía en el que aparece La Cherna con la joven de Bornos Josefa Vega Suárez. 1885. Archivo Bohórquez.

 

Certificado de fallecimiento de Joaquín Lacherna, 1908. Archivo Bohórquez.

Certificado de fallecimiento de Joaquín Lacherna, 1908. Archivo Bohórquez.

Muerte en la calle Álamos

Joaquín Loreto Vargas, La Cherna, murió el 16 de enero de 1908 en el número 26 de la calle Álamos, curiosamente en la casa de al lado donde en 1877 murió Tomás Ortega El Nitri. En la misma calle, por cierto, donde nació su sobrino Manuel Torres en 1880. Una de las calles jerezanas con más historia flamenca, sin duda. La Cherna murió de tuberculosis, según el parte facultativo del doctor Cayetano Pérez. Otro dato que nos indica también la vida que debió de llevar el célebre cantaor y pescadero de la calle Honsario. Consta como casado, luego a lo mejor dio el paso, aunque no creemos que se atreviera. No existe padrón de 1908, así que habrá que averiguarlo por otro lado.

Aunque en la partida de defunción conste que murió con 60 años, lo cierto es que falleció con 64, que entonces eran muchos años para alguien que parece que se bebió la vida. Una vida apasionante, por cierto, como la de casi todos los cantaores de aquel tiempo. No dejó discos, y parece que tampoco hijos ni propiedades. Solo una seguiriya, como único legado. Si hoy seguimos hablando y escribiendo sobre él es porque, al menos, dejó ese pequeño legado que nos ha llegado a través de cantaores como Manuel Torres, Pastora y Tomás Pavón, Manuel Vallejo o, entre otros muchos, Antonio Mairena.

 

Ay, apregonao me tienes
como a un mal ladrón
tú me tienes apregonaíto
como a un mal ladrón.
Mientras más causas,
mientras más causas
tú le echas a mi cuerpo
más te quiero yo.
Tú me tienes apregonao
como a un mal ladrón.

 

Ver aquí la primera entrega del Serie Oro de Joaquín La Cherna.

 

Imagen de aficionados flamencos en Jerez, años 20. A la derecha, con sombrero de ala ancha, Carapiera, sobrino de Joaquín Lacherna. Archivo Antonio El Platero.

Imagen de aficionados flamencos en Jerez, años 20. A la derecha, con sombrero de ala ancha, Carapiera, sobrino de Joaquín Lacherna. Archivo Antonio El Platero.

 

Juan Niño Vargas, padre de Carapiera, muerto en 1922. Archivo Bohórquez.

Juan Niño Vargas, padre de Carapiera, muerto en 1922. Archivo Bohórquez.

 

Curiosa firma de Joaquín La Cherna, aunque no hay seguridad al cien por cien de que fuera suya. Omite el apellido Loreto. 1885.

Curiosa firma de Joaquín La Cherna, aunque no hay seguridad al cien por cien de que fuera suya. Omite el apellido Loreto. 1885.

 

 

Comparte este artículo

Crítico de flamenco, periodista y escritor. 40 años de investigación flamenca en El Correo de Andalucía. Autor de biografías de la Niña de los Peines, Carbonerillo, Manuel Escacena, Tomás Pavón, Fernando el de Triana, Manuel Gerena, Canario de Álora...

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X