Home / Crónicas  / Rancapino: honores al cantaor de la ronquera de oro

Rancapino: honores al cantaor de la ronquera de oro

El chiclanero Rancapino es homenajeado en su 75º aniversario en su ciudad natal. Sus hijos, su nieta, su compadre Juan Villar y el bailaor Antonio Canales compusieron el cartel.

Alonso Núñez Núñez, Rancapino, es quizá el último de una estirpe de flamencos gaditanos, la que se forjó cantando por la voluntad en los tranvías y en los reservados de las ventas y acabó dando la vuelta al mundo. Su característica afonía, esa que ha dado pie a toda clase de anécdotas hilarantes, lejos de ser un obstáculo en su carrera, terminó siendo un sello personal. Sin prodigarse en el estudio de grabación ni disimular su debilidad por algunos maestros –Caracol, Aurelio Sellés, Juan Talega o el Niño de la Calzá– ha logrado convertirse en leyenda viva y, además, en una figura entrañable para los aficionados.

La celebración de su 75 cumpleaños en su pueblo, Chiclana, tuvo lugar el domingo 22 de agosto con un año de retraso a cuenta de la pandemia. Un Teatro Moderno todo lo abarrotado que permitían las medidas de seguridad recibió en pie al maestro, que camina con mucha dificultad debido a su delicado estado de salud. Tras una glosa de su figura a cargo de Pedro Quiñones, autor de su biografía Ronco de andar descalzo, comenzó una gala en la que estaban anunciados Ana y Alonso, hijos de Rancapino, su nieta Esmeralda, su compadre Juan Villar y el bailaor Antonio Canales.

De la actuación de Ana –la misma a la que Rancapino dedicó la soleá Mi niña Ana–, que arrancó por martinetes, y de la de Esmeralda, poco podemos añadir a lo dicho el pasado jueves en el ciclo Cádiz Flamenco, pues el repertorio fue muy parecido. Solo consignar que se trataba de la primera vez que Esmeralda pisaba las tablas del Teatro Moderno, y que cada vez que sube a un escenario crece un poco más. En la Canastera de Camarón y Paco demostró que, si sabe aprovechar la herencia y enfoca bien su carrera, no cabe duda de que tenemos cantaora para rato, y de las buenas.

También calcó sus cantes del jueves pasado Juan Villar, pero es tal el lujo de escuchar a este otro superviviente de los años dorados del cante en Cádiz que no nos importaría verlo una vez por semana. La pareja que hace con el guitarrista Manuel Jero lo tiene rejuvenecido, y lo mismo por soleá que por tangos y bulerías hacen alarde de un tempo moroso, para escuchar sosegadamente, paladeando cada nota.

 

«Juan Villar calcó sus cantes del jueves pasado en el ciclo Cádiz Flamenco, pero es tal el lujo de escuchar a este otro superviviente de los años dorados del cante en Cádiz que no nos importaría verlo una vez por semana»

 

Llegó así el turno del más claro legatario de Rancapino, su hijo Alonso, Rancapino Chico. Parece que fue ayer cuando, sin levantar dos palmos del suelo, le estaba cantando en el Teatro Falla a su tío Orillo del Puerto, y de todo hace ya veinte años. Cada cual verá cómo ha llevado los suyos, pero los de Alonsito han pasado para bien: tiene una voz dulce y flamenquísima, que también sabe herir cuando toca. Se templó por tientos y encadenó una larga tanda de bulerías muy bien acompañadas por la sonanta del jerezano Antonio Higuero. Hubiera sido escuchar algunos otros cantes con sello de la casa, ya fuera por malagueñas o alegrías, pero últimamente los relojes mandan más que nunca, y ahí quedó la cosa.

Tras un fin de fiesta con pincelada al baile de Antonio Canales, tan cortejado últimamente por la televisión de masas, llegó el regalo inesperado: el homenajeado de la noche, el propio Alonso Núñez –“y Núñez, y Núñez, y Núñez… hasta quince veces Núñez”, diría su biógrafo– subió trabajosamente al escenario para hacer, con el hilo de voz que le concede la naturaleza, con los últimos vestigios de su ronquera de oro, sus clásicos fandangos.

Resulta difícil asumir que tal vez sea la última vez que veamos a este artista sobre un escenario. Pero tenerlo ahí, genio y figura, haciéndonos sonreír solo con verlo y tocándonos la entretela solo con un ay, es también para nosotros una prueba de que seguimos vivos.

Fotos: Juan Luis Monge 

       

Ficha artística

75 aniversario de Rancapino
Teatro Moderno de Chiclana, Cádiz
22 de agosto de 2021
Cante: Rancapino, Rancapino Chico, Juan Villar, Ana Rancapino y Esmeralda Rancapino
Baile. Antonio Canales
Guitarras: Diego Amaya, Manuel Jero, Antonio Higuero        
Percusión: Manuel Torres
Palmas: Manuel Valencia, Manuel Cantarote     

 

75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

Esmeralda Rancapino. 75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

Ana Rancapino. 75º Aniversario. Homenaje a Rancapino. Teatro Moderno, Chiclana. 22 agosto 2021. Foto: Juan Luis Monge

 

Comparte este artículo

Un pie en Cádiz y otro en Sevilla. Un cuarto de siglo de periodismo cultural, y contando. Por amor al arte, al fin del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X