Home / Crónicas  / Farruquito, artista hasta paseando

Farruquito, artista hasta paseando

El bailaor sevillano Farruquito cerró la III Bienal de Arte Flamenco Canela de San Roque, que ha acogido el Teatro Juan Luis Galiardo de esta localidad gaditana. La gran noticia no es otra que el hecho de haberse llevado a cabo toda la programación, que además ha gozado de un nivel considerable.

Ya ha acabado la III Bienal de Arte Flamenco Canela de San Roque, que se ha celebrado en el mes de octubre en el Teatro Juan Luis Galiardo. Esta edición ha estado marcada por la actualidad sanitaria, traducida en incertidumbre y medidas como distanciamiento, mascarillas o control de temperatura al público antes de acceder al recinto. La gran noticia no es otra que la del hecho en sí de haberse llevado a cabo toda la programación, que dicho sea de paso ha gozado de un nivel considerable.

El último en adueñarse del escenario fue, en la noche del sábado 24, el gran bailaor Farruquito, que presentó una propuesta sencilla en cuanto a puesta en escena y a guion, aunque certera en la digna perspectiva de defender su escuela. Una función de algo más de una hora de duración si incluimos el improvisado fin de fiesta, en el que comprobamos las sobradas dotes de Juan Manuel Fernández Montoya como guitarrista.

 

«Farruquito es un espectáculo en sí mismo, por sus formas y hechuras, por sus movimientos, por lo que supone su figura, por lo que representa su esencia y por el sobrado dominio de cuanto expresa»

 

En tres sabrosos números –seguiriya, alegrías y soleá– volvemos a encontrarnos con un artista completo y armónico. Estéticamente se defiende con elegancia y equilibrio. El público lo aplaudía en cada remate y él lo agradecía con una sonrisa. No se entendería la entrega del bailaor sin el elenco que lo acompañó. A las voces estuvieron Ismael de la Rosa ‘El Bolita’ y Ezequiel Montoya, así como Mari Vizárraga, que asume la responsabilidad de avivar el fuego en cada intervención. Los dos jóvenes cantaores crecen adecuadamente, con personalidad, estilo y valentía, pues no es nada fácil estar bajo la estela de uno de los más geniales bailaores de este siglo.

En este recital, Farruquito volvió a su relato más clásico y flamenco que, aunque nunca se aleje demasiado de él, a veces tiene que revestir de trama, como es el caso de la pasada Bienal de Sevilla con Desde mi ventana. Él es un espectáculo en sí mismo, por sus formas y hechuras, por sus movimientos, por lo que supone su figura, por lo que representa su esencia y por el sobrado dominio de cuanto expresa. Antonio Santiago ‘Ñoño’ puso la guitarra, y El Polito se encargó de la percusión. Se despedía por un lateral del escenario paseándose, derramando el perfume de la magia de su gente y cerrando el telón, hasta dentro de dos años, si Dios quiere.

Fotos: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito y Mari Vizárraga. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito y Mari Vizárraga. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

Farruquito. III Bienal Canela de San Roque, Cádiz. Octubre 2020. Foto: María Chaves

 

 

Comparte este artículo

Periodista. Jerez. Sé bailar por bulerías. Nada como la intimidad de la radio y el romanticismo del papel. Ahora, también en tv.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X