Home / Crónicas  / Eduarda de los Reyes debuta en Jerez, en el cierre del Festival 

Eduarda de los Reyes debuta en Jerez, en el cierre del Festival 

Un momento único en la recta final del Festival de Jerez: el estreno de 'El Amor Brujo' de Israel Galván. Muchos se aburrieron en esta presentación, Israel ya sabe que puede pasar esto.

'El amor brujo', de Israel Galván. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

La recta final del Festival de Jerez nos ha dejado un momento único: el estreno de El Amor Brujo de Israel Galván. Vuelve a darle la vuelta a su propio sello, remata su obra de creación y continúa dejando destellos de genialidad. Muchos se aburrieron en esta presentación, Israel ya sabe que puede pasar esto. Pero el sevillano huye de forma total de los prejuicios, miedos o límites que la actualidad impone. Ya hace tiempo pasó a ser un creativo de honor dentro de la danza y por ello encontramos a otras del momento que intentan acercarse a él en el escenario. Desde la musicalidad que regaló Falla, el músico y pianista Alejandro Rojas-Marcos construye la atmósfera precisa para que Eduarda de los Reyes debute en Jerez. Y quién es Eduarda, preguntarán ustedes. Pues el propio Israel vestido de mujer, con gestos y maneras bien matizadas, y con un baile entrecortado por la interpretación y siempre desnudando el mensaje. La lucha, la opresión, el desasosiego, las tareas del hogar, la guasa del anticuado machismo… Conceptos que fluyen a partir de sus brazos picassianos, de sus muñecas rectilíneas y de un sentido totalmente continuo y llevadero. Cincuenta minutos de obra que causa llanto en algunos sensibles, y despropósito en los más conservadores. A muchos simplemente les deja con la boca abierta y el miedo de decantarse por si les gusta o no, fruto del desconcierto y alejándose, a su vez, del miedo a la mirada intelectual de algunos. «No me vayan a llamar cateto», piensan en voz alta. Israel es así, genio de los escenarios y siempre puede sorprender. Eduarda se inicia en Jerez, con sus labios pintados y su pelo recogido, rompiendo lozas y cacerolas, apagando fuegos y edificando su propio estilo, que no es totalmente el de Israel. David Lagos se presta de forma descomunal a llevar la voz cantante.

Por el mismo Teatro Villamarta han pasado las compañías de Fuensanta La Moneta, con Granada, sólo tiene salida por las estrellas,  María del Mar Moreno, con Medea, y David Coria, con Anónimos. Fuensanta quiso alejarse del tópico granadino aún acudiendo a la historia de la ciudad de La Alhambra. No entendimos muy bien qué era lo que no quería demostrar, porque lo más destacado fue su racial expresión bailaora. El montaje en sí no parece tener un significado más allá de las buenas formas de esta granadina. La segunda de ellas, jerezana de pro, se embarca en este proyecto junto a Pilar Távora y su inseparable Antonio Malena. Interpreta, mantiene su particular forma de bailar y recita. Sin ningún pánico, vuelve a conseguir aportar su visión del mito griego en el que la mujer vuelve a ser vilipendiada y ultrajada por la sociedad. Siempre de actualidad, en el mismo 8M, María defiende con vehemencia la lucha de la igualdad de la mujer. Coria, por su parte, se sumerge en su propio espacio para desarrollar una búsqueda en sí mismo, desde el baile y la danza, de una manera escueta, y con el acompañamiento de Rafael Ramírez y Eduardo Leal, y el destacado cante de Gema Caballero. La oscuridad del ser desaparece para que desde la libertad de la creación los perfiles se unan en un todo desconocido en el que solo importa compartir el alma.

El Palacio de Villavicencio, por su parte, ha acogido tres recitales de nivel: Alfredo Tejada, Juan de Mairena y Manuel Tañé. El tercero de ellos ha sido el más destacado, porque mostró ser valiente y arriesgado, poniendo toda la carne en el asador y, sobre todo, emocionando con cantes cortos y directos al corazón. Jerez siempre ha dado cantaores de este corte bohemio, de chispa, de pellizco y que te levantan de la silla. Tañé defiende el cante de La Plazuela, hace con los ritmos los que le da la gana y convence. Dicho esto, destacamos la presencia de los dos anteriores mostrando cada uno de ellos su escuela ortodoxa y tradicional.

Y el baile volvió a estar presente de las manos y los pies de Yéssica Brea y Fernando Jimenez, en Sala Compañía, y de Paloma Fantova, en Sala Paúl. Tres jóvenes interesantes por su corte flamenco, defendiendo el origen y apostando por la idea de espectáculo clásico, dándole siempre espacio al cante. Paloma demostró ser todo volcán, de niña prodigio a realidad. Cuenta con una legión de seguidores. Muchos de ellos son artistas consagrados. Contó con Juana la del Pipa en su debut en Jerez, y la gitana de Santiago plasmó solo con su presencia una estampa de aplauso.

Yéssica y Fernando se dejaron llevar por la espontánea preparación, o lo que es lo mismo, por el sentir del directo. Aunque todo esté ensayado, estos jóvenes no se alejan del estilo de su tierra, baile de cintura para arriba mejor que de cintura para abajo.

Las peñas flamencas han vuelto a abrir sus puertas en este último fin de semana. La Peña La Bulería recibió a Carmen Herrera, en uno de los momentos más apreciados del Festival en sí. Y en el Centro Cultural Flamenco Don Antonio Chacón se presentó a la joven portuense Diana Andrades, bailaora que comienza a despuntar entre sus iguales.

Todo se cerró en Sala Paúl con Pepe del Morao. El encargado de echar el telón de este 23 edición defendió con creces su propio sello desde la raíz morada de su sangre. Bebe de sus ancestros pero es capaz de sumar a la propia historia de su vida. Cuenta con instrumentos como el arpa o el violín para enriquecer más si cabe sus propias composiciones. José Mijita, por soleá y seguiriyas está cumbre, y Diego del Morao se suma a una rematada bulería que nos deja con el aliento nostálgico.

Fotos de Javier Fergó para Festival de Jerez.

 

Paloma Fantova. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

Paloma Fantova. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

'Granada solo tiene salida por las estrellas', de Fuensanta La Moneta. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

‘Granada solo tiene salida por las estrellas’, de Fuensanta La Moneta. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

Yéssica Brea. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

Yéssica Brea. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

Juan de Mairena. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

Juan de Mairena. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

Alfredo Tejada. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

Alfredo Tejada. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

'Anónimos', de David Coria. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

‘Anónimos’, de David Coria. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

'Medea', de María del Mar Moreno. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

‘Medea’, de María del Mar Moreno. Festival de Jerez. Foto: Javier Fergo

 

 

Comparte este artículo

Periodista. Jerez. Sé bailar por bulerías. Nada como la intimidad de la radio y el romanticismo del papel. Ahora, también en tv.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X