Home / Crónicas  / Un guerrero con claroscuros

Un guerrero con claroscuros

El bailaor gaditano Eduardo Guerrero presentó su espectáculo 'Efímera sombra II' en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. Baila para mostrarnos recursos y más recursos y una enorme multiplicidad de géneros, de grandes atributos y versatilidad dancística.

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

Misterio al abrir el telón. Un pregón que entona quién abre la puerta, qué cierra, qué abre, qué pregunta. Esta fue la tónica general del espectáculo que nos presentó Eduardo Guerrero, donde la expectación del tema o del contenido que parecía querer decirnos se quedó en la misma esencia de la pregunta en sí misma. Con una puesta en escena inicial que conjugó maravillosamente un enigmático clima donde las sombras juegan con su cuerpo, creando imágenes estéticas, de movimientos cimbreantes y difuminados al trasluz de un imponente Eduardo dotado de una espléndida técnica presentada hasta la extenuación en el transcurso del espectáculo.

Unos tangos reinventados, pasados por danza contemporánea, bailando descalzo con los dos zapatos en mano hilados entre sí por los dos cordones. Tangos ataviados de atrevimiento pero de difícil convicción. Giros espectaculares, mucho movimiento en la escena, un montículo de tierra y un telón de fondo cuajado de ropa. Se canta una jarcha y un romance con la voz afillá pero poco modulada de Samara Montañés. Anima el romance a correr ante la amenaza de quien quiera clavar cuchillos en el bello corazón. Se insinúa un discurso de tragedia con sabor a tierra y destierro. ¿Baile o discurso? He ahí la cuestión.

 

«El programa habla de un traspaso de información entre disciplinas y pensamientos. Como crítica de flamenco y espectadora, siento no haberme sentido traspasada»

 

Y Eduardo baila para mostrarnos recursos y más recursos y una enorme multiplicidad de géneros, de grandes atributos y versatilidad dancística. El duende o se esconde o se encoge entre los malabarismos y unos movimientos muy personales, algunos muy originales que por contemporáneos y en esa conjunción aplaudimos por pericia aunque suspiremos por la transmisión.

Pero llegó su momento de pellizco, por bulerías como remate de la soleá. Fluye el cuerpo de Eduardo entero y sin fisuras, transportado en el compás y haciéndonos partícipes de la fiesta de la plenitud jonda.

Se nos dijo en el programa que era un traspaso de información entre disciplinas y pensamientos. Como crítica de flamenco y espectadora, siento no haberme sentido traspasada, reconociendo una valía y unas cualidades al servicio de otro género que he vivenciado como extraño.

 

Texto: Teresa de la Cruz / Fotos: Teatro de la Maestranza

 

FICHA ARTÍSTICA

Eduardo GuerreroEfímera sombra II
Teatro de la Maestranza, Sevilla – 1 diciembre 2019
Director artístico y diseño técnico: Mateo Feijóo
Coreografía: Eduardo Guerrero
Diseño de iluminación: Miguel A. Camacho
Músicas y guitarra: Javier Ibáñez
Cante: Samara Montañés / Manuel Soto

 

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

 

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

 

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

Eduardo Guerrero. Efímera sombra II. Teatro de la Maestranza, Sevilla. 1 diciembre 2019. Foto: Maestranza

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X