Home / Crónicas  / El villancico en Jerez sufre una renovación insólita

El villancico en Jerez sufre una renovación insólita

Jerez vive su particular Festival de la Navidad en el Teatro Villamarta cada diciembre. Lo cierto es que ha sido un triunfo, ya que todas las funciones, las seis, han estado al 95 o 100 por cien de aforo.

La Navidad que mejor suena es la de Jerez. Eso dice, al menos, el eslogan publicitario que el Ayuntamiento de la ciudad ha utilizado para reclamar el turismo en el mes de diciembre y que, visto lo visto, ha dado sus frutos. Se ha vivido un puente de la Inmaculada (de la Constitución para los menos católicos) con una actividad frenética en las calles y plazas gracias a las zambombas más populares donde suenan los villancicos de siempre para que todo aquel que gaste algo de desparpajo pueda participar. Es una de las claves de estos festejos. Pero no abordaremos hoy este apartado como ya hicimos en anteriores entradas.

 

Lo verdaderamente destacable en este 2021 en este contexto en el que nos movemos es la actividad que se ha celebrado en el Teatro Villamarta con unos espectáculos cada vez más imponentes en cuanto a la escenografía y repertorio se refiere. La programación ha sido de lo más ambiciosa y ha tenido buen resultado. Me consta que desde la dirección del Villamarta se ha hecho una apuesta firme y contundente, a pesar de que voces de producción desaconsejaban atosigar al público con tanto villancico.

 

Lo cierto es que ha sido un triunfo, ya que todas las funciones (un total de seis) han estado al 95 o 100 por cien de aforo y este es un dato altamente significativo si tenemos en cuenta que en 1999, cuando se celebró la primera zambomba en este espacio escénico que cumple ahora su 25º aniversario desde la reapertura, solo se celebraba una sesión y se llenaba a lo justo.

 

Entremos en profundidad. Juan Manuel Moneo, guitarrista del barrio de la Plazuela, ha asumido la dirección de la zambomba de la Federación Local de Peñas en la jornada del 4 de diciembre con una puesta en escena elegante y fina, dando realmente envergadura a la calidad de las voces como las de Carmen Grilo, El Londro o el propio Luis Moneo, que volvió a emocionar con los Campanilleros de Manuel Torres. Habría que destacar el concepto musical amplio y variado de la propuesta, que incluyó incluso unos minutos sonoros provenientes del piano de la Reina Gitana junto la Orquesta Campos Andaluces, una nueva vuelta de tuerca sorprendente, atrevida y resultante. Sonaron villancicos compuestos por él mismo, muy valorados por el público.

 

Al día siguiente se estrenaba Antonio Malena, que no había asumido la dirección de propuestas de este tipo anteriormente en su trayectoria. Malena apostó sobre todo por la tradición, aunque también quiso añadir al repertorio alguna composición de su puño y letra. Aplauso enorme para Tío Maleno, que dio una clase magistral de cómo se toca una zambomba, instrumento que ha pasado a ocupar un plano ausente en determinadas propuestas. Antonio contó con María del Mar Moreno, Makarines y hasta la soprano Maribel Ortega, que dejó una fantasía musical para el recuerdo.

 

 

‘Suena Jerez en Navidad’, de Pepe del Morao. Teatro Villamarta. Foto: Juan Luis Monge

 

 

Pepe del Morao ha sido el que ha llamado más la atención en cuanto al atrezzo. El nieto de Tío Manuel ha dirigido espectáculos de este corte en anteriores ediciones y siempre con un buen respaldo del público en tanto en cuanto sus villancicos sonaban rompedores y, en la mayoría de las veces, cantados por voces incipientes pero con buenas hechuras. En esta ocasión ha convertido el escenario en un auténtico Portal de Belén, pero con el código postal de la calle Cantarería del barrio de Santiago. Artistas como Israel Fernández, Diego del Morao, Tomasito, Manuel de la Nina o José Mijita, caracterizados con personaje bíblicos y celebrando una fiesta por el nacimiento del Niño de Dios. ¡La han formado! Villancicos, plegarias, bulerías… melodías que hacen de este espectáculo un auténtico musical de la Navidad de Jerez.

 

 

«Artistas como Israel Fernández, Diego del Morao, Tomasito, Manuel de la Nina o José Mijita, caracterizados con personaje bíblicos y celebrando una fiesta por el nacimiento del Niño de Dios. ¡La han formado!»

 

 

Y llegó Luis de Perikín con sus villancicos, más virales que la maldita Covid-19. Suenan en todas las plataformas digitales consiguiendo, incluso, situar su estreno Fiesta de Nochebuena entre los diez temas más escuchados en Spotify en la primera semana de diciembre. Algo destacable cuanto menos. Vaya, muy destacable. Dos sesiones marcadas por el buen ambiente y la expectación. No hay que olvidar que el público no es solo de Jerez, todo lo contrario. Autobuses y familias enteras vienen de distintos puntos de Andalucía para presenciar estos espectáculos navideños. Luis, además de con Sandra y Fanía Zarzana, que para mí son las voces del coro, contó con el pequeño Manuel Monje, que derrochó una fragancia de esperanza ilusionante. Un niño de apenas nueve años puso el teatro en pie con unas coplillas de Nochebuena que ejecutó como si fuera un veterano. Tremendo.

 

Felipa del Moreno acaba con la actividad navideña con todo vendido y la oportunidad de dar un salto en su carrera. Cuando se escriben estas líneas aún no ha comenzado el espectáculo, pero de seguro lleva el éxito en sus brazos porque se enfrenta en solitario por primera vez ante el teatro y nos consta que ha sido muy trabajado el montaje. Va con Manuel Valencia, David Carpio, José Gálvez… y composiciones del propio Valencia y José Soto.

 

De todo lo anteriormente expuesto podemos colegir que la Navidad de Jerez ha dado un paso al frente en la renovación del repertorio, sobre todo cuando se trata del espacio escénico principal de la ciudad. La clave es que muchos de esos villancicos lleguen a las calles, se canten en las zambombas tradicionales y podamos seguir sumando adeptos a esta fiesta, que ya es un potencial económico en la ciudad. Además, y como elemento clave, los directores artísticos han puesto toda su inventiva, creatividad y esfuerzo en ofrecer un producto (musical) de calidad y eso hay que aplaudirlo.

 

Dijo Fernando Fernández Pantoja Terremoto en su zambomba del año 2000 en esas mismas tablas lo siguiente: “Que salga mejor o peor depende de muchas cosas, pero lo importante es que se vea el esfuerzo y el trabajo que hay detrás de esto”. Veintiún años después, sigue comprobándose el buen hacer y la entrega de los más de doscientos participantes que han pasado por este teatro en los últimos días. Podemos concluir diciendo que Jerez vive su particular Festival de la Navidad en el Teatro Villamarta cada diciembre.

 

Fotos: Juan Luis Monge

 

 

‘Suena Jerez en Navidad’, de Pepe del Morao. Teatro Villamarta. Foto: Juan Luis Monge

 

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X