Home / Crónicas  / Javier Barón conserva su calidad de maestro

Javier Barón conserva su calidad de maestro

Los Museos de la Atalaya acogieron, dentro del Festival de Jerez, el espectáculo ‘Entre mujeres’ de Javier Barón, cuyo baile impera en la trama de esta sencilla aunque acertada propuesta.

Habría que empezar felicitando al Festival de Jerez por la remodelación del salón de actos de los Museos de la Atalaya, al que le han incorporado una grada dejando un espacio cómodo donde se disfruta del baile –sobre todo– de una forma cercana y con buena visibilidad, algo que no ocurría en ediciones anteriores porque lo que había eran sillas de plásticos blancas.

 

Desde la tercera fila, esa que asignaron a parte de la prensa especializada, acudimos a la llamada de la sensibilidad de un maestro que demostró conservar toda su esencia y sustancia bailaora, o lo que es lo mismo, Javier Barón dejó su sello de calidad en esta cita.

 

Presentaba en Jerez su última creación, titulada Entre mujeres, en defensa a esas damas que han formado parte de su crecimiento personal y profesional, sobre todo dándole espacio a la memoria de su madre, que ha estado en las buenas y en las malas junto a su hijo. La dirección escénica corre a cargo de David Fernández Troncoso.

 

 

«El bailaor de Alcalá de Guadaíra hizo una defensa a ultranza del baile por derecho. Javier Barón se llevó bailando gran parte de la hora y diez que duró su espectáculo, dando buena fe de que para recoger aplausos hay que sudar la camisa»

 

 

El Teatro Villamarta dejó su telón bajado en esta jornada del martes, el primer día de marzo, entendemos que es porque el Ballet Andaluz aparece el miércoles y hay que preparar el escenario.

 

 

 

 

Pero en ese sitio, en ese rincón de la calle Lealas, ya lejitos del centro, el de Alcalá de Guadaíra se encerró rodeado de los suyos para hacer una defensa a ultranza del baile por derecho. Javier se llevó bailando gran parte de la hora y diez que duró su espectáculo, dando buena fe de que para recoger aplausos hay que sudar la camisa. En su etapa de madurez, el bailaor acertó en su gestión del tiempo y los recursos, sobre todo en la colaboración de unos músicos muy destacados y, sobre todo, de unas voces que sedujeron dulcemente, aunque con arrojo y fuego, pero sin llegar a gritos que en noches atrás predominaba en el ambiente sonoro.

 

Melchora Ortega es una de esas mujeres a la que hay que valorar. Es todoterreno, se defiende como nadie, se inspira a sí misma y su energía la transmite a los demás, su jaleo se hace viral. Ella comienza entonándose por seguiriyas, vestida de la época en la que un Javier más juvenil abandonaba su tierra para emprender, con su mochila, nuevos horizontes. Suena la percusión de Antonio Coronel, el bajo de Popo y el piano de Jesús Lavilla en momentos concretos. Las guitarras de Salvador Gutiérrez y Javier Patino se colocan como factores fundamentales del triunfo.

 

En este montaje, estrenado oficialmente el pasado mes de julio en el Festival Internacional de Danza de Itálica, cuenta con la participación de otras dos buenas voces,  la de una sobresaliente Natalia Segura, que aparece sobremanera en la malagueña y en la canción Zamba para olvidarte, con la que provoca un escalofrío, y Beatriz Rivero, que a veces se suma al baile.

 

 

«Soleá para concluir una obra en la que siempre aparecen las referencias a su madre, hasta en fotografías a última hora y en una pantalla. Javier está más que a la altura de su mensaje, de sus recuerdos y de su propia historia»

 

 

Tras la seguiriya, las tres mujeres cantan a Javier canciones de niños como Dónde está la llave…, Un globo, dos globos…, Al pasar la barca… o algunas coplas como Ojos Verdes o A tu vera, esas que escuchó de niño y a las que bailó por bulerías. El niño del Papero, como conocían a su padre, continúa dando espacio a una sensual Rocío Barriga que danza sobre el espacio cortejando al protagonista. ¿El primer amor? ¿Pasión? ¿Tentación? Todo a la vez.

 

Melchora se entona por taranto, para seguir por alegrías con el resto del elenco. Soleá para concluir una obra en la que siempre aparecen las referencias a su madre, hasta en fotografías a última hora y en una pantalla. Javier está más que a la altura de su mensaje, de sus recuerdos y de su propia historia.

 

 

Ficha artística

Compañía Javier Barón – Entre mujeres
XXVI Festival de Jerez. Museos de la Atalaya. 1 marzo 2022.
Coreografía y baile: Javier Barón
Guitarra: Salvador Gutiérrez, Javier Patino
Cante: Melchora Ortega, Natalia Segura, Beatriz Rivero
Palmas y baile: Beatriz Rivero
Danza contemporánea: Rocío Barriga
Bajo eléctrico: José Manuel Posada “Popo”
Piano: Jesús Lavilla
Percusión: Antonio Coronel
Dirección escénica y dramaturgia: David Fernández Troncoso

 

 

Compañía Javier Barón. ‘Entre mujeres’. XXVI Festival de Jerez. Museos de la Atalaya. 1 marzo 2022. Foto: Tamara Pastora – Festival de Jerez

 

Compañía Javier Barón. ‘Entre mujeres’. XXVI Festival de Jerez. Museos de la Atalaya. 1 marzo 2022. Foto: Tamara Pastora – Festival de Jerez

 

Compañía Javier Barón. ‘Entre mujeres’. XXVI Festival de Jerez. Museos de la Atalaya. 1 marzo 2022. Foto: Tamara Pastora – Festival de Jerez

 

Compañía Javier Barón. ‘Entre mujeres’. XXVI Festival de Jerez. Museos de la Atalaya. 1 marzo 2022. Foto: Tamara Pastora – Festival de Jerez

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X