Home / Crónicas  / El baile cae en el vacío existencial

El baile cae en el vacío existencial

Tras la revolución de Manuel Liñán en el Festival de Jerez, el Teatro Villamarta ha visto pasar por sus tablas a los protagonistas de la Gala Cádiz-Jerez, a bailaoras como Mercedes de Córdoba o La Lupi, y al dúo Andrés Peña y Pilar Ogalla. Todo se ha desarrollado ante la ausencia de alguna explosión triunfal esperada.

Pero si ha habido algo a destacar en estos días de ecuador de la muestra ha sido su programación del sábado bajo el título La Fiesta, un auténtico maratón de flamenco en Los Claustros de Santo Domingo, en una sala de estreno que no tuvo toda la buena acogida que se esperaba por su incomodidad para visualizar los distintos espectáculos que se desarrollaron desde las 12 del mediodía. Cantó Juana la del Pipa con la guitarra de Diego del Morao y la dirección de Luis de Periquín, hasta la 1 de la mañana, despidiendo la jornada Diego Carrasco y Tomasito por bulerías con la dirección de Pepe del Morao. Entre tanto, pasó por el espacio una grandiosa Saray García, bailaora jerezana que se convierte en verdadera revelación para muchos con un discurso claro, directo y flamenco. Sonaron los ecos de Luis Moneo o José Méndez, en defensa del barrio de La Plazuela. Más tarde llegarían las guitarras de Nono Jero y Manuel Jero, reivindicando una escuela de toque rítmico y jerezano, con la participación también de Juan Villar y Anabel Valencia. A las 7 de la tarde se celebró la verdadera Fiesta con, entre otros, Paco Vega, José Lérida, Pepe Torres, Mari Vizárraga o Manuela Ríos. Una gran apuesta por el flamenco más auténtico. Sin duda, un acierto de obra.

 

 

Como decíamos, por el Villamarta han pasado primeros nombres del baile. En Cádiz-Jerez destaca la voz de Felipa del Moreno, la versatilidad y volcánica ejecución de Edu Guerrero, la fragancia elegante derramada de María Moreno y la madurez exquisita de Mercedes Ruiz. Al final aparece La Chana, mítica bailaora que sin levantarse de la silla da una clase magistral de dominio y saber. Por cuatro reales es lo nuevo de Andrés Peña y Pilar Ogalla, pareja bien avenida que no se sale del discurso clásico y cuidado del baile flamenco. Es cierto que el espectáculo tiene que rodar un poco más para llegar al clímax soñado, pero no era fácil tras la baja a última hora –horas antes del estreno– de uno de los cantaores sustituido de forma acertada por David Carpio. Colosal, al igual que el Londro. En esta gala disfrutamos sobremanera de las guitarras de Rafael Rodríguez, Miguel Pérez, Pascual de Lorca y Jesús Guerrero. 

 

 

Mercedes de Córdoba llegó con Ser. Ni conmigo ni sin mí, en esa mirada al interior ante las dudas del presente. En este montaje disfrutamos sobre todo al final, con la majestuosa soleá que marca uno de los momentos de la muestra. Cuenta con un elenco de primera para que todo sea más disfrutable, destacando Enrique El Extremeño o Juan Campallo. Era la primera vez que se presentaba así, en solitario y en Jerez, y sacó buen partido de ello. Así como La Lupi, con Lenguaje oculto, desde la óptica intimista y reflexiva del ser. Los miedos, vaivenes del ser humano, el doble discurso del arte… lo posible y lo imposible. El cante de Alfredo Tejada se corona como de lo mejor de la noche. Hay que reconocer que las últimas noches en el Villamarta han pasado de manera más bien discreta.

 

 

Fuera del foco principal tendríamos que destacar a la sevillana Hiniesta Cortés, con Mi sentir, por mostrar su verdadero yo sin más intención que la de disfrutar y hacer gozar con un baile sevillano, de carácter y nada de dramaturgias. Un baile, con el buen cante de Londro, Lavi y Corbacho, la guitarra de Rafael Rodríguez… y nada más para hacerlo bien, que no es poco.

Imagen superior: Andres Peña & Pilar Ogalla (foto: Javier Fergo)

 

 

Comparte este artículo

Periodista. Jerez. Sé bailar por bulerías. Nada como la intimidad de la radio y el romanticismo del papel. Ahora, también en tv.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X