Home / Crónicas  / Honores a Fosforito en el Mostachón

Honores a Fosforito en el Mostachón

El XXXVII Festival del Mostachón de Utrera (Sevilla) homenajeó a Antonio Fernández Díaz 'Fosforito'. Actuaron, entre otros, Rafael Rodríguez El Cabeza, Esperanza Fernández, David Palomar y David Pérez.

Se cumplen ya treinta y siete años del Festival del Mostachón de Utrera. En esta edición se otorga el homenaje al poseedor de la llave de oro del cante: Antonio Fernández Díaz, Fosforito. Y no es fácil traer un elenco que pueda estar al nivel de tamaña figura. En redes sociales criticaban semanas atrás el cartel como algo cortito, que no daba la talla. Pero ignoramos si la elección atiende a una justificación económica que imposibilite a la Peña Curro de Utrera, organizadora del festival, contar con otros artistas que correspondieran con lo que Fosforito merece. De cualquier modo, el evento estuvo bien orquestado y hay que agradecer a la nueva directiva de la peña, con su presidente Enrique Yerpes a la cabeza, la iniciativa del reconocimiento y su programación, además de la dedicación y atenciones con todos los agentes implicados en el evento. Podría parecer esto el ninguneo de los artistas que participaron. Nada más lejos de la realidad. Porque a pesar de esta apreciación, el espectáculo lució hasta donde pudo. La figura de Antonio hubiera nublado igualmente otros carteles.

 

El compañero Manuel Martín Martín, con el espléndido verbo que lo caracteriza, presenta el acto y se releva en el escenario con Rafael Rodríguez El Cabeza. La seguiriya íntima y doliente descubre a un músico dominando con el pulgar los graves que imprimen solemnidad al llanto de su guitarra. Viaja por el ébano del instrumento en la malagueña, preñada de arpegios y trémolos que la hacen cantar. Con la percusión de su hija Isa Rodríguez, colma de melancolía el teatro tocando para adentro mientras desnuda la sonanta en la zambra que dedica a sus padres: notas sordas, reminiscencias árabes, giro por tanguillos y recuerdos a esas composiciones del Niño Ricardo afinando el bordón en RE, salpicaron el patio de butacas de armonía flamenca. Se hace acompañar después por el cantaor gaditano David Palomar, que engrasa su voz por alegrías de Cádiz con solvencia y compás, sobrado de gracia. Pero triunfan por tangos con letras de garrotín, las del Piyayo y Triana. La sal y el son bañaron el entarimado sobre el que sin levantarse de la silla Palomar dio su pataíta y se contoneó arrancando los oles del público. Termina así la actuación de un tocaor que sin ser de primer orden tiene un sabor añejo y modernidad antigua.

 

 

El bailaor David Pérez. XXXVII Festival del Mostachón de Utrera. Teatro Enrique de la Cuadra, Utrera (Sevilla). 7 noviembre 2021. Foto: José Antonio Fernández Bernabé

 

 

Sube a las tablas Fosforito escoltado por Cristina Hoyos, Ricardo Miño y Pepa Montes. Lo acompañan también su esposa, la junta directiva de la Peña Curro de Utrera, Carmen Cabra, delegada de Turismo y Fiestas Mayores, y Cristóbal Ortega, director del Instituto Andaluz de Flamenco. Así da comienzo Martín Martín al acto protocolario del homenaje. Repasó vida y obra de Antonio sembrando de elogios un discurso memorable y para enmarcar que cualquier plumilla cabal hubiera deseado escribir. Tras recibir la insignia de oro de la peña impuesta por su presidente, Fosforito dedicó bonitas palabras y agradecimientos que fueron respondidos con la ovación del respetable, que contaba entre sus filas con artistas, aficionaos y numerosos representantes de peñas flamencas de distintas localidades.

 

 

«Esperanza Fernández abre su actuación por marianas. Dice el cante con la sabiduría y el paladar que le da la experiencia. Deja el artificio para quien necesite esconderse. Ella solo canta. Y lo hace con el regusto del tocino de cielo»

 

 

Esperanza Fernández abre su actuación por marianas. Un estilo precioso que pocos incluyen en su repertorio. Dice el cante con la sabiduría y el paladar que le da la experiencia. No tiene que demostrar nada. Deja el artificio para quien necesite esconderse. Ella solo canta. Y lo hace con el regusto del tocino de cielo. Remata por tangos de Granada. Y aterciopelada en las cantiñas, ronda a Lebrija y Utrera acordándose de Pinini. Se recoge de dolor en la seguiriya. Traspasa, hiere y enmudece a los aficionaos que presencian con un silencio sepulcral la pena sonora. Siente el crujío del macho con el que corona y el espeluzno revuelve el teatro.  La guitarra de Miguel Ángel Cortés tiene parte de culpa. Solo con su toque ya pellizca, como lo empieza a hacer por soleá David Fernández, hijo de Esperanza, apuntando tercios de La Serneta, Joaniquí, Joaquín de la Paula y La Andonda, para cerrar al modo que lo hacía Fernanda con el dolor de mare mía. Se muda el chaval de silla y prosigue acompañando a su madre a las palmas junto a su hermano Miguel para sellar la actuación por bulerías. Entre mares y montañas se va de nuevo a Lebrija, se descalza para la patá, cuplé A tu vera y al aire se hace la ilusión como Perrate para terminar enamorando a Utrera.

 

Pone la guinda al festival el baile de David Pérez. Completa el cuadro el cante de El Pulga y Javier Rivera. Miguel Pérez presta la guitarra. Se desenvuelve el bailaor en una mezcla entre lo clásico y el flamenco con matices notablemente varoniles y a veces malinterpretados con la rectitud que encorseta al cuerpo. Los recursos dancísticos, poses y desplantes del alcalareño generan una coreografía interesante y viva que mantiene la tensión en la caña. Pero es en el martinete y con bastón donde se muestra aún más jondo y se permite braceos, movimientos de hombros y otras figuras redondeadas que sin dejar de contribuir a sus marcajes despliegan libertad y lucen su propuesta estética. Llamadas y escobillas potentes aparte del dominio del compás son otras virtudes de un bailaor académico y con fuerza que aunque cautiva con su puesta en escena se aleja de otros discursos flamencos asentados en la espontaneidad y lo natural.

 

Fotos: José Antonio Fernández Bernabé

 

 

Ficha artística

XXXVII Festival del Mostachón de Utrera
Teatro Enrique de la Cuadra, Utrera

Guitarra: Rafael Rodríguez, El Cabeza
Percusión: Isa Rodríguez
Cante: David Palomar

Cante: Esperanza Fernández
Guitarra: Miguel Ángel Cortés
Palmas: Miguel Fernández y David Fernández

Baile: David Pérez
Cante: El Pulga y Javier Rivera
Guitarra: Miguel Pérez

 

 

Esperanza Fernández y Miguel Ángel Cortés. XXXVII Festival del Mostachón de Utrera. Teatro Enrique de la Cuadra, Utrera (Sevilla). 7 noviembre 2021. Foto: José Antonio Fernández Bernabé

 

El bailaor David Pérez. XXXVII Festival del Mostachón de Utrera. Teatro Enrique de la Cuadra, Utrera (Sevilla). 7 noviembre 2021. Foto: José Antonio Fernández Bernabé

 

 

Comparte este artículo

Cantaor de la escritura. Jondura utrerana extrema.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X