Home / Crónicas  / Jesús Méndez y los metales jondos

Jesús Méndez y los metales jondos

Crónica del recital del cantaor jerezano Jesús Méndez en El Viso del Alcor (Sevilla). «Para gustos, los colores. Que sean o no morenos, no le restan los metales jondos del eco que acuna Jesús Méndez en su nuez».

No hace falta una sinfónica cuando se lleva en la garganta. Una voz y una guitarra. Dos palmeros y la verdad por delante. No solo está tocado por la varita con el don de su cante, sino que lo enjuga con humildad y el saber estar. Hay artistas que lo son pestañeando. Y Jesús Méndez respira flamenco, huele a solera. Pisa el escenario y lo da todo. No importa si es en un teatro, un festival, la peña de un pueblo o en un patio. No sabe hacer otra cosa. Canta porque es.

 

Diego Montoya y Carlos Grilo le decían por aquí al compás. Y el arrope de la guitarra personal y distinta de Pepe del Morao no le permitió najarse mucho más allá de Jerez. A Cádiz por alegrías y se notó el levante. Ya templao, dejó los cañones de artillería en La Caleta para lastimar con los hilvanes de las malagueñas de Manuel Torre y de El Mellizo, donde demostró que su voz es mucho más que un grito: sabe apretar cuando lo requiere y quejarse meciendo los fraseos como se mueve un palio de Semana Santa en Sevilla.

 

 

«La sonanta dio los primeros golpes de la soleá por bulería y el corazón reconocía el origen. Morao y Méndez derrocharon flamencura haciendo del entarimado una sucursal del arte jerezano»

 

 

La sonanta dio los primeros golpes de la soleá por bulería y el corazón reconocía el origen. Morao y Méndez derrocharon flamencura haciendo del entarimado una sucursal del arte jerezano. Estaban como en su casa. Echaron a hervir al público que se retorció de placer con el cante y el toque por derecho que solo saben paladear los buenos aficionaos. Aquí tiene pocos rivales y casi todos son vecinos. La bulería pa escuchá es de su tierra. Para gustos, los colores. Que sean o no morenos, no le restan los metales jondos del eco que acuna Jesús Méndez en su nuez.

 

 

Entré en la sala del crimen
Y hablé con el presidente:
Si el quererte es un delito
Que me sentencien a muerte

 

 

Así rezaba por tangos, donde siguió levantando al respetable con letras y melodías elegidas con mucho gusto. Por si fuera poco, bordó unos fandangazos con la entrega que desvela una apuesta sin faroles. El último a capela, soñando que vivía su mare. Los vellos como alfileres. Para enmarcar después las extraordinarias bulerías con las que dijo adiós a un recital de pequeño formato pero de gran calidad.

 

No salió de su repertorio habitual, aunque siempre mete cositas nuevas. Se agradece el olvido de los experimentos que otros quieren poner de moda. Al que sabe, no le hacen falta. Desvirtuaría la esencia de un cantaor que desde ya hace tiempo se puede decir que es uno de los pilares fundamentales del cante jerezano de nuestros días.

 

 

Ficha artística

Recital flamenco por el Día de Andalucía
Centro Cultural Convento del Corpus Christi – El Viso del Alcor (Sevilla) – 20 de febrero de 2022
Cante: Jesús Méndez
Guitarra: Pepe del Morao
Palmas: Diego Montoya y Carlos Grilo
Organizan: Peña Flamenca Rincón del Pilar, Ayuntamiento de El Viso del Alcor y Diputación de Sevilla

 

 

 

Jesús Méndez y Pepe del Morao. El Viso del Alcor, Sevilla. 20 febrero 2022. Foto: Kiko Valle

 

Jesús Méndez y Pepe del Morao. El Viso del Alcor, Sevilla. 20 febrero 2022. Foto: Kiko Valle

 

Jesús Méndez y Pepe del Morao. El Viso del Alcor, Sevilla. 20 febrero 2022. Foto: Kiko Valle

 

 

Comparte este artículo

Cantaor de la escritura. Jondura utrerana extrema.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X