Home / Crónicas  / María Moreno, yo bailo cuando quiero

María Moreno, yo bailo cuando quiero

La bailaora gaditana presentó su nuevo espectáculo en Sevilla, en los Jueves Flamencos de Cajasol.

Pues la verdad, un poco desengañado. Porque tú sabes cuánto me gusta a mí esta mujer. Bailando, y sin bailar. Porque la seguimos desde hace tiempo. Aún recuerdo aquella noche de febrero de 2015, en el Maestranza de Sevilla, cuando salió bailando por alegrías y puso el teatro bocabajo. Luego vinieron los premios. Artista Revelación del Festival de Jerez 2017, por Alas del Recuerdo. Se fue a bailar a un tablao de Japón para ahorrar dinero, y poder presentar en la Bienal de Sevilla su espectáculo De la Concepción, por el que ganó el Giraldillo al Baile 2018.

Y me alegra, como a ti, que en 2019 tenga ya su propia compañía de baile. He seguido su inevitable evolución del baile-baile al baile-danza. Y trato de comprender sus ideas sobre la deconstrucción del flamenco por mor de aportar su personalidad a los cimientos del arte clásico y tradicional. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra. Me parece que ya sé por dónde vas, primo.

No te pongas así. Ya verás cómo no te arrepientes de haber venido conmigo. Para empezar, mira esos dos pedazos de cantaores. Pepe de Pura, siempre en su sitio, con esa voz de lengua de gato, que te acaricia los pulsos a lametones mientras va lijando y lijando tu cajita de las emociones. Y Enrique el Extremeño, que cada día canta mejor. Dicen los buenos críticos que es, desde hace tiempo, el mejor cantaor para acompañar al baile. Ahí tienes a Juan Requena, armado de guitarra clásica y moderna. Juan, hijo, te han colocado casi fuera de la escena, en ese rinconcillo junto al telón. El sonido es impecable, cómo se escucha la percusión de Roberto Jaén. Sabía que te gustaría, por eso te pedí que vinieras conmigo.

 

«María baila con la cara y la mirada, una de las cositas que más te gustan de ella. Y el braceo. Dónde está su famoso braceo por soleá. Se ha puesto una chaquetilla para ocultar esos cisnes que tiene por brazos»

 

Y falta María. Dónde está María. El espectáculo se titula Yo bailo. Lleva diez minutos de retraso, y otros diez en el escenario. De espaldas y de frente. Suena la milonga en la garganta de Pepe de Pura. Los brazos abajo y la pena exagerada. Toda tu ilusión está puesta en esa bata de cola que comienza a barrer las tablas marcando las horas del reloj en sentido contrario. De qué color va vestida, de negro o de verde triste. Qué poca luz tiene el flamenco del siglo XXI. No sigas por ahí. A los pocos minutos la milonga se pierde, y nace la soleá de la sonanta de Requena. María Moreno se ha despojado de la bata de cola. Es la deconstrucción. No entiendo nada.

La gaditana hace gala de una técnica prodigiosa. Tiene un martillo hidráulico en cada pie, y una cintura de gomaespuma que le permite ejecutar giros inéditos e impensables. Sus castañuelas juegan a viajar en metro con el cajón de Roberto. Eso sí que no lo entiendo. María baila con la cara y la mirada, una de las cositas que más te gustan de ella. Y el braceo. Dónde está su famoso braceo por soleá. Se ha puesto una chaquetilla para ocultar esos cisnes que tiene por brazos. En las tarantas y cartageneras saca su fuerza y su temperamento. Ahora sí, esto promete. Dúo de compás por bulerías y pataítas con Roberto Jaén, como si fuera, aunque sin serlo.

Enrique el Extremeño se hace dueño de la escena mientras la Moreno se cambia de vestuario. Tarda mucho, eso es que se está poniendo una bata de cola en condiciones. A lo mejor baila por alegrías, algo en lo que es única. Ya sale. De bata de cola nada. Es un final de fiesta, con todos los músicos en pie. María se quita los zapatos y por primera vez se deja llevar por el duende. Al fin ese braceo de Caleta y esas manos como palomas, te sacan los oles a cucharadas. Ahora sí que baila. Ya se acabó, el público encantadísimo. No entiendo nada.

Fotos: Fundación Cajasol

 

FICHA ARTÍSTICA:

Espectáculo: Yo bailo, por María Moreno
Ciclo: Jueves Flamencos de Cajasol
Lugar y fecha: Sala Chicarreros, Sevilla. 24/10/2019
Al baile: María Moreno
Al cante: Enrique el Extremeño y Pepe de Pura
Al toque: Juan Requena
Percusión: Roberto Jaén

 

 

Comparte este artículo

Filólogo madrileño. Media vida en Sevilla. Centinela de las palabras. Lo jondo le acelera peligrosamente el corazón.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X