Home / Crónicas  / Diego Clavel, el alma por la boca

Diego Clavel, el alma por la boca

La LII Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla (Sevilla) dedicó su semana a Diego Andrade Martagón, conocido como Diego Clavel en su “vida cantaora”.

Vuelvo de La Puebla de Cazalla con la mente rebosante de momentos entrañables y especiales. Toda la semana del 2 al 10 de julio de 2021 ha sido dedicada a Diego Andrade Martagón, conocido como Diego Clavel en su “vida cantaora”, porque él es hombre afortunado que sabe distinguir sus varias vidas y una de ellas es esa, como él mismo dijo en la LII Reunión de Cante Jondo del pasado sábado 10.

Es admirable que un pueblo reconozca la obra de sus hijos más insignes, sobre todo aquellos que se dejan la piel en la del toro para llevar su nombre con orgullo a otras tierras. Cosa que es de ley que se agradezca al Ayuntamiento y a la Comisión del Festival, de quien ha partido esta iniciativa, el hacer un homenaje a Diego Clavel en la semana de la Reunión de Cante Jondo, un homenaje inmensamente merecido y organizado en su justo momento, cuando el homenajeado puede disfrutarlo. “Hagan los homenajes en vida y tome nota quien la tenga que tomar”, así muestra Diego su deseo para otras muchas personas que lo merecen, que no se vayan de este mundo sin recibir un reconocimiento. Pero quizás ciertos responsables, por una falsa ceguera, no lo ven y dejan que el olvido empañe el recuerdo de tantos como han dado su vida por el Flamenco.

 

«Si alguien pensó que la Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla estaba en horas finales, debo decir que se encuentra en un terrible error»

 

El público debe saber que la vida del artista no es sólo eso que vemos en el escenario. Detrás hay muchas horas de trabajo, de ensayos, de pelea con el cante, de educar la garganta para que las notas salgan colocadas donde deben. Que el espectáculo sólo muestra lo bonito del asunto, pero detrás hay muchas horas y kilómetros de viaje, de riesgo en las carreteras, de miedos y de noches sin dormir para volver a casa sea la hora que sea. Cada vez que pienso en estas circunstancias más los admiro y más imprescindibles me parecen estos hombres y mujeres que dejan la comodidad de su casa, sus familias, sus momentos personales para dedicárnoslos a nosotros, a un público que en ocasiones muestra su cara más desagradecida cuando el agradecimiento debería ser una constante.

 

Diego Clavel. LII Reunión de Cante Jondo de la Puebla de Cazalla. Foto: Antonio Moreno

 

Diego Clavel es un hombre sencillo, humilde y tremendamente morisco, que no todos se toman sus raíces con el mismo agarre como él lo hace. El escenario le cobra un gran esfuerzo para dejar atrás esa humildad y enfundarse en el traje del cantaor que es. ¿Artista? Sí, también, pero a él no le hace falta eso. La palabra cantaor le queda que ni pintada para sentir que domina el espacio y defender su verdad, el cante en el que cree y del que ha dejado extensa grabación clasificada, más allá de aquellos cinco primeros vinilos de corte discográfico que han quedado en su legado. Siempre hubo en él un cantaor que busca, que investiga, que desgrana, que necesita saber de dónde vienen y de quién son. Por eso presentó el jueves anterior, en los actos previos, una Antología de cantes digna de cualquiera que guste, que necesite aprender y saber. Intervinieron Manuel Martín Martín, Antonio Blanco, Fernando Rodríguez y el autor. “Lo del jueves estuvo muy bien. Me gustó muchísimo”, son frases que vuelan en las conversaciones del después que se forma en cualquier grupo de paisanos. “Y no me veas cómo cantó Diego, cuatro cantes na más, pero vaya cómo cantó con la edad que tiene”. “Qué pena que ya no quiera escenarios, ¿verdad?”

 

«A Diego Clavel la palabra cantaor le queda que ni pintada para sentir que domina el espacio y defender su verdad, el cante en el que cree y del que ha dejado extensa grabación clasificada»

 

El alma por la boca, así expresa Diego los cantes, buscando el encuadre perfecto de cada nota en la palabra. Por encima de gustos y preferencias, es un cantaor de los que han quedado amplia constancia en los carteles. Él se ha fajado entre las primeras figuras del cante, en aquellos años desde los inicios de los festivales, en las peñas y en los recitales de aquí y de allá, porque entonces había que llevar el cante a los aficionados, cuando no había Youtube ni los ingenios de ahora y, también, los aficionados buscaban a los artistas donde fuera que actuaran. Hubo de irse a Madrid y allí que fue. Y grandes fatigas. Pero lo miras hoy, pasado el tiempo, y ves que el tiempo se ha quedado en él, sigue siendo el mismo “firme hasta el morir”, como diría Francisco Moreno Galván, y pisando la tierra a la que canta. Sin cambios ni mudanzas. No hay soberbia, no cabe el engreimiento cuando la humildad es el horizonte. Lo que muestra es lo que hay. Por eso es que siempre es el mismo, cosa que le engrandece y le ha dado categoría de hombre respetable.

Por eso mismo, el viernes víspera por la tarde, en la Plaza de las Melias, se descubre un monumento con un busto de Diego Clavel, una obra en la que Martín Lagares ha cincelado brillantemente el quejío del cantaor más allá de la expresión del hombre. Se encuentra en un extremo, coronando la plaza, en un instante donde se para el tiempo por él, para presentes y futuras generaciones. Un monumento que se viene a sumar a los de Francisco Moreno Galván, la Niña de la Puebla y José Meneses.

 

Diego Clavel. LII Reunión de Cante Jondo de la Puebla de Cazalla. Foto: Antonio Moreno

 

Sábado en la Fuenlonguilla

Es la noche flamenca grande de La Puebla, sábado del segundo fin de semana de julio, las 22:00 horas cuando se cierran las puertas de la Fuenlonguilla porque va a empezar la LII Reunión de Cante Jondo. Da comienzo el ritual Flamenco de la campiña morisca. Más de cincuenta años de tradición, de vanguardia en la estética del decorado y de aroma a romero y tomillo, con algo de lavanda, que este año perfuma la noche. Creo que si algo cambiara en todo eso sentiría que me roban un trozo de algo mío. El aforo, menor que otros años con ochocientas localidades, según protocolo sanitario, pero el patio de la Hacienda está lleno a rebosar, como siempre. Fermín Lobatón no ha podido venir a presentar. Lo echo de menos. Su afable sonrisa y su verbo poético hubieran venido como anillo al dedo, pero “anda el hombre indispuesto”, deseamos que mejore pronto. Lo sustituye Pedro Lopeh, que desde el viernes que dio su conferencia Diego Clavel y la sustancia del cante ha permanecido en La Puebla y, sin más, se resolvió que fuera el presentador de la noche, cosa que a pesar de la improvisación defendió muy dignamente.

 

«El alma por la boca. Así expresa Diego los cantes, buscando el encuadre perfecto de cada nota en la palabra. Por encima de gustos y preferencias, es un cantaor de los que ha quedado amplia constancia en los carteles»

 

Abrió el turno de actuaciones Manolo Franco con su guitarra flamenca, por soleá, con el rigor esperado y la solvencia de los grandes sonanteros, figura importante en la trayectoria artística de Diego Clavel. Continuaron Encarnita Anillo, que nos trajo los sabores salobres de Cádiz y Los Puertos; el artista local Raúl Montesinos, que pronto nos mostrará su trabajo sobre Silverio Franconetti; Tomasa La Macanita, que nos transporta a Jerez con el eco de su garganta. Un descansito breve, y segunda parte. Abre la guitarra con el toque libre de Manolo Franco; Farruquito y su cuadro flamenco, con la bailaora Marina Valiente; para dar paso finalmente a Diego Clavel, el broche de oro de esta velada en su honor, que entra en el escenario junto al guitarrista Antonio Carrión, el amigo que tantas veces le acompañó en sus actuaciones.

La aclamación del público puesto en pie, en un único aplauso que retumbó en las paredes de la Fuenlonguilla y rompió el azogue de una noche sin luna, quebró la dureza de Diego y arrancó lágrimas de sus ojos. Cómo pudo alcanzó a decir “creo que yo no merezco tanto”, suficiente para que se redoblaran los aplausos. Debo decir que fue un momento enormemente emotivo porque todo su pueblo, representado por el aforo que allí se alojaba, dio la mayor muestra de respeto y admiración por un morisco noble. Un abrazo sincero se podía percibir en el aire.

Habló y cantó Diego con la voz conmovida por el cariño de su pueblo. “Yo no me podía esperar esto”, nos dijo, cuando todos pensábamos que era lo justo. Que se reconocía la labor de toda una vida. Que lo demostrado era muy superior a lo que recibía, aunque Diego dijo que pensaba lo contrario, afirmó, “porque yo creo que he recibido mucho más del Flamenco de lo que yo le he dao”. “Por caña”, a su modo, con soleá para abrir y de remate. La soleá apolá o de Charamusco. Un recuerdo para sus paisanos Francisco Moreno Galván y José Menese, “dos personas que no puedo olvidar y que tanto han significado en mi vida cantaora”. Por seguiriyas, con el cambio de Manuel Molina que él borda. Y aplausos y oles. La noche quedó salpicada con el brillo de muchos ojos. Se agolparon en un momento tantos recuerdos de los que ya no están, Francisco y Meneses, Pepe el Cachas, Diego el Panaero, Gregorio Moreno, Juan Riveri, Juan Meneses… La vida nos va arrancando poco a poco de este mundo. Ronda de tonás, como está mandao. Y a remate un fin de fiesta con todos los artistas en el escenario, con la sorpresa final de una pataíta por bulerías del bailaor local Rafael Fajardo, el Boleco.

 

«Habló y cantó Diego con la voz conmovida por el cariño de su pueblo. “Yo no me podía esperar esto”, nos dijo, cuando todos pensábamos que era lo justo. Que se reconocía la labor de toda una vida»

 

Si alguien pensó que la Reunión de Cante Jondo de La Puebla de Cazalla estaba en horas finales, debo decir que se encuentra en un terrible error. Tras el lapsus por la pandemia, la edición de este año ha brillado por la organización esmeradísima, ha demostrado de nuevo un sabio conocimiento de cómo hacer las cosas y ya mismo se verá organizando la del próximo año y los siguientes.

Termina esta Reunión en el horario establecido y salimos de la Hacienda sin querer marcharnos. En la puerta esperamos que salgan los artistas. Que salga Diego Clavel, para mostrarle nuestro cariño más de cerca, donde nos pueda oír. Alcanzo a decirle: «Diego, enhorabuena, qué noche tan emotiva, cuántos sentimientos nos han sacudido en este ratito». Y él, con su prudencia habitual, me responde: «Porque eso es el Flamenco, sentimiento. Porque si no hay sentimiento no es ná». ¡Ahí queda dicho!

Fotos: Antonio Moreno

 

Ficha Técnica

Cante: Encarna Anillo, Raúl Montesinos, La Macanita y Diego Clavel
Toque: Manolo Franco, Pituquete, Manuel Valencia y Antonio Carrión
Baile: Farruquito, Marina Valiente
Cante atrás: María Vizárraga, Ezequiel Montoya, Ismael de la Rosa
Percusión: Paco Vega
Palmas: David Gavira, Jorge Bautista, Chicharito, Manuel Macano, Mercedes Abenza, Pura de Pura
Artista invitado: Rafael el Boleco
Presenta: Pedro Lopeh

 

Diego Clavel y Antonio Carrión. LII Reunión de Cante Jondo de la Puebla de Cazalla. Foto: Antonio Moreno

 

Monumento a Diego Clavel en La Puebla de Cazalla, Sevilla. Foto: Antonio Moreno

 

Comparte este artículo

Almargen, Málaga. Trabaja en la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. Licenciada en Periodismo y doctora en flamenco por la Universidad de Sevilla. Apasionada del arte jondo desde niña y socia de la Peña Cultural Flamenca Francisco Moreno Galván desde 1998. Vive enredada en las redes de lo jondo. Colaboradora en medios de comunicación impresos y digitales. Autora en obras colectivas del Grupo Cultural Gallo de Vidrio "Azotea de la calle Redes" y en la colección Ámbitos para la Comunicación "La Comunicación Vigilante. El colectivo cultural Gallo de Vidrio (1972-2012)".

4 COMENTARIOS
  • Maria José 13 julio, 2021

    Allí estuvimos mi pareja y yo. Fuimos por él. Muchas veces hablamos del homenaje y reconocimiento que este señor, este cantaor merecía. Y llegó.
    Un japones y una sevillana. Guitarrista y cantaora que hemos estudiado su trabajo, su cante. Conocimiento y sentimiento unidos. Fue maravilloso escucharle en directo. Emoción y sentimiento. ARIGATO. GRACIAS DIEGO CLAVEL.

    • Carmen Arjona 14 julio, 2021

      Creo que estuvimos sentados muy cerca. Me alegra que disfrutarais de la noche.
      Un saludo flamenco.

  • Juan Céspedes Nieto 14 julio, 2021

    Hola buenos días, me gustaría saber dónde puedo adquirir la discografía de Diego Clavel. Muchas gracias. Mi teléfono es 629617067. Quedo atentamente agradecido.

  • Carmen Arjona 14 julio, 2021

    Antología de cantes de Diego Clavel lo ha editado Cambayá Records.
    Puede encontrar información en cambaya.com

    Un cordial saludo flamenco.

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X