Home / Crónicas  / Triunfo de El Mati en el arranque maratoniano del Festival de las Minas

Triunfo de El Mati en el arranque maratoniano del Festival de las Minas

Con un extenso programa ha comenzado el 60º Festival Internacional del Cante de las Minas, que ofreció más de siete horas de programación de forma prácticamente ininterrumpida.

El primer día de esta 60ª edición del Festival del Cante de las Minas comenzó a las seis y media de la tarde con la tradicional misa minera. Esta modalidad litúrgica genuina de La Unión, a la que ya dedicamos un episodio de nuestro pódcast Crónicas Levantinas, es tradicionalmente el inicio del certamen. Este año presentó como novedad que el cante corriera a cargo de Manuel Cuevas, quien estuvo formidablemente acompañado a la guitarra por el unionense Antonio Muñoz Fernández. Mineras, levanticas y granaínas acompañaron el desarrollo de la celebración como suele ser habitual. Este cantaor, natural de Osuna, es el máximo exponente de la saeta actual, por lo que la misa concluyó con una saeta al Cristo de los Mineros. Fue un momento de emoción, pues la saeta es el cante fetiche de este cantaor, quien como el también rey de la saeta Manuel Centeno ha acabado cantando saetas hasta en agosto.

A las ocho y media de la tarde, y tras los actos protocolarios de encendido del pórtico de la Avenida del Flamenco y entrega del Premio Rojo el Alpargatero, que este año fue a parar a la Tertulia Flamenca de El Pozo de las Penas de Los Palacios y Villafranca, daba comienzo el ciclo de recitales denominado El cante en la calle. Los protagonistas fueron los mismos que los de la misa minera. Manuel Cuevas aseguró antes de empezar a cantar que «el placer más grande del mundo es cantar en La Unión». Manuel ha hecho muy buenos amigos en esta tierra desde que ganara la Lámpara Minera en el año 2002, entre ellos Paco Severo, cantaor aficionado, que fue invitado por Cuevas a cerrar la actuación interviniendo ambos por fandangos y fandangos por bulerías.

Malagueñas y fandangos abandolaos fueron las modalidades con las que inició el recital, todo él de corte clásico, seguida de una minera y levantica al estilo y en homenaje a la gran Encarnación Fernández. Continuó por cantiñas, que ejecutó con su particular estilo, para que los cantes de compás continuasen ganando protagonismo con algunas coplas por bulerías: Vino Amargo, Señorita… Finalizó el recital con los ya anticipados fandangos.

Estuvieron Manuel Cuevas y Antonio Muñoz a la altura de lo esperado en unos artistas de su talla, y eso a pesar de que hacer doblete con ese calor tan intenso no debió ser fácil. Entrevistado por nosotros antes de empezar la jornada, Manuel Cuevas nos aseguró entre risas que esperaba poder terminar al menos uno de los dos recitales. No solo los concluyó, sino que escribió una nueva página en su libro de éxitos en este festival.

 

«Manuel Cuevas nos aseguró entre risas que esperaba poder terminar al menos uno de los dos recitales. No solo los concluyó, sino que escribió una nueva página en su libro de éxitos en este festival»

 

Manuel Cuevas y Antonio Muñoz. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

Los hombres de la mina

Pasados veinte minutos de las diez de la noche daba comienzo la también tradicional gala del pregón y de los ganadores de la edición anterior. La principal novedad es el espacio escénico, que por primera vez en bastante tiempo abandona el antiguo Mercado Público para trasladarse a los patios de la antigua factoría de la Maquinista de Levante. Tanto el mercado como la factoría ya no sirven para los fines con los que fueron concebidos, pero ambos son símbolos unionenses que evocan un pasado de gloria minera.

Victor Manuel, el conocido cantautor asturiano, fue el encargado de pregonar la edición con una semblanza a la vida y a los hombres de la mina, entre los que se encuentran sus propios abuelos y tíos, según confesó. Nos hizo viajar de las cuencas asturianas del carbón a los filones de plata unionenses sin movernos del asiento cantando Santa Bárbara bendita, himno oficioso de las gentes de la minería. Al concluir su pregón sonó la sirena de la vieja factoría, sonido ya olvidado por los vecinos de esta ciudad, pero que en tiempos indicaba la hora de entrada y salida del trabajo en los talleres.

El primero de los artistas ganadores de la edición de 2019 en subir al escenario fue el cartagenero Alejandro Solano. El ganador del premio Filón al mejor instrumentista flamenco es un músico de amplio espectro que domina la percusión y también el peculiar instrumento de la marimba. Ofreció un recital de alto nivel contando con un grupo de más de siete artistas. En primer lugar interpretó una taranta que pasó de la interpretación solista a la grupal y del compás ad libitum al marcado y festero de las bulerías. Dejando la marimba a un lado, ofreció junto a sus dos percusionistas una impresionante pieza en la que recorrió con suficiencia buena parte de los ritmos del flamenco. Concluyó su recital con unos tangos, de nuevo a la marimba, que contaron con el desparpajo bailaor de Nadia Márquez.

Pasadas ya las doce y media comparecieron sobre el escenario del Cante de las Minas los músicos del cuadro de Olga Llorente, ganadora del premio Desplante femenino de la pasada edición. Cuando los acordes y el cante de Miguel de la Tolea se adentraban en los estilos mineros con una cartagenera, en previsión de un baile por taranto, la catalana no compareció sobre el escenario, dejando ver que algo no iba bien. Terminada una ronda de tarantos en la que se intercaló un desorientado fandango, terminó la pieza sin que se la viera por allí. Sin embargo, al empezar la segunda pieza y esta vez por soleá, nos hizo olvidarnos de ese lapsus con una magnífica interpretación que partió de un baile en extremo parado y sobrio y que concluyó con unas brillantes bulerías.

 

«El Mati comenzó el concierto con el estreno absoluto de ‘Réquiem minero’, una pieza que contó con el apoyo audiovisual de un videoclip grabado en la mina Agrupa Vicenta de La Unión, y con el cante de una minera en directo»

 

El cantaor Matías López ‘El Mati’. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

Concluida la anterior actuación, fue el turno para el guitarrista José Fermín Fernández, el premio Bordón a mejor guitarrista solista. Este artista era, al menos para nosotros, un absoluto desconocido hasta el año 2019 en que ganara el antedicho premio. Tampoco hemos tenido la sensación de que haya adquirido una enorme repercusión tras ganar este premio. Sin embargo, es un guitarrista de una técnica asombrosa, con un sentido de la estética muy particular y que, en definitiva, merecería gozar de mayor fama atendida la calidad de su toque. Los premios lo avalan, pues en 2019 no solo ganó en La Unión, sino que se hizo con el primer premio del prestigioso concurso de guitarra de Córdoba. Taranta, soleá y bulerías fueron los toques interpretados.

Finalizó la noche con un asombroso concierto de El Mati, ganador de la Lámpara Minera del 59º Festival. Ya nos adelantó en la entrevista que le hicimos hace unas semanas en el pódcast que su intención era disfrutar en La Unión. Para ello reunió a sus músicos habituales, entre los que se encuentran varios primeros premios de este festival: David Caro, Sergio de Lope, Alfonso Aroca… A nuestro juicio este grupo representa una de las propuestas más interesantes del flamenco actual. Todos ellos poseen conocimientos bastantes sobre el flamenco tradicional y sobre esa base han ido creando su propio estilo y lenguaje.

Comenzó el concierto con el estreno absoluto de Réquiem minero, una pieza que contó con el apoyo audiovisual de un videoclip grabado en la mina Agrupa Vicenta de La Unión, y con el cante de una minera en directo. Curiosa creación que no es sencilla de describir pero sí de disfrutar. Continuaron con granaínas que recuerdan a algunas propuestas morentianas, intercalando el cante clásico con sonidos frescos. En el mismo lenguaje discurre la malagueña que le sucedió, una propuesta donde el teclado de Aroca nos ofreció momentos sublimes, concluyendo con estilos abandolaos: jabera y verdial. Terminó el concierto por tientos y tangos en la misma onda, que solo tuvo por inconveniente la hora de comienzo y conclusión, avanzada la madrugada. Creemos que este concierto como plato principal y a una buena hora seguro que habría reunido a mucho más público del que finalmente quedó en el recinto.

Así concluyó esta maratoniana jornada del Festival que el viernes 30 de julio continúa con el recital de Alfredo Tejada y la actuación de la compañía de Antonio Najarro.

 

El cantaor Paco Severo, con Antonio Muñoz y Manuel Cuevas. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

La bailaora Olga Llorente. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

La bailaora Nadia Márquez. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

El guitarrista Antonio Muñoz. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

El guitarrista José Fermín Fernández. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

El cantaor Matías López ‘El Mati’. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

Manuel Cuevas. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

El pregonero Víctor Manuel. LX Festival Internacional del Cante de las Minas. 29 julio 2021. Foto: Joaquín Zapata

 

Comparte este artículo

La Unión, 1993. Abogado en ejercicio en Cartagena. Concejal en el Ayuntamiento de La Unión. Escribe de forma periódica en algunos medios digitales de flamenco. Siente pasión por el legado cultural de su tierra, a la que está indisolublemente unido por medio del flamenco. Las minas del corazón, nadie sabe dónde están.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X