Home / Actualidad flamenca  / Honores al Maestro Tomasa

Honores al Maestro Tomasa

El II Festival Flamenco Valle Gitano va a homenajear a un maestro de este tiempo, José el de la Tomasa, el gran maestro del cante jondo que le queda a Sevilla. Un arte que olvida a sus maestros está condenado a dejar un rosario de deudas.

Hace siglos o miles de años, los músicos eran venerados por el pueblo, en todos los países del mundo, por encima incluso de los gobernantes. Era la mejor manera de dar importancia a la música como algo imprescindible para vivir socialmente en perfecta armonía y alimentar el espíritu. En el flamenco, los maestros han sido venerados siempre, desde que se tienen noticias de este arte. El Planeta lo fue en su momento, tanto en Cádiz, su tierra, como en Sevilla y en Málaga, donde se sabe –gracias a una investigación de Manuel Bohórquez– que vivió desde 1838 hasta 1856. Después de 229 años de su nacimiento aún es venerado por los artistas y estudiosos, y la historia le ha reservado un lugar de privilegio entre los grandes maestros y creadores del cante andaluz.

El II Festival Flamenco Valle Gitano, de Sevilla, va a homenajear a un maestro de este tiempo, José el de la Tomasa, el gran maestro del cante jondo que le queda a Sevilla. Y no por ser quien es y venir de donde viene, de una familia de gran tradición flamenca, sino por dedicación. El Maestro Tomasa lleva casi toda su vida dedicado a la música y nació en ella, del vientre de Tomasa, hija de Pepe Torres, uno de los hermanos de Manuel Torres, el genio de Jerez. Pero además, José es hijo de Manuel Pies de Plomo, un gran cantaor sevillano, alamedeño puro.

Es cantaor de los que han mamado el cante desde la cuna.

Reconocer su magisterio y trayectoria es un acto de justicia y, además, una llamada de atención sobre lo olvidados que están algunos maestros del cante flamenco. No nos referimos precisamente a José el de la Tomasa, que tiene algunos galardones importantes, aunque también. Un arte que olvida a sus maestros está condenado a dejar un rosario de deudas. ¿O no tiene el flamenco deudas pendientes con Silverio, Chacón, Manuel Torres, Manuel Vallejo o la Niña de la Puebla?

Desde ExpoFlamenco felicitamos al Maestro Tomasa por este humilde pero importante reconocimiento.

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X