Home / Entrevistas  / José Cepero (Unión Flamenca): «El flamenco ya ha sobrevivido a muchas pandemias individuales»

José Cepero (Unión Flamenca): «El flamenco ya ha sobrevivido a muchas pandemias individuales»

La expectación es enorme por parte de un colectivo dolorido y ninguneado. La asociación Unión Flamenca pretende ser un interlocutor válido y legítimo que hable en representación del sector profesional del flamenco con una sola voz y en una sola dirección. Hablamos con su portavoz, el abogado sevillano José Cepero.

La asociación Unión Flamenca se ha presentado en sociedad, como ha informado ExpoFlamenco. Regularización y protección del sector profesional del flamenco, reza su web. Al frente, Eva Yerbabuena (presidenta), Arcángel (vicepresidente), Marina Heredia (secretaria general), Dorantes (tesorero), Rocío Márquez, Rocío Molina y Andrés Marín (vocales). Como portavoz y asesor jurídico oficia el abogado José Cepero Díaz (Sevilla, 1968), formado en el prestigioso bufete Montero Aramburu, ahora al frente de su propia firma con sede principal en Jerez, Bufete Cepero i Salido. Cepero, cara visible de «un grupo de veinte valientes» y, atención al dato, mil doscientos candidatos a socio en el primer día, afirma que conoce el sector por haber trabajado para grandes compañías flamencas, «con sus particularidades», y que el gusanillo del arte flamenco le viene por vía paterna.

«Tengo mucha influencia flamenca», dice. «Solo si sabes de flamenco puedes conocer sus necesidades, sus grandes virtudes y sus grandes penas. Estoy muy vinculado al mundo del flamenco sobre todo por mi padre, Manuel Cepero, que al final de su vida fue jurado de la Bienal, estuvo en entidades culturales como la Fundación Machado, Fundación Sevilla Nodo… En mi casa siempre se vivió muy de cerca el flamenco. Eso hizo que me entrara ese veneno en la sangre».

 

– ¿Qué hace un abogado especializado en derecho tributario y mercantil como portavoz de una asociación de artistas flamencos?
– La razón es mi perfil como abogado. En mi carrera se me ha conocido por asuntos jurídicos de gran calado y relevancia social. Por ejemplo, la supresión en 2017 del impuesto de plusvalía municipal. También participé activamente en la supresión en Andalucía del impuesto de sucesiones y donaciones, formando parte de una mesa de investigación tributaria. Qué duda cabe de que el hecho de encamines tu profesión a conseguir el bien en los demás, ese perfil colectivo, ha influido en estar en esta aventura.

– ¿Qué es Unión Flamenca?
– Unión Flamenca es un todo. Es el escenario en el que deben confluir todas las particularidades del mundo flamenco en su vertiente profesional. La asociación nace de una necesidad de regular el sector del flamenco. Este sector desde siempre ha estado muy desvertebrado, desprotegido. Nos duele el alma ver a grandes talentos de la música flamenca que mueren en la más absoluta indigencia. Nos encontramos con un patrimonio inmaterial que sale de la inmaterialidad, del espíritu de personas que por no haber tenido una protección mueren sin dignidad. El mundo flamenco lleva muchísimo tiempo reivindicando un ente como Unión Flamenca. Esta entidad pretende ser el epicentro en el que construir todo un mundo jurídico en un sector que no está regulado. Por muchas razones, el trabajador del flamenco no tiene nada que ver con el resto de autónomos, trabajadores, empresas. La primera y más básica, por su propia materia prima. El flamenco no solo es un artista. El profesional se caracteriza por la intermitencia en su actividad. Muchas veces sucumbe a determinadas imposiciones y sale perdiendo por no tener una defensa estructurada. Unión Flamenca va a crear un interlocutor válido y legítimo que hable con una sola voz y en una sola dirección a todos los sectores del flamenco.

 

«El flamenco es la manifestación de una pena, un dolor, una duquela. Lo lleva en su ADN. Está acostumbrado a sufrir. Y si sobrevives en una continua pena, esta es otra»

 

– ¿Por qué no ha existido antes una asociación como Unión Flamenca? ¿Por qué hemos tenido que esperar a que venga un virus que nos tenga a todos encerrados en casa?
– Al final, el flamenco, como decía aquel, existe porque me acuerdo de lo que he vivido. No ha sido por esto. El flamenco llevaba mucho tiempo reivindicando un interlocutor válido como Unión Flamenca. ¿Por qué ahora? Porque se ve una necesidad. No sabemos dónde vamos, y no solo los flamencos. Todos los sectores están moviéndose, intentando reinventarse. Para nosotros, esa reinvención es la obligación de regularnos, de nacer. Tal vez ahora peligra aún más este gran patrimonio que representa el flamenco. Puede llegar un momento en que por falta de apoyo, llámalo como quieras, está más débil que nunca. De por sí, el flamenco siempre ha sido débil desde el punto de vista de regulación. Ahora aún más si cabe. De hecho, en determinados foros de interlocución con la Administración Pública se nos ha obviado. No se nos ha llamado porque no existíamos. Este inmenso colectivo se ha visto absolutamente olvidado. Nadie ha tratado con los flamencos. Por eso hemos pensado que era el momento oportuno para hacerlo. Aquí estamos, y estamos para quedarnos. Con ética y seriedad.

– ¿Qué le dicen los flamencos? ¿Ven Unión Flamenca como una esperanza?
– Sobre todo me transmiten agradecimiento. La esperanza la han tenido siempre, nunca la han perdido. El flamenco siempre ha tenido ese motor, luchar contra la pena, la injusticia. Es un colectivo muy solidario, entrañable, familiar, con unos valores inmensos. Los flamencos me transmiten ilusión, seguridad. La palabra que más se repite es ‘ahora’. Por fin tienen algo cierto, un camino estructurado, no una intención. Tenemos todo un catálogo de medidas concretas a plantear: seguridad social, medidas tributarias, aspectos jurídicos mercantiles… Una regulación completa. Si hablamos de leyes, hablamos de otra cosa. Ellos lo perciben. Y ahí está la respuesta, que ha sido abrumadora. Habiendo salido hoy –24 de abril– a la luz, tenemos ya mil doscientos correos solicitando la admisión como socios. Imagine lo que eso significa. Ahora creen todos en esto. Ahora creen que sí.

– ¿Esta unión puede realmente ayudar a los profesionales del flamenco?
– Es que no hay otra. Llevan siglos malviviendo individualmente. No hay otro camino que asociarse. La única forma de dignificar el colectivo es crear el colectivo. Muchas veces se reúnen, hablan. Al final se queda todo en comentarios de hay que ver cómo estamos… Nunca ha habido una organización liderada por veinte valientes, veinte primeras figuras del mundo flamenco, que han tardado un segundo en decir ‘aquí estoy yo’. Al final la junta directiva son siete, pero miembros fundadores son Tomate, José Mercé, Miguel Poveda, María Pagés, Eva Yerbabuena, José Valencia, Paco Jarana, Marina Heredia… Son las caras más visibles del flamenco.

 

«El flamenco es marca España, la única música española reconocible en el extranjero, patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A quien se lo cuentes no lo entiende. Cómo ha podido sobrevivir esta manifestación cultural dependiendo del poniente y del levante»

 

– ¿Cree que el sector del flamenco lo está pasando especialmente mal? ¿Quizá otros gremios guardan mejor sus espaldas?
– Por eso estamos aquí. Es cierto que los flamencos no han administrado bien los recursos, pero ha sido porque ni han podido ni han sabido hacerlo. Partimos de la realidad del flamenco. Hasta hace poco, el profesional del flamenco ha sido un autodidacta. Ahora la nueva era tiene otra formación, otra visión de la vida. Quiere hacer de esto una profesión, una manera de vivir. Cambia la visión de las cosas. El profesional actual quiere vivir del flamenco. En otros sectores sí ha habido una regulación pública, pero el flamenco siempre se ha visto como un arte chico, minoritario, apegado a una etnia… Siempre ha sido algo transversal, algo difícil de explicar, pues hablamos de una música que es marca España, la única música española reconocible en el extranjero, patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A quien se lo cuentes no lo entiende. Cómo ha podido sobrevivir esta manifestación cultural tan inmensa dependiendo del poniente y del levante.

– Muchos flamencos están desesperados. Con dificultades para ir al supermercado, vamos.
– Eso es lo que queremos evitar. Salvar a los que podamos salvar. Y que los que están en esto no terminen igual. Para eso está Unión Flamenca.

– No hay tablaos, no hay espectáculos en peñas ni teatros. Parece que esto va para largo. La Bienal ha dicho que va a reprogramar su cartel adaptándose al nuevo contexto. ¿Qué va a pasar con el flamenco?
– El flamenco va a sufrir una crisis, igual que todos los sectores. No va a escapar de la pandemia económica. Lo va a pasar muy mal. Pero el flamenco tiene una virtud, una garantía de supervivencia respecto a otras manifestaciones culturales. Y es que el flamenco es una manera de ser. El flamenco es flamenco. Tú puedes ser matemático y mañana dedicarte a otra cosa. Pero el flamenco siempre va a existir. El flamenco ya ha sobrevivido a muchas pandemias individuales. A muchas penurias. Y siempre se ha reinventado. De hecho, el flamenco es una manifestación de una pena, un dolor, una duquela. Eso lo lleva en su ADN. El flamenco está acostumbrado a sufrir. Por lo tanto, si sobrevives en una continua pena, esta es otra. El flamenco siempre ha sobrevivido, no va a dejar de sobrevivir ahora. Y Unión Flamenca viene a unir, a regular, a proteger y a dignificar la profesión.

Fotos: Paco Martín

 

El abogado José Cepero Díaz, portavoz de la asociación Unión Flamenca. Foto: Paco Martín

El abogado José Cepero Díaz, portavoz de la asociación Unión Flamenca. Foto: Paco Martín

 

Ver aquí la noticia publicada por ExpoFlamenco sobre la asociación Unión Flamenca.

 

 

 

Comparte este artículo

Periodista andaluz de intereses etéreos y estrofas cabales. Tres décadas de oficio en prensa musical y cultural. Con arrimo y sin arrimo, para seres de cualesquier afecto.

6 COMENTARIOS
  • Paco Mora 25 abril, 2020

    Ahora es el momento de unión, de fuerza, de coraje conjunto y no en solitario. Ahora es el momento de dejar de pensar en qué voy a comer hoy y pensar si comeré mañana. Flamencos!! Ahora es cuando más nos necesitamos entre nosotros para que el resto no respete nuestra dignidad.

  • Mari Carmen Casal 25 abril, 2020

    Mi total apoyo, al flamenco

  • ricardo miño 25 abril, 2020

    Seria interesante crear un censo para poder identificarte, y saber de cuantos socios dispone este colectivo ante la sociedad, con un carnet sin examen para los profesionales igual que lo hubo en su tiempo, ya que flamenco profesionales hoy dia hay en todos los paises del mundo y llegariamos a ser uno de los colectivos mas importantes culturalmente. Llevo en esta profesion mas de 50 años y he visto varios intentos fallidos, desde que perteneciamos al sindicato vertical de circo y variedades. Espero que esta iniciativa llege a buen puerto por el bien de todos, ya que el Flamenco es desde hace muchos años la musica que representa a España en todos los paises ….. Estoy a vuestra disposicion. Ricardo Miño / Pepa Montes

  • N del rosario tejada ( la lo tejada) 25 abril, 2020

    Totalmente á favor de esta asociación y de la creación de la misma tenemos que estar unido y luchar por nuestro arte que en la mayoría de los casos es nuestro trabajo total apoyo decidme como puedo ayudar y estar al corriente de todo

  • Maria Romero Looez 25 abril, 2020

    Gracias por esta iniciativa… Dicen que no, pero yo creo que somos un colectivo muy importante en la cultura País. Por eso ahira hay que estar unidos más que nunca. Que no nos dejen en el olvido. Contar conmigo. Unamos nuestras fuerzas para luchar por nuestro arte. Gracias.

  • Reyes Martín Figuereo 25 abril, 2020

    Ya era hora ,que llegara esta iniciativa, todo mi apoyo

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X