Home / Crónicas  / Un sueño de locura, de David Carmona

Un sueño de locura, de David Carmona

David es una de esas personas comprometidas que luchan diariamente por el bien de la guitarra flamenca y por nuestra cultura. Un concierto de guitarra dentro de la programación de la Bienal de Sevilla.

El viernes 21 de septiembre ofreció el guitarrista granadino, discípulo del maestro Manolo Sanlúcar, un concierto de guitarra dentro de la programación  de la Bienal de Sevilla, donde presentó su último trabajo, Un sueño de locura. El concierto comenzó con una taranta (Obsesión), donde ya pudimos apreciar su buen hacer como guitarrista flamenco. Sí, digo flamenco, porque suena flamenco. Carmona siguió con una soleá de esas que se te quedan grabadas en la retina, demostrando de nuevo su gran personalidad y que se pueden hacer cosas nuevas, diferentes, y no perder en ningún momento la esencia de lo que se toca. ¡Qué difícil es eso!

Entre aplausos y ovaciones del público, aparecieron a escena Los Mellis a las palmas y Agustín Diassera a la percusión para dar paso a la Bulería del Mixolidio, un tema, como él bien decía, “de vanguardia”, donde se veían claras las influencias del maestro Sanlúcar. Y en Sanlúcar nos quedamos para recorrer el Mediterráneo hasta llegar al Tesorillo, unas alegrías, también muy personales, en las que también apareció la cantaora onubense Carmen Molina. Cabe destacar la letra que interpretó la cantaora en la soleá con la que prosiguió el recital. Nada fácil su ejecución, algo que habría que valorarlo más y no cerrar los oídos a algo desconocido.

Después de la soleá titulada El detalle, David nos regaló unos fandangos de Huelva  (no terminados aún, como él nos adelantó), tocados en Si Flamenco, volviendo a encontrar en su toque la esencia más verdadera del estilo.  Desgranar, unos tangos que pudimos escuchar también en el Espacio Turina de la calle Laraña, que en disco cuenta con la colaboración de la genial artista Estrella Morente.

Tientos y seguiriya, dos toques de corte más clásico, también inéditos, donde tengo que destacar los tientos, que desde la primera vez que lo escuché los tengo grabados en mi mente. Motivo impertinente (bulerías), fue el tema para cerrar la noche, donde contó con la colaboración de Luis el Zambo, que tengo que decir que no fue su día y que dejo un final un poco raro.

David es una de esas personas comprometidas que luchan diariamente por el bien de la guitarra flamenca y por nuestra cultura, algo que deberíamos valorar muchísimo más porque no todos son capaces de explicar la música como él.

Bendita locura la tuya, David. Dicho esto, tengo que decir que no me dedico a escribir, simplemente soy aficionado y observo a mi alrededor y no me queda otra que dar la cara para valorar este gran profesional de la guitarra que al día de hoy sigo sin ver una crítica sobre él en su paso por la Bienal.

A la organización, decirle que valoren más la verdad  y dejen el protagonismo a un lado por el bien del flamenco, todos son artistas y todos tienen el derecho de ser bien recibidos como merecen, y no veo que sea así.

Marco Rodríguez

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X