Home / En Portada  / Nueva biografía del maestro Paco del Gastor

Nueva biografía del maestro Paco del Gastor

Entrevistamos al investigador malagueño Ramón Soler, que está a punto de publicar la biografía del guitarrista moronense Francisco Gómez Amaya, Paco del Gastor. «Para mí ha sido un verdadero genio de la guitarra, nacido sobre la genialidad de otro tocaor, su tío Diego».

Ramón Soler (Málaga, 1966), investigador incansable, está a punto de publicar la biografía del guitarrista moronense Francisco Gómez Amaya, Paco del Gastor. Recordamos a Ramón por el magnífico trabajo junto a su tío, Luis Soler, en torno a Antonio Mairena, además de tomos dedicados a La Repompa, La Cañeta y La Pirula, Ángel de Álora, Juanito Mojama o Antonio el Chaqueta, y su colaboración en libros dedicados a don Antonio Chacón, Manuel Torre y Tomás Pavón de la colección de Carlos Martín Ballester. Ramón ha tenido la gentileza de hablar con ExpoFlamenco acerca de este nuevo proyecto.

 

– Ramón, ¿cómo decides escribir acerca de un guitarrista esta vez? 
– Bueno, el cante me apasiona, efectivamente, pero también me interesa muchísimo la lírica tradicional, de la que el flamenco es una parte muy sustancial. En verdad me gusta escribir e investigar sobre los temas que me suscitan curiosidad y sobre los artistas que me transmiten, sin importarme de donde sean; no tengo una visión localista del arte. El flamenco me importa, no porque haya nacido en Andalucía sino porque es un arte que me conmueve como pocas y que permite relacionarme con el mundo de un modo especial. Y por eso, por la emoción, por el poder de comunicación, siempre me ha encantado, ¡qué digo encantado, embrujado!, la guitarra de Paco del Gastor. Recuerdo los festivales en los que le tocaba a Fernanda y Bernarda, a Chano Lobato, a Paco Valdepeñas, al Funi, a su primo Andorrano, a su compadre El Cabrero y aquello era oro molío, un sonido único con gran fuerza y flamenquería, y haciendo cosas muy personales con la guitarra, tanto acompañando como en solitario.

– ¿Es un trabajo principalmente biográfico o profundizas en temas musicales? 
– Siendo la primera vez que me ocupo de forma extensa de un tocaor, el enfoque es distinto a otros trabajos anteriores, donde la vertiente analítica de los estilos de cantes predominaba. El libro está escrito a partir de las entrevistas que he mantenido con Paco del Gastor en Morón. Aunque llevaba un guion, siempre surgían en la conversación otros temas de una manera fluida. De todos modos, Paco no ha sido la única fuente de información, pues me he valido también de los recuerdos y acotaciones de su esposa Fina, su hija Lupe y su compañero Andrés Olmedo Suárez, gran aficionado y amigo mío. A partir de ese corpus de información he ordenado todo el material por pequeños epígrafes para darle dinamismo al texto y he intentado darle una unidad estilística en un relato en el que la única voz, salvo la introducción, es la del propio Paco del Gastor. Sin duda, uno de los ejes principales es la figura insoslayable de su tío Diego del Gastor, que no solo le influye decisivamente en su forma de tocar sino sobre todo desde el punto de vista humano. La visión que se ofrece en el texto de Diego del Gastor creo que es novedosa por su cercanía al ser proyectada por un discípulo directo que vivió su infancia y juventud de una manera muy estrecha con él, con una hermosa relación casi paterno-filial.
El libro es esencialmente biográfico y vivencial, lleno de anécdotas jugosas que retratan de manera informal ambientes en los que se desarrolla el flamenco, algunos de los cuales ya no existen: desde los primeros tablaos, a las reuniones de cabales, pasando por la sordidez de las casas de trato, hasta llegar a las salas de fiesta, festivales o teatros. De una manera no sistemática también se habla de la técnica del toque y, lo que más me importa, de su filosofía, del necesario equilibrio entre la técnica musical y el poder de transmisión. Los juicios y comentarios sobre tocaores, cantaores y bailaores creo que van a suscitar interés, pues los emite alguien con autoridad.

 

«Los conocimientos de Paco del Gastor sobre la historia del toque son extraordinarios, porque ha vivido lo que ha vivido. Su manera de tocar ha sido excepcional, con un inconfundible sello propio que no olvida el tronco del que viene»

 

– ¿Consideras que Paco del Gastor ha sido injustamente olvidado?
– La verdad es que sí. Y ese ha sido uno de los motivos que me ha llevado a la elaboración de este trabajo. Durante años siempre que hablé con Paco en algún sitio me pareció alguien con mucho que contar, con un verbo chisposo, gran sentido del humor y gracia a raudales. Sus conocimientos de la historia del toque son extraordinarios pero porque ha vivido lo que ha vivido. Su manera de tocar ha sido excepcional, con un inconfundible sello propio que no olvida el tronco del que viene. Para mí ha sido un verdadero genio de la guitarra, nacido sobre la genialidad de otro tocaor, su tío Diego, y esto es especialmente importante por lo infrecuente del caso. Lo que le pasó a Paco es que dejó pasar algunos trenes: el estar 20 años con Bambino no le dio desde luego gran visibilidad, aunque esto le sirvió para tener un conocimiento envidiable de cómo manejar los tonos de la guitarra, con una sorprendente capacidad de reacción. Se subió al carro de los festivales de una manera más o menos fija ya en los años 80.
Con Paco del Gastor ha ocurrido un poco lo mismo que con Antonio el Chaqueta, por cierto, uno de los cantaores predilectos de Paco. Cuando en una conversación de cante después de mentar a cincuenta sale a colación El Chaqueta, todo son elogios pero nadie lo tiene en cuenta. Con Paco del Gastor pasa exactamente lo mismo. No toda la guitarra es Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Ricardo, Sabicas y Montoya. Que todos son extraordinarios no cabe duda, pero Paco del Gastor, a mi juicio, también merece atención. Este libro pretende incidir en ello sin olvidar que Paco del Gastor es el primer admirador de Paco de Lucía, Ricardo y Sabicas, y de Manuel Morao, Melchor y Marote. Y claro, de su tío Diego.

 

«El flamenco es un arte que me conmueve como pocos y me permite relacionarme con el mundo de un modo especial»

 

– ¿Cuál es tu relación con el Festival de Torremolinos el 31 de agosto y su homenaje a Paco del Gastor? Adelántanos algo del programa y los objetivos. Veo que el nieto de Paco figura como solista. Es una gran noticia, ¿no?
– Verás, conozco a algunos de los organizadores como el excelente aficionado Miguel Díaz y el tocaor Luis el Salao, gran amigo mío desde hace muchos años. Cuando me contaron los artistas que iban a ir les propuse que estaría bien que cada año se le tributara un homenaje o reconocimiento a una figura del flamenco vinculada de algún modo a Torremolinos, como era el caso de Paco del Gastor, que trabajó durante años allí en los tablaos, en una época especialmente creativa en él, la de finales de los 60 y principios de los 70. La idea fue acogida por la organización con entusiasmo y les propuse asimismo que sería una buena ocasión para que su nieto Paco, que usa el nombre artístico de Gastor de Paco, pudiera tocar en el festival. Hay gran expectación en escucharle porque es un guitarrista excelente avalado por el premio Bordón Minero de La Unión. En el festival cantarán Rancapino chico, que hoy tiene gran proyección, su sobrina Esmeralda, que apunta muy buenas maneras, Bonela hijo, un cantaor que siempre sorprende por sus conocimientos enciclopédicos, y El Purili, que muestra su arte gitano con gran desparpajo pese a su juventud. Junto a ellos cantará el ganador o ganadora del concurso de cante que organiza la Peña de Torremolinos. Con el cante de José Manuel Fernández y el toque de Antonio Soto bailará Luisa Chicano, siempre flamenquísima, y El Carrete, que es de esos pocos artistas que no se parecen a nadie, compañero que fue hace 50 años de Paco del Gastor en los tablaos de la costa. Cada cantaor llevará su propio guitarrista: Antonio Higuero, Pepe Fernández, Luis el Salao, Nono Reyes y Andrés Cansino. El festival lo presentará un vecino de Torremolinos paisano de Paco del Gastor, el Perrequeque de Morón. En la parte del homenaje me cabe el honor de ofrecerle el reconocimiento al maestro Francisco Gómez Amaya.

– ¿Para cuándo podemos esperar el libro?
– Para otoño verá la luz. Cuenta con un material gráfico muy interesante, casi todo inédito y obtenido en su mayor parte del archivo personal del maestro. El libro llevará un CD con toques en solitario y acompañando a distintas figuras.

Foto de Paco del Gastor: Arunci

 

El investigador malagueño Ramón Soler. Foto cedida por el autor.

El investigador malagueño Ramón Soler. Foto cedida por el autor.

 

 

Comparte este artículo

Jerezana de adopción. Cantaora, guitarrista, bailaora y escritora. Flamenca por los cuatro costados. Sus artículos han sido publicados en numerosas revistas especializadas y es conferenciante bilingüe en Europa, Estados Unidos y Canadá.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X