Home / Internacional  / El arte flamenco viaja a una base española de la ONU en Líbano

El arte flamenco viaja a una base española de la ONU en Líbano

Rosa de Algeciras, David Morales, Ángeles Gabaldón y Nono García ofrecen un espectáculo flamenco para quinientas personas en una base militar española de la ONU ubicada en el sur del Líbano.

Muy cerca de la frontera con Israel, en la localidad libanesa de Marjayoun, se encuentra la base militar española Miguel de Cervantes. Una zona que habitualmente destaca por ser escenario de tensiones y conflictos, pero que ha cambiado las fuerzas armadas por la fuerza del toque, el cante y el baile. ¡Cuántas veces decimos que el flamenco es universal!

En la base Miguel de Cervantes están destacados aproximadamente seiscientos militares españoles en el marco de las fuerzas de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL). Por un día se ha vestido con lunares y claveles para recibir por primera vez un espectáculo flamenco.

El proyecto forma parte del programa de la UNIFIL y tiene como objetivo acercarse a la población civil libanesa. «Las tropas españolas han abierto las puertas a toda la población civil. También a estudiantes de español de un programa en el que los soldados, voluntariamente, enseñan el idioma en escuelas y centros sociales», explica Yolanda Soler, directora del Instituto Cervantes de Beirut y promotora de esta iniciativa, en declaraciones recogidas por la Agencia Efe.

 

«El flamenco tiene esa parte importante en el mundo que une culturas, personas, músicas» (David Morales)

 

Alrededor de quinientas personas –en su mayoría cascos azules españoles, indonesios, tanzanos e indios– han podido disfrutar del concierto organizado por el Instituto Cervantes de Beirut. Sobre el escenario, Rosa de Algeciras ha puesto el cante, acompañada al baile y taconeo por David Morales y Ángeles Gabaldón y con Nono García al toque. Para finalizar la actuación se incluyó una versión del tema libanés Li Beirut, de la artista Fairuz.

«Al igual que es importante estar en el Carnegie Hall, con 3.000 personas, en Estados Unidos, hay que estar en la trinchera, y por supuesto es una labor para apoyar y emocionar», explica el bailaor David Morales a Efe. El artista ha actuado también en Beirut y Kaslik antes de regresar a España.

«Me considero un bailaor de trinchera. Es la primera vez que se hace flamenco en el hangar, que es la joya de las misiones extranjeras, y estamos contentísimos. Como si estuviéramos en el mejor teatro del mundo», asegura el bailaor nacido en la Línea de la Concepción (Cádiz).

«El flamenco tiene esa parte importante en el mundo que une culturas, que une personas, que une música, y es por eso la grandeza de nuestra música española y andaluza, que es el flamenco», concluye.

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X