Home / Internacional  / ‘Viaje al sentío’, el primer álbum del guitarrista chino Can Wang

‘Viaje al sentío’, el primer álbum del guitarrista chino Can Wang

Inspirado en Paco de Lucía, empezó a tocar la guitarra en China a los 24 años. Seis más tarde, tras recibir clases de Manolo Sanlúcar, Can Wang lanza desde Sevilla su primer álbum de flamenco.

¿Quién dice que el pellizco es solo español? Can Wang es un guitarrista apodado El Gitano de Pekín, el primer artista chino en sacar un álbum de guitarra flamenca. Se titula Viaje al sentío y ya triunfa su primer sencillo, Vengo de Pekín, una falseta por tangos.

El también primer guitarrista chino en tocar en el teatro sevillano Lope de Vega (2019) y tras pisar escenarios de grandes ciudades cumple su sueño de grabar su primer disco. Está producido por Alberto López y cuenta con la colaboración de artistas como Esmeralda Rancapino al cante, Juanma Ruiz al bajo e Isidro Suárez a la percusión.

A los veinticuatro años, sus estudios de ingeniería no le llenaban y en sus descansos buceaba por Internet para escuchar música. Así, de manera fortuita, dio con el disco Cositas buenas, del maestro Paco de Lucía. Un flechazo en toda regla. El flamenco llamó a su puerta y empezó a investigar para conocer a figuras como Manolo Sanlúcar, Serranito, Antonio Rey, Vicente Amigo, Diego y Dani de Morón.

En 2013, terminados sus estudios en China, sus padres querían que siguiera formándose en Estados Unidos, pero él lo rechazó para apostar por su gran pasión, el flamenco. En Pekín encontró al maestro granadino Alberto Cuéllar, que en solo dos clases le enseñó algo de técnica y compás para terminar de empujarle al mundo del arte jondo.

 

«Manolo Sanlúcar me enseñó cómo funciona el mundo, a ver de lejos, no solo de cerca. No me cobró nada, comía en su casa, solo me pedía que hiciera todos los ejercicios bien y para eso tenía que estudiar muchísimo. Si no, se enfadaba»

 

Colaboró con la compañía de danza Dong Fang, se subió al escenario y disfrutó, pese a solo tener que hacer algunos acordes y algo de rasgueado. No es de extrañar que en 2014 decidiera mudarse a España. En dos meses aprendió el idioma y tras lograr el visado estuvo en la escuela de la Fundación Cristina Heeren. Tras un año se pasó a la escuela privada del maestro Eduardo Rebollar, y con dos años en España decidió regresar a su país para trasladar lo aprendido.

De vuelta en China se unió con el guitarrista Blas Martínez para escribir dos libros en su idioma: La guitarra flamenca. Técnica y La guitarra flamenca. Palos y compás. Pese a ello no dejó de formarse y acudió a distintas clases maestras e incluso a un curso de verano en Córdoba donde conoció al genio Manolo Sanlúcar. El maestro le dio su número y en las vacaciones de 2017, Can Wang se trasladaba a su casa cada fin de semana para aprender con él.

«Me dio todos los ejercicios de técnica y muchos consejos. Me enseñó también cómo funciona el mundo, a ver de lejos, no solo de cerca. No me cobró nada, comía en su casa, solo me pedía que hiciera todos los ejercicios bien y para eso tenía que estudiar muchísimo. Si no, se enfadaba», recuerda Can Wang en una entrevista publicada por Diario de Sevilla.

En 2018 participó en la grabación del documental Legado, de Manolo Sanlúcar, y ese año comenzó a estudiar en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba en la carrera Guitarra Flamenca, donde fue el número uno en las pruebas de admisión. A su vez, estudia la carrera de máster de flamenco en la Universidad de Cádiz.

Por si todo esto fuese poco, fundó en su país natal flamenco-china, la página web más visita en el país asiático sobre flamenco y que ha servido para que muchos chinos sientan el flamenco con fuerza por primera vez.

Este es el adelanto de su primer disco.

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO HAY COMENTARIOS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X