Home / Opinión  / De aquel homenaje a Juan Moneo El Torta en Jerez

De aquel homenaje a Juan Moneo El Torta en Jerez

El día que murió Juan Moneo Lara, al que todos conocimos por El Torta, se cerró una etapa para los miles de seguidores que adoraron su música durante las décadas que su voz se adueñó de la bohemia jerezana.

La noche del 17 de junio de 2016 se celebró un multitudinario homenaje a Juan Moneo El Torta en la Plaza de Toros de Jerez, lugar donde había triunfado de forma abismal en numerosas ediciones de la Fiesta de la Bulería convirtiéndose en una de las figuras más aclamadas por el público de toda su generación. El cantaor falleció el 31 de diciembre de 2013 en Sanlúcar de Barrameda, ciudad donde vivió sus últimos años.

El día que murió Juan Moneo Lara, al que todos conocimos por El Torta, se cerró una etapa para los miles de seguidores que adoraron su música durante las décadas que su voz se adueñó de la bohemia jerezana. Aquel 31 de diciembre del 2013 se apagó el metal de un personaje carismático que se dejó llevar por las inexactitudes de la vida, expresándolo a través de su cante como máxima muestra de autenticidad. El de La Plazuela era un mito viviente para muchos (más aún cuando falleció cogiendo a todos por sorpresa), sobre todo para esos jóvenes que no lo habían descubierto en sus mejores y emblemáticas noches pero que empezaban a dejarse llevar por el aroma de la libertad que imprimían sus letras.

Juan, aunque envuelto en sus luces y sombras, fue muy querido y respetado en su tierra, algo que no siempre suele ocurrir con los artistas locales. De hecho, el año en que murió participó tanto en el ciclo Viernes Flamencos como en la Fiesta de la Bulería con apenas semanas de diferencia. Hecho inusual, ya que la organización institucional ha velado históricamente por procurar dar espacio a la mayoría de nombres representativos del cante, evitando la repetición y consiguiente polémica.

 

«Se han cumplido cinco años de aquella tarde, noche y madrugada en la que quedó constatado que si ha habido un cantaor admirado en Jerez de esa generación última del siglo XX y principios del XXI ese ha sido El Torta»

 

El cariño que se le profesaba a este cantaor se pudo comprobar en la noche del 17 de junio de 2016 cuando se celebró un homenaje en su memoria en la Plaza de Toros de Jerez, con unas cinco mil personas en el público. Los fondos irían destinados a su hijo menor de edad. Llegaron aficionados de toda España, incluso se fletaron autobuses en determinadas localidades para venir a disfrutar de la noche de Juan, con un cartel de vértigo que incuestionablemente estuvo presidido por sus hermanos Manuel y Luis, así como por sus sobrinos Barullo, Juan Manuel, Manuel y José Moneo… seguidos por más de cien artistas de más o menos popularidad.

El backstage era un polvorín: artistas, flamencos de otras partes, acompañantes, equipo técnico, presentadores, prensa, regidores… iban y llegaban como si fuera una fiesta, porque esa jornada reinaba el recuerdo de quien fue el más carismático de su época.
Pepe Marín ocupó el sitio que iba a tener Jesús Quintero, quien finalmente no apareció por algunos escándalos económicos de los que la prensa rosa se hacía eco por entonces. El maestro de ceremonias invitó al escenario a Almudena (viuda) y al pequeño Juanito (con el pañuelo de su padre al cuello y el popular traje blanco en miniatura), para que el tío Manuel le entregara una placa conmemorativa. A partir de ahí, más de seis horas de flamenco ininterrumpido.

 

 

Rancapino, Juanito Villar, Fernando de la Morena, Luis El Zambo, Juana la del Pipa, María José Franco, Manuela Carpio, Paco Cepero, Samuel Serrano, Diego del Morao, Parrilla, Domingo, Rubichi, La Reina Gitana, el grupo de su gente de La Plazuela (más de treinta personas en el escenario que algunos se quedaron incluso sin participar por aquello del tiempo), otro de Santiago (con Tía Yoya, Bastiana, la Currita…), Jesús Méndez, Dolores y Antonio Agujetas, familia Mijita, José de los Camarones

Fue la primera vez que este quien escribe se puso ante un público multitudinario para dar paso a distintas actuaciones, junto a los más experimentados José María Castaño y Manolo Moreno, que por entonces era presidente de la Federación Local de Peñas de Jerez. Aquello, sin duda, fue algo apoteósico. Al anunciar a alguno de esos nombres de más impacto el gentío vibraba como en un concierto de rock.

Pasaban las horas y seguían quedando nombres que aún no habían subido al escenario. Recuerdo a Marina Heredia y Arcángel esperando turno a eso de las cuatro de la madrugada, con la paciencia del santo Job. Luego, subieron con Curro Albayzín y otros más de Granada para dibujar uno de los momentos más apreciados de la madrugada.

El respetable se divertía en un ecosistema amable, cercano y de poco protocolo, tal y como Juan era encima de las tablas y, por supuesto, debajo de ellas. Se han cumplido cinco años de aquella tarde, noche y madrugada en la que quedó más que constatado que si ha habido un cantaor admirado en Jerez de esa generación última del siglo XX y principios del XXI ese ha sido El Torta.

Al día siguiente, el Ayuntamiento de Jerez entregó el título de Hijo Predilecto a Manuel Morao en los Claustros de Santo Domingo y muchos aparecimos a eso de las doce del mediodía con los ojitos colorados y sin haber apenas dormido después del vendaval de arte que se vivió en el coso taurino donde Rafael de Paula y Juan Moneo han sido los más aclamados de la historia.

Fotos: Rafael Barrios Gil

 

Marina Heredia. Homenaje a Juan Moneo El Torta. Jerez, junio 2016. Foto: Rafael Barrios Gil

 

Homenaje a Juan Moneo El Torta. Jerez, junio 2016. Foto: Rafael Barrios Gil

 

La Yoya. Homenaje a Juan Moneo El Torta. Jerez, junio 2016. Foto: Rafael Barrios Gil

 

Agujetas. Homenaje a Juan Moneo El Torta. Jerez, junio 2016. Foto: Rafael Barrios Gil

 

Luis Moneo. Homenaje a Juan Moneo El Torta. Jerez, junio 2016. Foto: Rafael Barrios Gil

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO.Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X