Home / Actualidad flamenca  / ‘Fosforito, una vida de flamenco’, el documental

‘Fosforito, una vida de flamenco’, el documental

Alejandro Fernández Barrientos, hijo del mítico cantaor de Puente Genil, lleva la vida de su padre al cine en un documental muy flamenco.

Un documental sobre la vida de Antonio Fernández Díaz Fosforito o un documental sobre el flamenco con la vida del genuino cantaor como línea argumental. Cualquiera vale. Alejandro Fernández Barrientos –hijo del artista de Puente Genil– se ha propuesto contar la trayectoria de su padre –V Llave de Oro del Cante– en una cinta de setenta y tres minutos.

 

Como es de esperar, el documental, titulado Fosforito, una historia de flamenco, muestra al cantaor como uno de los más grandes del arte jondo, ya que gracias a sus aportaciones el flamenco vivió una renovación y un resurgir que duran hasta hoy en día. El montaje ha sido estrenado en Córdoba dentro de las actividades de la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Córdoba (UCO).

 

«La historia y el personaje los tengo en casa y he estado dándole muchas vueltas al proyecto hasta que al final lo he sacado adelante. Empecé hace cinco años, hasta que lo terminé el pasado año”, indica el director y productor del largometraje, Alejandro Fernández Barrientos, en declaraciones recogidas por F.J. Cantaor en El Día de Córdoba.

 

Además de la versión larga, Fernández Barrientos ha preparado otros diez capítulos de más de quince minutos de duración. «Porque dentro de la trayectoria de Fosforito, setenta y tres minutos, que es lo que dura el documental, se te quedan cortos; y además se te queda mucho material buenísimo por meter. Esto también te da para tocar otros temas relacionados con el flamenco”, asegura Alejandro.

 

Fosforito nació en 1932, por lo que su vida y la historia del flamenco han ido de la mano. «Yo siempre he pensado que en el flamenco no está todo dicho y eso se refleja implícitamente en el documental», explica el autor. En la obra se recuerda cuando el cantaor se alzó en 1956 con todos los primeros premios del I Concurso Nacional de Cante Jondo celebrado en Córdoba.

 

«Esa recuperación que tiene el flamenco a partir de 1956 viene de la mano de Fosforito, quien fue el gran ganador de ese concurso y quien trajo una renovación estilística que se mantiene hasta el día de hoy», ha referido Fernández Barrientos en el citado diario.

 

«Fosforito tiene personalidad en sus formas, en su letra, en su estética… Aportó su propia manera de ver el cante, que había recogido de tantos y tantos años buscándose la vida, y le da una forma que empuja al flamenco hasta el día de hoy». Todo ello desde un tiempo «en el que el flamenco había perdido el interés de la gente, porque se estaba folclorizando demasiado».

 

Para Fernández Barrientos, la vida profesional de su padre no está lo suficientemente reconocida. «Él tiene todos los reconocimientos, pero a nivel de público no lo tiene. Quizás en Córdoba sí, pero en otros ámbitos no. Hay amantes del flamenco que no saben quién es», ha recalcado.

 

Por su parte, el propio Fosforito dice que «el trabajo de mi hijo ha sido increíble. Con unos medios muy limitados, ha logrado un gran un trabajo que suma más de tres horas y media entre el documental y los diez capítulos». Además de lamentar que no se hayan podido incluir recitales suyos ofrecidos en televisión en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta.

 

Como es normal, el cantaor de Puente Genil echa de menos esas décadas de pleno apogeo, pero recuerda que el flamenco sigue gozando de buena salud y que está por encima de cualquier figura. «Los genios aportan formas, los genios desaparecen y el flamenco sigue ahí a lo largo de los siglos. Echo de menos a artistas maravillosos que no van a volver. Ahora hay otros que no son ni mejor ni peor, son diferentes».

 

Artistas como Mairena, Valderrama, Agujetas y Chocolate, ha citado el propio Fosforito. Pero también ha defendido el momento actual. «Podemos hablar de la edad de oro de Chacón, pero es que en aquella época había cuatro maravillosos artistas que le dieron mucha gloria al flamenco. Luego ha habido momentos de decadencia y, posteriormente, el resurgir tras aparecer otras gentes. El flamenco ahora goza de un cartel, renombre, categoría y marchamo importante», ha sentenciado.

 

 

Comparte este artículo

El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X