Home / Actualidad flamenca  / Presente y futuro de la danza flamenca se dan cita en la Bienal

Presente y futuro de la danza flamenca se dan cita en la Bienal

Olga Pericet, Israel Galván, David Coria, Estévez/Paños y Compañía o María Moreno son algunas de las figuras que actuarán en el escenario de la Cartuja. Los espectáculos cuentan con el apoyo de citas como la Bienal de Danza de Lyon o el Festival de Itálica, el Teatro de la Villa de París o la Bienal de Venecia, entre otras.


La danza flamenca volverá a darse cita en el Teatro Central, una vez más, con una nómina de artistas que traen sus propuestas más contemporáneas a la Bienal de Sevilla. El lunes 5 de septiembre se celebró un encuentro en el teatro de la Cartuja en el que se dio a conocer esta programación de la mano de sus protagonistas. Conducido por el director de la Bienal, Chema Blanco, que en esta ocasión estuvo acompañado por la directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Isabel Ojeda, y por el secretario general de Cultura de la Consejería para la Cultura de la Junta de Andalucía, Salomón Castiel.

 

“Durante al historia de Bienal, el Teatro Central es el espacio que ha acogido las nuevas propuestas y así será de nuevo en esta edición”, ha dicho durante su intervención Isabel Ojeda. “Serán trece las propuestas de danza, nueve de ellas estrenos absolutos las que podremos ir descubriendo a lo largo del mes de septiembre en este espacio de referencia para la creación contemporánea”.

 

Asimismo, Ojeda ponía el acento en que esta edición es “la Bienal de la alegría, un espacio libre de creación donde vamos a tener la oportunidad de volver a reunirnos y hacer crecer el flamenco sin perder esa mirada a la tradición, reinterpretándolo a través de nuevos lenguajes”. En esta edición “el flamenco se abre a otros espacios y cuenta con la complicidad de otras citas culturales, festivales y espacios escénicos como coproductores” tanto en los espectáculos que se verán en el Central como en el resto de la programación que se desarrollará hasta el 1 de octubre.

 

“La Bienal debe aportar una visión contemporánea del hecho flamenco, honrar la herencia y respetarla”, ha destacado Blanco durante su intervención, puntualizando que la forma de enriquecer este arte es “desde el conocimiento, desde otras miradas y otros prismas”. Los proyectos que forman parte de la programación del Central están alineados con su interés por dar apoyo a los que tienen un “lenguaje y discurso propios”.

 

El secretario general para la Cultura, Salomón Castiel, reiteró el compromiso del Gobierno andaluz con el flamenco, que se concreta en esta edición de la Bienal “no sólo en una aportación económica, sino en la cesión de recursos, tanto materiales como humanos, y espacios de primer nivel, como el Teatro Central”. En él, señaló Castiel, van a poder ensayar diferentes compañías, pero, además, va a acoger trece de las galas programadas, diez de ellas en horario de tarde-noche y tres en horario matinal.

 

Se abrirá nuevamente el 18 de septiembre la sala B para la bailaora inglesa Yinka Esi Graves y The disappearing act, que cuenta, por su parte, con la coproducción, entre otras entidades, del Festival Grec de Barcelona. Se trata del primer espectáculo de la bailaora británica en la que se inspira en sus propias experiencias como bailaora de flamenco afrodescendiente y en las cuestiones históricas y de representación que han surgido a lo largo de su carrera. Sobre la escena, aborda cuestiones como la eliminación, la ausencia y la invisibilidad a través de un personaje ficticio, la Lala.

 

Le sigue el 19 Paula Comitre con Alegorías. El límite y sus mapas, una propuesta que cuenta con la producción de Chaillot Teatro Nacional de la Danza, la propia bailaora y Arte y Movimiento. Junto a la bailaora Lorena Nogal, ambas plantearán sobre la escena la dualidad como movimiento dancístico. Será un viaje inmersivo que transportará al espectador al límite de las convenciones, en la intersección peligrosa ante la duda y la sorpresa para ser testigos de una infección formal que provoca el coche entre las fronteras de dos mundos platónicos.

 

Con la intención de exponerse tal y como es, liberarse de la inseguridad y las dudas y reafirmarse en su baile, Lucía Álvarez ‘La Piñona’ estrenará el 21 de septiembre Insaciable, un espectáculo que la creadora define como “un destape emocional, corporal y artístico” y en el que la artista explora sus propios límites profundizando física y emocionalmente en el movimiento, ya sea para llevarlo a su máximo exponente o para vaciarlo del todo. En este liberador viaje le acompañan los bailarines y coreógrafos Rafael Estévez y Valeriano Paños, que se han encargado de la dirección artística y parte de las coreografías de la propuesta, creada en residencia artística con el Centro Coreográfico Canal y que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Jimena de la Frontera y la Bienal.

 

Tras ella, llegará el turno de La Confluencia, de Estévez/Paños y Compañía, donde plantean una creación coreográfica desde un lenguaje de baile flamenco actual que se alimenta de su pasado y de su raíz y también del arte contemporáneo. Se acompañan en esta ocasión de ocho artistas que, a través de la música y el baile encarnarán al flamenco al hombre contemporáneo. Esta propuesta fue creada en residencia artística en el Centro Coreográfico Canal (Teatros del Canal de Madrid) y cuenta con el apoyo del Instituto Andaluz del Flamenco de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Estará en el Central el 23 de septiembre.

 

Charo Martín llega a la Bienal con De vísceras y otros cantes el 25 de septiembre en la Sala B a las 13 horas. Es una investigación escénica que parte de la observación, el análisis y la deconstrucción de la anatomía del cuerpo del cante flamenco y propone un acercamiento al arte flamenco donde el protagonismo y el foco de la atención recae en el performer, en su capacidad plástica y poética para generar nuevos significados, ya que el lenguaje poético, como imaginario de lo físico, es el vehículo que atraviesa la pieza.

 

Y al finalizar el día, la bailaora María Moreno estrenará o../o../.o/o./o. (soleá), donde da un paso más en su búsqueda vital y artística planteándose no tanto los límites que circunscriben el palo por antonomasia del baile flamenco, sino el propio germen definitorio de la soleá. La bailaora gaditana, Giraldillo al Momento Mágico de la pasada Bienal, se acompaña de Rafael Villalobos en este nuevo proyecto que cuenta con el apoyo del Festival de Itálica y el Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada, entre otras instituciones.

 

Origen, de Marcos Vargas & Chloé Brûlé, es la propuesta con la que celebran sus más de 16 años en escena. Un homenaje a su trayectoria y complicidad, donde conviven las guitarras e instrumentos en directo de Miguel Vargas y Raúl Cantizano con piezas grabadas por Alan Lomax. Los creadores definen su propuesta más personal como “una realidad en forma de deseo a la que vamos a atender con excitante ilusión” que compartirán con el público el 27 de septiembre.

 

El 29 de septiembre Andrés Marín & Jon Maya con Yarin llegan al Central para proponer un diálogo entre culturas, una danza de tradición con la vista puesta en el mañana. Un encuentro singular entre dos universos coreográficos.

 

El 1 de octubre se cerrarán para la Bienal las puertas del Central y lo hará Luz Arcas/La Phármaco con la producción de la Bienal, Teatros Canal de Madrid y MA Scéne Nationale – Pays de Montbéliard. Mariana es el título de su espectáculo. Hace alusión “al nombre de la cabra que acompaña al gitano errante, la del show, la que baila y le da de comer”.

 

Imagen superior: presentación del ciclo de danza flamenca. Foto: Claudia Ruiz Caro

 


El conocimiento y la pasión. La jondura y la pena. El pellizco y la fiesta. Patrimonio Cultural de la Humanidad. Conectamos comunidades flamencas alrededor del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X