Home / Actualidad flamenca  / Tomás Rubichi, ganador del Concurso de Saetas de la Peña Buena Gente

Tomás Rubichi, ganador del Concurso de Saetas de la Peña Buena Gente

El segundo premio ha ido a parar a Juan de Mairena y el premio especial Manuel Torre a la mejor saeta por seguiriyas ha quedado desierto. El premio especial Saeta Joven ha recaído en el jerezano Pedro Montoya El Chanquita.

Un año más la flamenca Peña Buena Gente ha celebrado con especial solemnidad su final del Concurso Nacional de Saetas, que ha cumplido su cuadragésima tercera primavera. Aforo completo en el Auditorio Cajasol del barrio de San Benito, que se suma a los colaboradores de este certamen junto al Ayuntamiento de Jerez, entre otros tantos.

 

Pasaban las ocho y media de la tarde, casi nueve menos cuarto ya, cuando comenzó un acto que se ha convertido por méritos propios en una cita destacadísima en la agenda cofrade y flamenca de los jerezanos cada Cuaresma. Emoción contenida con la presencia de la familia de Diego de los Santos Rubichi, a quien se le dedicaba el cartel y la programación. En el descanso, el actual presidente de la entidad, Nicolás Sosa, quiso ceder su puesto a uno de los fundadores de la peña y del propio Concurso, Manuel Montoro, para entregar un sencillo y sentido recuerdo a modo de homenaje a la familia de su “compadre y amigo” Diego. Fue su hijo Domingo, genial guitarrista de acompañamiento, quien acompañó a su madre Carmen Fernández hasta el escenario mostrando ese lado más humano y humilde del que siempre hizo gala el bueno de Rubichi. “Un buen gitano, un buen padre, un buen cantaor y un buen marido”, señaló Carmen entre lágrimas. No mentía, pues cualquiera que conoció al hijo de Tío Mingo Rubichi destaca en su memoria la honestidad y bondad que el gitano de La Plazuela mostró durante su dilatada trayectoria artística y en el día a día jerezano. Diego murió en 2007, dejando al cante de la Plazuela, la soleá, la malagueña y, por supuesto, la saeta, huérfana de uno de sus patriarcas jondos.

 

Y la familia Rubichi siguió y sigue siendo la protagonista desde que, a eso de la media noche, ya entrado el Domingo de Ramos, las redes sociales de la peña publicaron el fallo del jurado: primer premio para Tomás Rubichi, dotado con 1.800 euros y trofeo. Éste, que ya lo ganó en 2019 y que posee además el especial Manuel Torre en la edición 2021, fue digno ganador según la opinión de quien escribe estas líneas. Sus dos saetas cumplieron con los fines de esta oración sonora: emocionar y estremecer desde la calidad cantaora. Una saeta debe ser bien ejecutada, no solo vale el sentimiento.  

 

El jurado de esta edición estaba conformado por el cantaor Mateo Soleá, por el aficionado Antonio García ‘El Platero’ y por Francisco Benavent, del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.

 

 

«Las dos saetas de Tomás Rubichi cumplieron con los fines de esta oración sonora: emocionar y estremecer desde la calidad cantaora. Una saeta debe ser bien ejecutada, no solo vale el sentimiento»

 

 

Deduzco por lo que pude sondear que no fue fácil la decisión, casi nunca lo es, aunque a veces los concursantes se evidencian más que otras. En esta ocasión la mayoría de los finalistas mostraron una versión de más factura que en las semifinales, en las que se comentaba que el nivel no era el esperado. Ayer, Sábado de Pasión, sí que se dejaron la piel y le dieron al Concurso la impronta merecida.

 

Juan de Mairena se hizo con el segundo premio, dotado en 1.200 euros y placa, dejando una primera saeta para el recuerdo. Creo que fue en la segunda donde se decidió el premio en esa “contienda” con Tomás, que al interpretar la de “De puerta en puerta…” a la Virgen del Valle, tan trillada por sus antepasados, puso al público en pie. No en vano, la segunda saeta (cada saetero hizo dos, una en cada parte) de Juan, también tuvo un registro impecable. El premio Manuel Torre ha quedado desierto, algo que cuesta entender, pues todas las saetas se cantaron por seguiriyas a excepción de la segunda de Leonor Moreno, que la terminó por martinetes, y si el nivel fue alto… Pero bueno, el jurado es el que manda y todo nuestro respeto para ellos.

 

Sí se ha vuelto a otorgar el premio especial Saeta Joven al saetero menor a 26 años, obtenido por Pedro Montoya Chanquita, con 400 euros y diploma. Él no pasó a la final, pero sí se valoró la participación de nuevas voces que fomenten la continuidad del certamen. Esa cuantía y diploma recibirán el resto de finalistas a modo de accésit. Joaquín El Zambo estuvo bien en las dos saetas, recordando las mejores noches delante del Prendimiento o esas madrugadas ante la Buena Muerte. Desde Algeciras (de adopción) llegaba Manuel Campos, perfectamente afinado y con poderío vocal, con un ritmo pausado y sabiendo matizar. Eva del Cristo, de Jerez, sorprendió con su implacable defensa de los altos y ligando imposibles tercios. Gustó la jerezana Malena Soto, que se ha hecho dueña de una saeta singular, de corte tradicional, pero a la que imprime su sello y su dignidad. La mencionada Leonor Moreno, desde Triana, defendió la saeta más musical en la ejecución y larga, al estilo de Sevilla, pero de incuestionable valor. Y José Méndez, de Jerez, tuvo que disculparse públicamente por su alergia “con la llegada de la primavera”, que le impidió desenvolverse con las facultades que acostumbra.

 

El primer y segundo premio, esto es, Tomás Rubichi y Juan de Mairena, cantarán a los pasos de la Hermandad de los Judíos de San Mateo en la Plaza San Lucas el próximo Martes Santo si nada lo impide, a eso de las 23,30 horas, cuando la cofradía que saca más nazarenos a las calles de Jerez vaya de vuelta a buscar su templo.

 

Fotos: Peña Buena Gente

 

 

 

 

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X