Home / Crónicas  / El sitio de David Palomar

El sitio de David Palomar

El cantaor gaditano David Palomar abre de manera brillante el ciclo estival Flamencad, jugando en casa y haciendo valer sus mejores atributos.

¿Hacia dónde camina David Palomar? Es una pregunta que no tiene respuesta fácil. Sabemos sí, de dónde viene: lo vimos dar sus primeros pasos en el llamado nuevo flamenco, con aquel talentoso ramillete de chavales que dio en llamarse Levantito. Y más tarde, a la inversa que otros artistas que hacen el viaje del flamenco ortodoxo a los registros más comerciales, Palomar se forjó como cantaor de una pieza, sin dejar de demostrar una estricta libertad a la hora de hacer incursiones en cuantas músicas y sonoridades se le antojaban.

 

Lo cierto es que, aun con todos sus riesgos y sus experimentos, se ha puesto a la cabeza del flamenco gaditano, tan huérfano de grandes maestros tras la desaparición de Chano Lobato y Marianita Cornejo. Si bien no es fácil saber hacia dónde va un artista tan inquieto, la presencia de Palomar en el cartel del ciclo Flamencad que dirige Curro Velázquez-Gaztelu iba más bien dirigida a saber dónde se encuentra ahora el cantaor, cuál es su sitio.

 

Antes de entrar en el espectáculo, titulado Universo Cádiz, es de justicia resaltar el mérito de Velázquez-Gaztelu en la recuperación de los jueves flamencos de verano que tan buenos recuerdos traen a los aficionados desde los tiempos del llorado Antonio Benítez. Ardua tarea que ojalá tenga su recompensa, porque un enclave como Cádiz no puede permitirse carecer de programación flamenca estable, y menos en fechas en que su población se duplica.

 

 

«El sitio de David Palomar es el de los flamencos que conocen y que paladean el cante, que se deben a una tradición y la honran cada vez que se suben a una tarima»

 

 

Arrancar con Palomar y su gente como primera cita era, en este sentido, una apuesta segura. Todo el papel vendido y medio barrio de la Viña reunido en el Baluarte de Candelaria para ver y oír a sus figuras. Profesionalidad y buen gusto desde la salida a escena, cuidando por igual vestuario, mobiliario escenográfico y posición sobre las tablas, con una bonita estampa simétrica para empezar. Ah, y un sonido impecable, que hizo brillar las voces de todos los intervinientes a lo largo del recital.

 

El Palomar que asumió el peso del espectáculo se reivindicó desde el minuto uno como cantaor solvente, con muy buena proyección de voz y muy bien acompañado por coros y músicos que lo conocen bien, así como por el baile de su inveterado compadre, el Junco. Del pregón de los caramelos de Macandé a las bulerías de La Perla, las alegrías taurinas o la caña, el repertorio empezó rezumando gaditanía, sin olvidar las seguiriyas que me hizo recordar la presencia de Palomar en el elenco del espectáculo sobre el centenario del concierto de Santa Cecilia de 1922, bajo el cuidado de Javier Osuna, y que entre otras cosas reivindica a Cádiz como territorio seguiriyero con denominación de origen.

 

 

David Palomar. Flamencad. Baluarte de la Candelaria, Cádiz. 28 julio 2022. Foto: Raúl García Romero

 

 

Y sí, hubo tanguillos y soleás y tangos y más cantiñas, pero también gratos caprichos como Dime de Lole y Manuel, La Salvaora o Voy a perder la cabeza por tu amor del gran Manuel Alejandro, con una arrebatadora Anabel Rivera, por citar solo algunos momentos. También destacó Reyes Martín, que no estaba inicialmente en el cartel, con su cante potente y sabroso. En el fin de fiesta, recitado bailable de El Junco, pataíta de Diego Montoya y pincelada de Javi Katumba, gran percusionista y amigo de la familia.  

 

 

«Al mismo tiempo que actuaba en el Baluarte, las plataformas digitales estrenaban A orillas del Palmar, su último lanzamiento… con forma de bachata. Mientras que siga haciéndolo con gracia y con honestidad, lo que le echen»

 

 

Si hubiera que poner un pero, sería a la excesiva duración del espectáculo: dos horas son demasiadas casi para cualquiera, por mucho que se derroche age y afición. Cabe suponer que esos tiempos los marca el formato festivalero, pero todo el mundo sabe que, en cosas de arte, menos es más.         

 

El sitio de David Palomar, quedó de manifiesto, es el de los flamencos que conocen y que paladean el cante, que se deben a una tradición y la honran cada vez que se suben a una tarima. Hacia dónde camina –volvemos a la dichosa pregunta– es otra cuestión: al mismo tiempo que actuaba en el Baluarte, las plataformas digitales estrenaban A orillas del Palmar, su último lanzamiento… con forma de bachata. Mientras que siga haciéndolo con gracia y con honestidad, lo que le echen.

 

Fotos: Raúl García Romero

 

Ficha artística  

Universo Cádiz. Flamencad.
Baluarte de Candelaria, 28 de julio de 2022.
Cante: David Palomar.
Voces: Anabel Rivera y Reyes Martín.
Baile: El Junco.
Guitarra: Juan José Alba.
Palmas: Diego Montoya y Roberto Jaén.

 

El Junco. Flamencad. Baluarte de la Candelaria, Cádiz. 28 julio 2022. Foto: Raúl García Romero

 

Anabel Rivera. Flamencad. Baluarte de la Candelaria, Cádiz. 28 julio 2022. Foto: Raúl García Romero

 

Comparte este artículo

Un pie en Cádiz y otro en Sevilla. Un cuarto de siglo de periodismo cultural, y contando. Por amor al arte, al fin del mundo.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X