Home / Crónicas  / Manolo Sanlúcar y su música joven

Manolo Sanlúcar y su música joven

El Teatro Villamarta acogió la gala homenaje al maestro Manolo Sanlúcar, ocho meses después de lo previsto, como acto principal del III Festival Internacional de la Guitarra Flamenca de Jerez.

“Generoso”, “referente”, “buen amigo”, “el mejor de todos”… fueron algunos de los piropos que recayeron en la figura de Manolo Sanlúcar en la noche del viernes 6 de mayo en el Teatro Villamarta de Jerez. Su ausencia física no empañó la fértil emoción que genera la simple pronunciación de su nombre, y de su pueblo. Anunció Manuel Martín Martín la gran noticia: el maestro salía de un ingreso hospitalario esa misma jornada para seguir consolidando su imagen de humilde mito desde su casa. No pudo asistir a la gala en la que se revisó su obra musical desde una perspectiva vivencial, pero su alma presidió desde el palco real.

 

Utilizo, pues, lo que reflejó el compañero Manuel en su siempre exhaustiva y empírica presentación respecto a esa “herencia viva”, también título del bloque inicial que contó con nombres de relevancia en la actualidad de la guitarra flamenca y que nos hicieron viajar por la hermosura de un tesoro que permanecerá latente mientras haya sensibilidad en cualquier alma en el mundo.

 

Y no es lo mismo construir una “obra musical” que convertirla en “legado”, pues lo que el primer término refleja es la solidificación de ideas creativas, mientras que lo segundo conlleva perpetuidad y eternidad. Esa es la guitarra de Manolo, hombre de intelecto sofisticado y palabras precisas que ha conseguido ahondar en el mensaje sin dejar atrás las formas y una ejecución determinante para situarse como uno de los padres de la guitarra contemporánea.

 

Justo esta gala, perteneciente al III Festival Internacional de la Guitarra Flamenca de Jerez, que tuvo que aplazarse en septiembre hasta el presente mes de mayo, muestra la influencia inequívoca que el creador de Tauromagia ejerce en gran parte de las hornadas siguientes.  

 

 

«Noche grande para la música culta y digna de uno de los máximos exponentes del flamenco en la historia cuyo mensaje, más vivo que nunca, se traduce en la juventud de su música»

 

 

En dos bloques bien definidos, pudo apreciarse el amplio universo creativo del hijo de Isidro Muñoz. En los primeros tres cuartos de hora, turno para la guitarra de concierto. El primero en plantar bandera fue David Carmona, en quien volcó su profunda didáctica consiguiendo que el gitanillo granadino conformara en sí mismo el perfil creador y expresivo buscado. Su soleá dio buena muestra del cómo y el porqué. Cada nota suena como debe hacerlo y en el momento justo. Brillante inicio musical para la noche.

 

La representación jerezana en la primera parte estuvo liderada por José Quevedo Bolita, cuyos picados y remates enfatizan su ilimitado vértigo sonoro, ese que provocan sus casi imposible falsetas por bulerías. Y algo fundamental: personalidad incuestionable. Paquito González lo acompañó en la percusión.

 

Niño de Pura, con esplendorosa camisa roja, se empleó por alegrías con el bajo eléctrico de David Galloso, el cajón de Paquito y la voz de Pura de Pura. Frenético aire de Bajo de Guía para alimentar la viveza que producen las notas nacidas de quien supo mirarse en el mejor de los espejos. Paso para la maestría de Manolo Franco, santo y seña de una época gloriosa alejada de los sinsentidos que algunos flamencos han de producir para las grandes marcas, redes sociales y otros públicos. Por guajiras sentó cátedra. Presencia aplaudida y admirada.

 

Para terminar la terna, Juan Carlos Romero, que pidió un aplauso para Isidro Sanlúcar, presente en el público, “porque a su hermano Manolo le habría gustado que se le brindara”. Nos llevó hasta Casa Bigote, título compuesto en honor al Maestro, en esas tertulias en el mítico bar sanluqueño en el que se reunían para compartir y “Manolo sonreía”. Sus tanguillos estuvieron repletos de matices y recuerdos.

 

Después de un descanso, tiempo justo para preparar el escenario, plato fuerte con Tauromagia, coreografía para la obra de Manolo Sanlúcar dirigida por Mercedes Ruiz, junto a Santiago Lara en la dirección musical. Absolutamente formidables. Ambos consiguieron diseñar, desde el respeto más exacerbado a la esencia, un espectáculo digno de repetición. El antiquísimo ritual de la faena taurina nos llevó desde Naciencia a Puerta del Príncipe, con un último guiño soñado a la guitarra en una silla y voz en off de Manolo Sanlúcar. Habíamos llegado a las once de la noche, agarrándonos en las butacas ante lo sublime del arte, unificación en este caso de una música pasional a la vez que sutil, con la fantasía bailaora de una Mercedes exultante y un cuerpo de baile muy resolutivo. Así como David Lagos, que hizo vibrar su garganta en Como el Toro y Maletilla, llevándonos a la probable perfección del mantón de Ruiz en Maestranza, o en el íntimo y tenue dialogo entre Santiago y Mercedes en Oración, volviendo la luz en De capote y Tercio de Varas. Carmen Grilo se sumó a la faena en Banderillas y De Muleta, cuando ya el toro parece no tener salida, o quizás el torero. Sangre astada, tragedia seguiriyera con Lagos, y la esperada Puerta del Príncipe y palmas a compás.

 

Noche grande para la música culta y digna de uno de los máximos exponentes del flamenco en la historia cuyo mensaje, más vivo que nunca, se traduce en la juventud de su música, pues su obra sigue vigente en el impulso del dinamismo cotidiano de generaciones que asumen la fascinación por el genio de Sanlúcar.

 

 

Ficha artística

Homenaje a Manolo Sanlúcar
III FESTIVAL INTERNACIONAL DE LA GUITARRA FLAMENCA DE JEREZ
GRAN GALA HOMENAJE A MANOLO SANLÚCAR
Idea y dirección artística SANTIAGO LARA

PRIMERA PARTE:
HERENCIA VIVA
Con las guitarras de DAVID CARMONA, JOSÉ QUEVEDO “BOLITA”, NIÑO DE PURA, MANOLO FRANCO, JUAN CARLOS ROMERO, Percusiones  PAQUITO GONZALEZ

SEGUNDA PARTE:
TAUROMAGIA “Coreografía para la obra de Manolo Sanlúcar”

COMPAÑIA MERCEDES RUIZ
Guitarra solista: SANTIAGO LARA
Artistas invitados: DAVID LAGOS Y CARMEN GRILO
Segunda guitarra: ANTONIO GONZÁLEZ
Percusiones: PERICO NAVARRO Y RAFA “TETO”
Teclados: JOSÉ AMOSA
Bailarina solista: ANA AGRAZ (cedida por el Ballet Nacional de España)
Cuerpo de baile: AURORA CARABALLO, VANESA REYES, BEATRIZ SANTIAGO Y ANNA DOGLIOTTI

PRESENTA: MANUEL MARTÍN MARTÍN
PRODUCCIÓN: FUNDARTE y LA GUARIDA DEL ANGEL (Mario González)

 

Fotos: Paco Barroso

 

 

 

Comparte este artículo

Jerez, 1991. Flamenco y comunicación las 24 horas del día. Desde 2012 en prensa escrita, tertulias radiofónicas, programas de tv, presentación de festivales, revistas especializadas... En mi familia todos bailamos por bulerías, aunque yo soy el único periodista.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X