Home / Crónicas  / Luis el Zambo y Juana la del Pipa: solera jerezana de veteranía jonda

Luis el Zambo y Juana la del Pipa: solera jerezana de veteranía jonda

Crónica de los recitales de Luis El Zambo con Miguel Salado a la sonanta y Juana la del Pipa con el acompañamiento de Manuel Parrilla en la XXXII Semana Cultural de Actividades Flamencas de Paradas, Sevilla.

Paradas puede presumir de programar la que es casi con toda seguridad la mejor semana cultural de flamenco de la provincia de Sevilla. Engarza los recitales en la sede de la Peña Miguel Vargas con una serie de actividades previas en las que acercan al pueblo el cante, toque y baile de la mano de las letras y otras manifestaciones. El municipio se engalana con banderolas que lucen diseños del artista José Antonio Brenes, creador de la hermosa y flamenquísima escenografía de La Comarcal, donde ya se han dado cita dentro de esta trigésimo segunda edición las actuaciones del tocaor Gastor de Paco con Chato de Vélez y la de Rancapino Chico con Paco León a la guitarra. Era el turno de Luis El Zambo con Miguel Salado a la sonanta y Juana la del Pipa con el acompañamiento de Manuel Parrilla, precedidos por la palabra de Pablo Parrilla que bajo el título de Bambino y Paco del Gastor, el encuentro de dos genios disertó en su conferencia sobre estas dos figuras, sus trayectorias y la relación que los unía.

 

Un peacito del barrio de Santiago se subió a las tablas acunando la herencia de María Bala, Tío Borrico y Sordera. Luis el Zambo dio el ¡ay! por bulerías pa escuchá.  Ya olía a barrica. A golpes de compás marcados lo escudó Miguel Salado con su bajañí, sencilla pero profunda, con la holgura de quien sabe moverse en esta plaza. Luis destiló un cante recortao con arremetías que dibujaron las vereas por las que se camina en Jerez. Aquí es un maestro. Sus setenta y dos años solo se adivinan en el carné de identidad. Está pleno de facultades y rebosao de experiencia. Supo darle a cada tercio su sitio. Los mascó con sello propio, colmado de flamencura. Con su garganta gitana adoquiná de moreneces transitó a su antojo por los misterios del cante. Se quejó por Levante y remató con dulzura el lamento de Manuel Torres en el taranto en el que preguntaba dónde andará mi muchacho. Después vino la soleá. No le hizo falta desfigurarse porque no es un cantaor de fachada. No apoya el cante en el grito sino que lo arrastra con las vivencias, los rumia en sus entretelas y sale solo. No piensa. Siente y canta. De ahí que se produjera el repeluco en las bulerías pa escuchá, supiera a melaza vieja por Levante, robara el sentío por soleá y sembrara cátedra en las bulerías de Jerez. No es justo desmenuzar hoy los estilos con atribuciones. Y es que desde que Luis abrió la boca, el cante fue suyo y de nadie más.

 

 

«Supo darle a cada tercio su sitio. Los mascó con sello propio, colmado de flamencura. Con su garganta gitana adoquiná de moreneces transitó a su antojo por los misterios del cante. Se quejó por Levante y remató con dulzura el lamento de Manuel Torres en el taranto en el que preguntaba dónde andará mi muchacho»

 

 

Al arrope de las cuerdas acompasadas de Manuel Parrilla, como la que se sacude la nuez de tierra formó el alboroto por tangos Juana la del Pipa. Esta gitana de voz arañá repartió el compás porque le sobraba. No necesitó adornos. Traía de serie en su impronta el don de acariciar a zarpazos. Se acordó de La Moreno en la soleá por bulería y estremeció por fandangos tributando a Caracol y Terremoto. Las bulerías de su tierra le sirvieron para recogerse el vestido y dominar el entarimado mandando. Estuvo especialmente bien. Fue una noche redonda en la que un tirabuzón de desgarros arrasó Paradas. Juana sorprendió como de costumbre con su voz acuchillá, la que parece que no puede salir pero brota a borbotones con el empuje de un ciclón. Sobrepasa ya los setenta y le echa ovarios. Cien espuertas de reaños en cada atacá. Cantaora grande y flamenca como ninguna, desbordó gitanería a sorbitos cortos, cosió de quejíos negros cada tercio y demostró junto a Luis el Zambo a qué sabe la solera jerezana de veteranía jonda.

 

Fotos: Kiko Valle

 

 

Ficha artística

XXXII Semana Cultural de Actividades Flamencas de Paradas
Martes 26 de abril de 2022
La Comarcal, sede de la Peña Flamenca Miguel Vargas
Cante: Luis el Zambo y Juana la del Pipa
Guitarras: Miguel Salado y Manuel Parrilla
Palmas: Fabián Moreno, Luis de Rebeco y Tomás del Pipa
Conferenciante: Pablo Parrilla
Presentadora: María Luisa Núñez

 

 

 

 

 

Comparte este artículo

Cantaor de la escritura. Jondura utrerana extrema.

NO COMMENTS

ESCRIBE TU COMENTARIO. Rellena los campos NOMBRE y EMAIL con datos reales. Para que se publique en nuestro portal, el comentario no puede ser anónimo.

X